UNA LUZ DE ESPERANZA PARA EL NIÑO CON LAS MANOS MÁS GRANDES DEL MUNDO

Mohammad Kaleem, un niño de ocho años de la India, sufre de gigantismo localizado, una enfermedad que provoca que sus manos y sus brazos crezcan hasta un tamaño desproporcionado.

Durante años, la gente de su pequeño pueblo, situado en el estado de Jharkhand, al este de la India, le ha considerado “maldito” y lo han marcado como un “hijo del diablo”.

De hecho llegaron a prohibirle asistir a la escuela, afirmando que podía asustar a sus compañeros.

A medida que Kaleem ha crecido, se le ha hecho más difícil para completar sus tareas diarias, como vestirse, comer y tomar un baño y sus padres, que ganan un salario modesto, no han sido capaces de cubrir los cuidados necesarios.

Sin embargo, después de que la historia de Kaleem fuera noticia en varios periódicos internacionales, ha sido finalmente ayudado por expertos médicos en el sur de la India.

Los médicos del Ganga Hospital en Coimbatore, intentarán reducir el tamaño de sus manos y mejorar su nivel de vida a través complejas operaciones.

El Dr. Raja Sabapathy es un cirujano de la mano pionero, conocido por su experiencia en la micro cirugía.

El caso del niño es uno de los más complejos jamás vistos y el Dr. Sabapathy y su equipo se enfrentaron al reto de hallar una manera de reducir el tamaño de las manos y los dedos de Kaleem, sin dañar sus nervios, para que todavía pudiera utilizarlas tras la operación.

“Nos decidimos por una sola mano, para empezar. Esta fue nuestra mejor manera de evaluar el estado”, dijo el Dr. Sabapathy. “Al mismo tiempo, no queremos afectar la movilidad del niño”

Ha sido necesaria una cirugía de ocho horas para reducir el volumen de su antebrazo y de la mano, y serán necesarias otras cirugías para reducir las placas de crecimiento para que su mano y los dedos no crezcan más.

Sin embargo, en el pueblo donde vive Kaleem, los supersticiosos vecinos siguen convencidos de que Kaleem ha sido maldecido y que la cirugía será inútil.

“No existe un tratamiento para este chico. Es el hijo de un demonio. Lo que le sucede se debe a que sus padres deben de haber cometido un acto equivocado en algún momento de su vida”, afirma Mohammad Kaleem, el tio del niño.

Sin embargo, los padres del niño se muestran optimistas tras las primeras operaciones y tienen la esperanza de que el niño sea aceptado finalmente en la escuela.

El director del colegio afirma que: “Con la mejora en la mano, parece que podrá comenzar las clases. También estamos instruyendo a nuestros alumnos para que no intimiden a Kaleem”

Share this

Related Posts

Previous
Next Post »

DEJA TU MENSAJE