Novia llega a su boda en una caja

Se encargó de hacer de su entrada triunfal algo realmente original

Llegar a la ceremonia de boda en una limusina, una carreta o a caballo podría ser el sueño de cualquier mujer que quiera casarse, pero no de Jenny Buckleff. La mujer de 58 años de edad ideó un plan para hacer su entrada a la iglesia aún más trascendental.

Se le ocurrió que la manera más original de hacerlo, era llegar dentro de un féretro. Sí, un ataúd, pero no estaba precisamente muerta, o más bien sí, muerta de risa al ver las reacciones que su ocurrencia provocó en los invitados.

Para ello, la mujer mandó colocar llantas en el ataúd, de manera que era como un remolque. De esa manera pudo desplazarse cómodamente acostada hasta la entrada de la inglesia. Una vez ahí, le ayudaron a bajar.

Al parecer el novio no resultó muy impresionado que digamos, aunque sí podemos decir que gracias a esto, ella se ganó un lugar en este sitio web, y en muchos más.

Share this

Related Posts

Previous
Next Post »

DEJA TU MENSAJE