¡Muere aplastado por la tumba de su suegra!

Stephen Woytack, un hombre jubilado de 74 años, residente de San José de Scraton, se encontraba adornando la tumba de su suegra en el cementerio junto con su esposa.

Mientras él estaba arrodillado, su esposa ataba un crucifijo en la lápida, pero la piedra de 180 kg cedió y aplastó al hombre.

El cuidador del cementerio, acudió de inmediato al lugar pero nada se podía hacer: "Llegué allí corriendo y la imagen era muy dura de ver. Ha sido muy trágico y no podía hacer nada", relató.

Los familiares informaron que el hombre sería enterrado junto a la tumba de su suegra en el mismo cementerio.

Share this

Related Posts

Previous
Next Post »

DEJA TU MENSAJE