Luchó 30 años contra una parálisis cerebral y se curó con una sola pastilla

La chica es estadounidense y había sido mal diagnosticada. Asegura no tener ningún resentimiento contra los especialistas.

Jean Abbott tiene 38 años y pasó la mayor parte de su vida postrada, pasando de la cama a la silla.

Cuando tenía cuatro años le daignosticaron le diagnosticaron diplegia espástica, una forma de parálisis cerebral. Estuvo tres décadas sufriendo espasmos musculares, debilidad e inmobilidad casi total por lo que debió someterse a dolorosas operaciones.

Cuando estaba a punto de cumplir 30 y ya tenía tres hijos, fue al médico por una sobredosis accidental de medicamentos y descubrió algo que le cambiaría la vida para siempre.

El dector que la atendió cuestionó el diagnóstico inicial y la derivó a otro neurólogo que le diagnosticó una distonia dopa - sensible autosómica recesiva, una enfermedad rara pero con tratamiento.

Apenas dos días después de recibir la dosis correcta, Abbott conseguía pararse por sí misma.

La chica dijo al Daily Mail que si bien muchas veces deseó no haber tenido que pasar por tanto sufrimiento, no guarda ningún rencor con la primera neuróloga que la trató. La mujer era considerada una de las mejores de su campo y nadie se planteó en buscar una segunda opinión

Share this

Related Posts

Previous
Next Post »

DEJA TU MENSAJE