jueves, 10 de febrero de 2011

15 fantasías sexuales Extremas

1.- Muñeca vestida de azul: Esta fantasía te lleva a tener sexo con muñecas. Una variante podría ser el androidismo, que es la excitación con muñecos o robots con aspecto humano.

2.- ¿El huevo o la gallina?: En muy frecuente que en el entorno rural, los primeros encuentros sexuales de los jóvenes se dé con los propios animales del campo. Es muy frecuente que las gallinas (avisodomía) sean las receptoras de aquellos instintos que se intensifican con la pubertad.

3.- Tengo manita no tengo manita: Cuando es la amputación quien te lleva a conseguir un orgasmo estamos hablando de algo un poco más fuerte. Ya sea que desees tener una novia sin un brazo o con una pierna de palo o que tu propia fantasía sea ser amputado mientras haces el amor. La dismorfofilia es la atracción sexual por mujeres deformadas.

4.- Santo, Santo, Santo: La hierofilia es la atracción sexual por objetos sagrados, su profanación o la masturbación durante la misa. Si tú novia le da por masturbarse con cruces, no dudes en llamar a un exorcista.

5.- ¡Huele a gas!: La flatofilia es cuando te excitas al oler tus propios pedos o los de tu novia. Si en plena acto sexual a tu chica se le sale uno, y tú lo disfrutas, dile que jamás habías olido algo tan excitante.

6.- ¡Contra el mal, la Hormiga Atómica! La formicofilia es el placer que proviene de los pequeños insectos -hormigas, caracoles, sanguijuelas- y su caminar por tus genitales o los de tu novio (a).

7.- Una cana al aire: La gerontofilia es cuando tienes relaciones sexuales con una mujer muchísimo mayor que tú, de la tercera edad o de la misma edad que tu madre. Así que deja que ella se eche una cana al aire y tú échate a la canosa.

8.- Viólame: Entramos a terrenos más bizarros, la hibristofilia es fantasear con llevar a cabo una violación “teatral”. En donde tú eres el violador y tu chica la violada. También puede ser que ella se excite al saber que tú has cometido un crimen.

9- La tiesa: Hacer el amor con un cadáver (Necrofilia) puede ser una de tus fantasías favoritas.

10.- Me anda del dos: Pongámonos cochinones. La coprofilia es cuando a ti o a ella le encanta oler, comer, untarse su propio excremento o el del otro. Salvador Dalí se lo untaba en los bigotes. Así mismo Hitler defecaba sobre sus mujeres a la hora del amor. Un ejemplo fílmico es Los 120 días de Sodoma, de Pier Paolo Pasolini, adaptación de la obra del mismo nombre del mismísimo Marques de Sade, el rey de las parafilias.

11.- Oríname: Pasa lo mismo cuando hueles, bebes o te bañas con la orina de tu chica o al contrario, cuando ella hace lo mismo con la tuya.

12.- ¡Crruash! ¡Puum! ¡Kaput! La sinforofilia es la excitación por provocar algún accidente, dicha acción es la que te lleva al orgasmo. Si ves en tu cineclub Crash: Extraños Placeres, réntala, no hay mejor ejemplo al respecto. O siquiera ve el video de Madonna, What it Feels Like far a Girl , en donde ella y una anciana se excitan al chocar su auto varias veces.

13.- Ducha romana: es la acción de vomitar sobre tu pareja en el momento del acto sexual.

14.- Los vampiros: Poniéndonos más rudos, el extraer sangre de tu cuerpo o el de tu chica es denominado como Vampirismo, una variante puede ser la excitación por el uso de agujas o de catéteres. Y si nos ponemos todavía más bizarros, coser la piel con aguja e hilo es la acción que te lleva al orgasmo (consuerofilia).

15.- ¡Me ahorcó, óigame no! Si mientras haces el amor con ella, a ti te dan ganas de ahorcada, asfixiada o ahogada y eso es lo que te erotiza, hablamos de la asfixiofilia. Tu objetivo no es matarla, quizá de placer sí, pero nada más. En cambio si a ella le excita tal acción, pues su fantasía será la de ser asesinada.

lapatilla.com