LOS LECTORES PREGUNTAN-1

"Soy un hombre heterosexual de 38 años y hasta hace muy poco no había tenido relaciones sexuales con ninguna mujer, solo masturbación. Mi problema es que no mantengo el suficiente tiempo la erección durante el coito o incluso fuera de él, por lo que me es imposible tener orgasmos con mi pareja. ¿a que se puede deber esta reacción, es un problema físico o psicológico?".
Es un problema de aprendizaje, a tu edad ya deberías haber tenido un montón de relaciones sexuales. Tómatelo con tranquilidad, no te preocupes por cumplir ni quedar bien. Saca de tu armario tu egoísmo y ten relaciones para ti sólo, sin pensar en el placer de tus parejas o en cumplir.

"En septiembre hemos dejado de tomar precauciones porque queremos ser padres. Me vino la regla sobre 4 o el 5, mantuvimos relaciones el 27 de septiembre. ¿Estaba en mis días fértiles, cómo puedo saber cuándo son? Mis reglas me vienen cada 30 días aproximadamente. También quiero preguntar si hay algún régimen o método que sirve para quedarse embarazada de niño o niña".
Si bien desde el primer día de la regla se considera la posibilidad de embarazo, la fecundación sólo se produce en las trompas en los los tres días centrales del ciclo; las cuentas son fáciles, divide la duración de tu ciclo en tres, en tu caso da 10 y marca en tu calendario los diez días centrales de esos, los cuatro centrales son los mejores. Pero a veces la ansiedad por el embarazo te impide quedarte, por eso lo mejor es disfrutar a lo que te pida el cuerpo. Sobre la otra pregunta, en los años 60 se puso de moda la idea que comiendo frutas, verduras e hidratos se tenían niñas y aumentando la ingesta de proteínas se tenian niños. Luego se vio experimentalmente que el método no funcionaba.

"Llevo con mi pareja 4 años, hace unos días me desperté en plena noche y vi a mi pareja dándose placer a él mismo y eyaculando, me hice la dormida pero no lo estaba, me sentí muy mal pero nunca se lo dije. Desde ese momento no lo veo igual y yo tampoco me siento la misma, ya que siento que yo no lo hago sentir bien en la cama. En alguien que no tiene una relacion estable lo entiendo pero en alguien que tiene pareja no lo veo normal".
Masturbarse y tener relaciones sexuales don cosas distintas y se pueden hacer sin menoscabo de la relación. Muchas personas se masturban en mitad de la noche o al acostarse porque les relaja y luego duermen como benditos, es algo mecánico, como hacer gimnasia, y no implica sentimientos ni carencias. la sexualidad compartida es algo mágico, pero luego cada uno tiene que tener su propia vida.

Tener sexo descongestiona la nariz

Tener un orgasmo permite que fluya la sangre y en consecuencia a descongestionar la nariz.

Así lo demuestra un estudio realizado en el Departamento de Neurocirugia de la Universidad de Medicina de Tabriz, en Irán.

El consejo es combatir el resfrío por medio de relaciones sexuales o la masturbación.

“De este modo, evitamos recurrir a fármacos que pueden tener efectos secundarios”.

Dicha investigación concluye que un orgasmo tiene tal efecto sobre el sistema nervioso que descongestiona los vasos sanguíneos que atraviesan la nariz y que causan la molesta congestión nasal.

Cabe mencionar que el estudio excluyen a las mujeres y a los jóvenes en sus conclusiones, por sus creencias religiosas.

LOS LECTORES PREGUNTAN-2

"Desde hace un tiempo vengo notando que tengo uno de los labios menores más grande y oscuro que el otro, y que sobresale un poco. No me causa ningún tipo de molestia, y no sé si es normal y a mí me ha tocado tenerlo así como el que tiene la nariz o los pies grandes, o es síntoma de algún problema".
Exactamente, tú los tienes así, pero además no es una forma tan extraña, el 68% de las mujeres los tienen de este modo.

"Te pregunto sobre la aneyaculacion. Mi problema es que no consigo llegar al orgasmo mientras mantengo una relacion con mi pareja, pero cuando lo hago yo solo, llego sin ningún problema. ¿Qué puedo hacer?". La causa inmediata de lo que te pasa es un mal aprendizaje, has enseñado a tu pene a aguantar y se ha pasado de vueltas, la causa remota es la ansiedad ante la ejecución, deseas tanto quedar bien que te olvidas de tu placer y te centras en el del otro/a, por eso cuando estás solo no te pasa. Te recomiendo que visites a un buen sexólogo/a.

"Mi marido quiere que hagamos juegos escatológicos (yo recibir). A mí no me atrae la idea y se lo digo, pero entonces él me dice que al principio tampoco me atraía el sexo anal y que con un poco de práctica me acabó gustando. También me dice que tú en este foro siempre aconsejas probarlo todo. ¿Que debo hacer?".
Yo no aconsejo probarlo todo, me parece que el sexo además de estar al servicio de la reproducción (en los humanos poco) es una fuente de placer, de curiosidad y de experimentación. Esto vale para cualquier conducta sexual por muy rara que sea. Pero lo que sí estoy totalmente a favor de la paridad, y si a ti no te gusta mucho, puede que el hecho de que él también lo pruebe te anime.

CUERNOS VIRTUALES

Según un reciente informe del Observatorio Español de Internet (OEI) alrededor de dos millones y medio de personas (se dice pronto) son ciberadúlteros, es decir, que practican sexo a través de Internet con otros seres humanos pese a tener pareja estable.

Un 10% de ellos –casi medio millón de personas- acaba quedando con su ciberamante para poner en práctica en la realidad lo ensayado a través de la pantalla del ordenador.

El presidente del OEI, Francesc Canals, reconoce que Internet ofrece a los navegantes una facilidad pasmosa para establecer contactos con otras personas: “El anonimato preponderante en Internet y la excitación que se experimenta por la conquista son elementos determinantes, muchos usuarios de chats confiesan sentirse estimulados por esta excitación que supone el hecho de ser valorado y cortejado por interlocutores del sexo contrario”.

Esto hace que, a diferencia de lo que ocurre con la pornografía, en el mundo de los chats y las webcams haya cada vez más usuarias de sexo femenino, aunque muchas veces no sea tarea fácil dilucidar si se trata de mujeres de verdad o de hombres cibertravestidos.

LOS LECTORES PREGUNTAN-3

"Padezco eyaculación precoz. Me voy muy rápido en todas las relaciones sexuales que mantengo y ahora que no tengo pareja es verdaderamente un problema. Quiero solucionarlo".
Pilar: Me parece que te has hecho un diagnóstico demasiado rápido. ¿Cómo sabes que eres eyaculador precoz y no que tus parejas son de orgasmo lento? Hasta que no está claro tu diagnóstico no te gastes el dinero en consultas.

"¿Es verdad que cuando una chica está con la regla se puede hacer sin preservativo, eyacular dentro y que no se quede embarazada?".
En fecundidad los milagros existen y son simples consecuencias de la relajación y de una vida sana
Pilar: No, no se puede. Desde el primer día de la regla, que es el primer día del ciclo hay riesgo de embarazo. Los días infecundo son los dos o tres anteriores a la regla, pero son muy difíciles de determinar.

"Soy una chica de 21 años que ha tenido y tiene relaciones sexuales pero siempre sin penetración, me excito y tengo algún que otro orgasmo pero en el momento de la penetración noto cómo se me cierra el orificio. ¿Seré que no estoy preparada aun para la penetración?".
Lo que te pasa se llama vaginismo, que es una contractura involuntaria de los músculos perivaginales y no se resuelve de forma natural, has de recurrir a una terapia.

ORACION DE LA CERVEZA

Image and video hosting by TinyPic


Santa Presidente que estás en el freezer,tan refrescante suena tu nombre, venga a mi vaso a tu cuerpo, hazmesentir el sabor del encuentro, hágase tu presencia así en la mesa comoen el suelo.

Danoshoy el trago de cada día, Perdona a la Bohemia, como así tambiénnosotros perdonamos a la Brahma. No nos dejes caer en la benedicta ylíbranos de la resaca

Mujer: 'liberal o reservada en la cama? POR YOKASTHY HERRERA

• 'Tomas la iniciativa?
Si el deseo de consume y quieres buscar un momento de intimidad, 'eres de las que propone juegos sensuales a tu pareja para satisfacer tus fantasías? 'O siempre esperas que él decida? Para algunos hombres, las mujeres atrevidas y sin miedo en la cama son las que más los derriten... ¡Tú escoges cómo tenerlo rendido a tus pies!



• Juguetes eróticos
Originales consoladores, vibradores, bolas chinas y una larga lista de objetos toman cada vez más fuerza en las terapias sexuales de pareja. 'Te atreverías a usar alguno? 'O das un no rotundo? Las posibilidades de mejorar tu placer dependen de las ideas que los dos acuerden, puedes sorprenderlo con algún juguete o invitarlo a un Sex Shop para divertirse juntos. ¡Tú decides!


• Ropa sexy o cero sensualidad?


'Usarías algún disfraz sugestivo o lencería seductora para sorprenderlo cuando te vea? 'O piensas que esas prendas atrevidas no son para ti? La moda sexy está hecha para cumplir los estereotipos oníricos de muchos hombres y mujeres, desde panties comestibles hasta accesorios sadomasoquistas está en el mercado. ¡Tú eliges el nivel que mejor te va, lo importante es que te sientas segura y puedas seducirlo antes de desvestirte!

• 'Incluyes 'vacaciones sensuales de pareja'?
'Te has atrevido a proponer un fin de semana lleno de erotismo con tu chico? 'O ese tipo de planes jamás pasaría por tu cabeza? Innovar en la cama también tiene momentos picantes y días de relajación que pueden calmar el estrés para ambos. ¡No temas seducirlo, si le gusta, tal vez puedan repetir el plan con más frecuencia!


• Sexo oral, 'sí o no?
El sexo oral implica un elevado grado de intimidad y un adecuado nivel de confianza. Si lo aceptas entonces eres de las mujeres que lo consideran una alternativa muy apasionada, y ofrecerlo a ellos como recibirlo resulta muy estimulante. Pero si no lo toleras, eres de las chicas que no lo incluyen en su repertorio y lo ideal es que lo dejes claro desde el principio para evitar choques.

• Te suena la idea de cambiar de escenario?
La cama no es el único lugar para hacer el amor, las chicas más atrevidas saben que no hay nada más excitante que hacerlo en un lugar público. Si eres de las que lo proponen estás a años luz, pero sí en cambio eres capaz de cachetear a la pareja que se atreva a hacer tal insinuación puede que tu prefieras una noche más romántica y tradicional. Mujer: 'liberal o reservada en la cama?


• Tríos o intercambio de parejas. Lo propondrías, lo aceptarías?
Cada vez más son las parejas estables que se atreven a ensayar el ya popular juego 'swinger' o intercambio de parejas, existen lugares donde ambos se pueden sorprender con lo más recóndito de sus deseos. Los tríos son aún más comunes, más si son dos mujeres y un hombre, pero tú lo aceptarías, o eres tan liberal como para proponerlo? Aunque, si en cambio prefieres la monogamia, nadie te lo reprochará.


• Hablas de sexo con libertad'
Hablar de sexo no sólo es constructivo sino placentero, y si no lo haces con tu pareja puede que estés llegando muy lejos con tus tabúes. Contar tus fantasías, oír las de él y escoger las que más les gusten, puede cambiar la rutina de ambos. Además, es la oportunidad para conocer a tu pareja, muchos chicos sienten vergüenza de tomar la iniciativa a la hora de hablar de sexo con sinceridad. ¡Atreverte te liberará!


• Finges los orgasmos
Fingir los orgasmos está OUT, es mejor ser sincera y decir que no lo lograste y así podrás tomar medidas para que no tengas que privarte de ese placer. Muchas chicas temen ser juzgadas como 'frígidas' , y esa es la razón que ellos dan para salir absueltos del problema. Ser conservadora en ese sentido no te aportará nada. Las chicas que lograron abrir la mente y exigen ser complacidas por su pareja disfrutan más...


• Expresas el placer?
'Hablas en la cama, gimes, escribes poemas eróticos, ves películas X con tu pareja, te masturbas? Si las respuestas son positivas, definitivamente tienes una mente abierta, pero sí en cambio guardas silencio en la cama, eres incapaz de insinuarte y no te atreves a mencionar la palabra pene ni vagina, es seguro que tiendes a ser más conservadora. No le temas a poner un poco de picante a las relaciones, ve poco a poco y sobretodo: ¡disfruta! Recuerda que liberar un poco la mente no quiere decir que seas una bandida.


• Tips de sexo: ¡Aplícalos!
'Eres de las que lees tips de sexo sólo como entretenimiento, pero nunca los aplicas? O lo que es peor lo haces a escondidas? Esto sería un mal síntoma, ser conservadora no está mal, pero atreverte a aplicar uno que otro consejo para mejorar la vida sexual estaría mucho mejor...

YOKASTHY HERRERA”
PARA INTIMIDAD RADIO…

7 claves para el éxito de una relación sexual

1. Mejor Intimidad
Para que la relación sexual sea un momento inolvidable, los dos necesitan confianza y cariño. Para reforzar ese sentimiento, es importante que ambos guarden un tiempo para demostrarse el afecto que tienen por su pareja: Siéntese de espaldas a la pared, y dígale a su pareja que se acueste, apoyando su cabeza sobre sus piernas, mientras que usted la abraza cariñosamente. Luego intercambien lugares y repitan este momento. Pueden hacer esto, vestidos o desnudos, antes de hacer el amor o en cualquier momento.

2. Besos y más besos
Los labios son muy sensibles, es más, son la única parte del cuerpo que tiene más nervios y más sensibilidad que el clítoris. Prueben estas cinco formas para besar:
- Deje que los labios de su pareja se resbalen entre los suyos.
- Muerda los labios de su pareja y presione con los suyos.
- Succione su lengua. Esto estimulará a las glándulas de saliva que hay debajo, y que producen una saliva que es muy dulce.
- Respire sobre labios húmedos, inhalando o exhalando, es extremadamente sensual y excitante.

3. Nada como el sexo matutino
Pruebe una relación íntima en la mañana. Una vez que lo haga, seguramente lo convertirá en un hábito, ya que nada mejor que una sesión de sexo ‘bien temprano’ para mantenerse todo el día pensando en el ser amado y en lo que les faltó por hacer. Dense algo de tiempo antes de ir a trabajar. ¡No se arrepentirán!

4. Almohadas en posición estratégica
Colóquelas de varias formas:
· Apiladas detrás de su espalda: Usted podrá observar a su pareja, mientras le besa todo el cuerpo.
· Apiladas en una esquina: Creen un nuevo espacio que esté listo para hacer el amor (y deshacerse de las evidencias con rapidez).

5. El mejor "punto"
Al igual que el clítoris y el punto G, existe otra parte de la anatomía sexual de la mujer, que la puede ayudar a conseguir un orgasmo. Se trata del cuello uterino o cervix, que es la entrada al útero y además es un órgano rico en terminaciones nerviosas altamente sensibles. Pocas mujeres saben que la fricción del cérvix con la punta del pene puede producir un orgasmo. Acuéstese boca arriba con las piernas levantadas (esto acorta el tracto vaginal y hace más accesible el cérvix).

6. Cuestión de sincronización
Durante los cinco días posteriores al final del periodo, por lo general los orgasmos de una mujer pueden ser más frecuentes y placenteros que en cualquier otro momento del mes. Muchas mujeres sostienen que cuando mejor se sienten es en esa época -después de dejar de menstruar, pero antes de que aparezcan los síntomas premenstruales- es entonces cuando son más sensibles. Traten de programar tiempo exclusivamente para hacer el amor entre el quinto y décimo día de su ciclo. Lo disfrutarán mucho más.

7. La comunicación
Compartan juntos sus fantasías, sus deseos, lo que les gusta y lo que no. Recuerden que la mejor manera de obtener algo, es pidiéndolo. Por lo general, las parejas que declaran tener las mejores relaciones sexuales, son las que tienen muy buena comunicación, dentro y fuera del dormitorio.

LOS LECTORES PREGUNTAN

Mi chico ha puesto un espejo en su dormitorio y le gusta verse cuando hacemos el amor. Yo, a veces, pienso que lo está haciendo consigo mismo y que yo no estoy ahí. Me siento muy mal. ¿Qué le pasa? ¿Qué hago?
Puede que tu chico tenga muy desarrollado el sentido de la vista y a través de ella percibe y siente la excitación sexual. No creas que no está haciendo el amor contigo, lo que pasa es que se siente muy bien cuando se ve haciendo el amor, porque su sexualidad es una parte muy importante de su autoestima. Puede que tú necesites que él te hable y te diga cosas para que no te sientas sola. Díselo.

Soy un chico de 18 años. Me dan miedo las relaciones sexuales, por eso ni me masturbo, y cuando tengo sueños eróticos luego se me encoge el estómago.
Eres de adolescencia lenta, pero no te preocupes, la vida es muy sabia y hace las cosas muy bien. Haz lo que en cada momento te vaya pidiendo el cuerpo; si te pide permanecer en la infancia, quédate, en cualquier momento estarás fuera. Habla con tus padres; ellos seguro que te entienden porque han pasado por lo mismo que tú. ¡Ah!, y mastúrbate; es una práctica muy sana que no tiene nada que ver con crecer, pero que prepara tu mente para el futuro. No tengas miedo a tus sueños eróticos, ellos te van a decir mucho de ti mismo.

Tengo una pequeña erupción en los labios menores que se pone peor cuando tenemos relaciones sexuales. ¿Qué puede ser?
Una erupción siempre es un síntoma de que algo en la piel no va bien. Consulta con tu médico de cabecera y no lo dejes.

Fantasias Sexuales Masculinas

Fantasías sobre su pareja actual: no es ninguna broma. La principal fantasía sexual de la mayoría de los hombres trata de las cosas que han hecho o que les gustaría hacer con su pareja. (También es la principal fantasía de las mujeres). Olvídate de las suecas pechugonas suplicando más y más. Las escenas donde la novia es la estrella son más frecuentes. ¿Por qué? Porque la carne disponible suele excitar más que la carne inalcanzable, ya que existen más probabilidades de que la fantasía se convierta en realidad.

El sexo con una mujer que no es su pareja: tal vez una ex amante, una amiga de su novia, quizá una mujer famosa. La base psicológica de esta fantasía es clara: mucha gente ansía acostarse con alguien nuevo y la fantasía es una forma excelente de dar rienda suelta a ese deseo sin perder a la pareja en el proceso. Si la mujer de la fantasía es virgen, el hombre se ha otorgado el papel de maestro y la inicia en los placeres hedonistas a través de sus dotes sexuales. Si la chica tiene tetas muy grandes, los freudianos dirían que no ha cortado el cordón umbilical, pues los senos son un símbolo de la infancia. Terapeutas más juiciosos dirían que es de esos tipos que relacionan los pechos grandes con el modelo ideal de mujer sexy.

Hacer o recibir sexo oral: esta fantasía ocupa un puesto muy alto para ambos sexos. La felación imaginada tiene el ingrediente extraordinario de que la mujer no lo hace para dar placer, sino para recibirlo. Por eso venera el poderoso pene del hombre, lo succiona, lo engulle, lo lame con lascivia y le ruega que se lo deje un ratito más. La felación va acompañada de comentarios como “Hmmmm, es enorme” y, evidentemente, la chica no sólo se traga hasta la última gota del semen sino que luego se lame los labios. Esta fantasía es la idea del paraíso para casi todos los hombres (y una que la pareja puede fácilmente hacer realidad). Las fantasías en las que él realiza el cunilingus también son frecuentes. A muchas mujeres les excita más el sexo oral que el coito, y él sabe que eso es lo que volverá loca a su pareja. Además, hay una parte de los hombres que todavía cree que el sexo oral es más “inmoral” que el coito, y eso lo hace aún más excitante.

Sexo con dos o más mujeres: se trata del sueño adulto equivalente a la fantasía infantil de quedarse encerrado en una tienda de dulces. Si acostarse con una mujer es placentero, acostarse con dos tiene que serlo el doble. Si a eso le añades sexo lésbico, seguro que te sentirás flotar en una nube con cara de “¡quién pudiera!”. En la fantasía, el hombre es un semental sin igual, capaz de dar orgasmos de locura a ambas mujeres una y otra vez. En la realidad, a muchos de los hombres les preocupa, consciente o inconscientemente, no poder satisfacer a una sola mujer, de ahí que sea un sueño satisfacer a dos. Los estudios demuestran que la gran mayoría de los hombres no quiere (y no podría afrontar) semejantes exigencias sexuales en la vida real. Las fantasías “orgiásticas” no sólo suprimen los problemas logísticos reales (“¿Te importaría apartar la pierna?”, “Me has metido el dedo del pie en la nariz”), sino que le permiten tener un orgasmo detrás de otro. Ver a dos mujeres hacer el amor, sobre todo si las conoce (la pareja es a menudo una de ellas) es otra fantasía masculina. En la versión clásica, el hombre llega a casa del trabajo y encuentra a su pareja vestida con ropa ligera y acurrucada en la cama con una amiga despampanante. Manos, esposas y lenguas son las estrellas del espectáculo, pero el momento culminante se produce cuando le suplican que se una a ellas para que puedan gozar de verdad.

Mirar cómo otras personas hacen el amor o que le miren: se llama voyeurismo y exhibicionismo respectivamente. En realidad, pocas personas se resistirían a mirar a una pareja que está haciendo el amor si tienen la seguridad de que nadie les descubrirá. El voyeurismo, no obstante, es una fantasía (tanto masculina como femenina) porque el sexo es una actividad que se realiza en la intimidad. Vemos a parejas haciéndolo en la tele, pero raras veces en la vida real. También existe un ingrediente narcisista: el hombre se imagina que forma parte de la pareja porque no puede verse cuando hacen el amor. Aunque lo haga delante de un espejo, éste no cubre todos los ángulos y el hombre se olvida de mirar en los mejores momentos porque está demasiado excitado. A algunos hombres les excita imaginarse a otros hombres haciendo el amor a su pareja, criatura insaciable que él solo no puede satisfacer. Obviamente, pocos individuos (valientes o estúpidos) trasladan esa fantasía a la vida real. Las fantasías exhibicionistas suelen girar en torno a la admiración por parte de otras personas. Mientras el hombre hace el amor con una mujer, otra mujer les contempla y admira sus habilidades sexuales, muerta de envidia por no ser ella la poseída. Son fantasías que hinchan el ego.

Ella se masturba delante de él o él ve cómo lo hace sin que sepa que está mirando: ver cómo la pareja se acaricia es una de las fantasías más frecuentes entre los hombres, probablemente porque les recuerda que a ellas les interesa el sexo tanto como a ellos. Espiar satisface su lado curioso: ¿a qué se dedica su novia cuando no está en casa?
Sexo anal: el hecho de que el ano masculino sea una zona innegablemente erótica no significa que se tenga tendencias homosexuales. A muchos hombres les encantaría que su pareja le penetrara con el dedo o practicar con ella el coito anal, pero no lo proponen porque temen que piense que son homosexuales. Así pues, se limitan a fantasear.

Sexo anal: el hecho de que el ano masculino sea una zona innegablemente erótica no significa que se tenga tendencias homosexuales. A muchos hombres les encantaría que su pareja le penetrara con el dedo o practicar con ella el coito anal, pero no lo proponen porque temen que piense que son homosexuales. Así pues, se limitan a fantasear.

Ataduras: las mujeres suelen imaginar que las atan y los hombres imaginan que atan, lo cual es perfecto si deciden hacerlo en la vida real. Fantasear con ataduras se asocia con tener el poder o renunciar a él, y ambos casos resultan atractivos. Muchas veces la intención no es inmovilizar a la pareja sino tenerla bien amarrada porque el hombre no siente que sea verdaderamente suya. La mayoría de las veces la idea de atar surge porque aparece en muchos libros y películas eróticas. Las fantasías sadomasoquistas son menos frecuentes pero no excepcionales. El sádico se excita infligiendo dolor a otra persona, el masoquista se excita recibiendo dolor. Las fantasías sadomasoquistas suaves suelen tratar de latigazos y bofetones. Para algunas personas, el dolor y el placer van unidos, y es cierto que los bofetones aumentan la circulación sanguínea en la zona genital, lo cual incrementa la excitación física. Las fantasías masoquistas a veces brotan de la creencia inconsciente de que el sexo es malo (como le gusta, hay que castigarle).

Fingir una violación: contrariamente a lo que la mayoría de las mujeres cree, cuando el hombre imagina que obliga a una mujer a realizar el acto sexual, está dando rienda suelta al deseo de subyugarla por medio de su extraordinario carisma y técnica sexual, no de la violencia. Ella empieza por decir “no”, pero al ver el supermiembro que le ofrece el hombre no puede evitar decir “sí”. Al final nadie sale herido y la víctima acaba disfrutando más que el hombre. Si es ella quien obliga al hombre a hacer el amor, él se deleita en el papel de sumiso, lo que supone un descanso de la responsabilidad real de tener que llevar siempre la batut Sexo con otro hombre: las fantasías con alguien del mismo sexo o con un trío que incluye a un segundo hombre son muy corrientes y no significan que tenga un deseo secreto de ser homosexual. Simplemente significa que es sexualmente curioso.

Fantasias sexuales femeninas

1.- Realizar prácticas sexuales que nunca serían capaces de llevar a la realidad. Esto incluye prácticamente cualquier cosa, y confirma el carácter liberador, lúdico, que tienen las fantasías eróticas. Las mujeres tienen este tipo de fantasía en mayor medida que los hombres. Un 28% de ellas se excitan así.

2.- A esa fantasía le sigue tener sexo con un extraño. Una de cada cinco mujeres (21%) fantasean de este modo. En ocasiones se trata de alguien conocido del inmediato entorno de la soñadora. Pero la mayor parte de las veces se trata de alguien visto fortuitamente por la calle, en el trabajo, o en cualquier otro ambiente cotidiano.

3.- Un 19% de las mujeres, sobre todo las más jóvenes, fantasean con que son obligadas a tener relaciones sexuales por conocidos o desconocidos. Ojo con esta fantasía, porque algunos (y, aunque menos, algunas) encuentran que la misma explica las violaciones de muchas mujeres. Nada es menos cierto que eso. Se trata de fantasías, de excitarse mediante hechos que pueden dar morbo por la situación creada a su alrededor (estar indefensos ante el otro puede ser excitante para muchas personas muy resolutivas en la vida real), pero eso no implica un deseo, ni directo ni indirecto, de ser violadas o de provocar violaciones.

4.- La actividad sexual realizada con más de una persona del sexo opuesto ocupa la fantasía del 18% de las mujeres. forma parte de esa necesidad de imaginarse situaciones que, probablemente, no serían capaces de realizar en la vida real.

5.- Un número mayor de mujeres heterosexuales que de hombres fantasean con tener relaciones sexuales con alguien del mismo sexo: 11%. Esto sucede así porque las mujeres reciben culturalmente el mismo gusto que los hombres por la belleza femenina y son capaces de admirarla sin tapujos homófobos.

6.- Finalmente, la fantasía que ocupa el último lugar entre las mujeres es la de obligar a alguien a tener relaciones sexuales sin su consentimiento o con un asentimiento forzado. Esta fantasía ocupa al 3% de las mujeres. Aparece con menos frecuencia que en los hombres, precisamente por ese modelo general del fantasear femenino que supone verse como receptoras de la actividad sexual ejercida por otros. En ese contexto, forzar a terceras personas a hacer algo está casi fuera de lugar, pues exigiría ser más activas que receptivas.

Hasta qué punto es importante el sexo en una relación

¿No? ¿Ni siquiera un poquito satisfecha? ¿Es él quien se siente insatisfecho? Cuando no conectáis es un problema, pero ¿tanto como para dejarlo todo? Si la cama se convierte en un territorio nada agradable hay que evitarla, pero ¿qué pasa cuando estáis enamorados?.

Para algunas mujeres el sexo está en un segundo plano siempre y cuando hayan encontrado a un hombre que de verdad valga la pena, al amor de su vida o, más claro, cuando estén enamoradas.

Si su pareja no acierta bajo las sábanas, optan por ‘echarle una mano’ y guiarle por su cuerpo, por los puntos más sensibles enseñando el ritmo y la frecuencia con la que quieren ser estimuladas por ellos.

Pero cuando no se dejan guiar, la distancia o la barrera aumenta en el sexo, un aspecto de la relación que debería ser de comprensión y complemento pleno entre los dos.

En el caso de que sea él quien no esté muy feliz cuando estáis a solas puede ser frustrante y crear algunos complejos innecesarios.

Lo mejor en estos casos es HABLAR hasta de lo más íntimo, aunque de un corte tremendo. Si vale la pena tu pareja intentará pasar por encima de cualquier problema. Si ni siquiera lo intenta puede que no esté interesado/a en salvar la relación de un bache. No muy estimulante, pero mejor a largo plazo: es mejor no perseguir a estas personas

Los mitos del amor y del sexo- Mito 1

“Si dos personas se aman de verdad, sus relaciones eróticas serán satisfactorias”. “Si las relaciones coitales o genitales no son satisfactorias para uno de los miembros de la pareja, significa que el otro miembro no le atrae, o que el amor se está acabando”.

Una de las ideas erróneas que podemos encontrar con mayor frecuencia en nuestra sociedad es la que afirma que el único factor que influye en la satisfacción erótica es la calidad de los sentimientos hacia la pareja.

Es cierto que unos fuertes sentimientos (positivos) hacia la pareja hacen que un contacto erótico de cualquier tipo (besos, caricias, caricias genitales…) generalmente se disfrute más.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que existen numerosos factores que influyen en la satisfacción erótica, muchos de los cuales no tienen nada que ver con el amor que se sienta hacia la pareja (por ejemplo: grado en que la persona conoce su cuerpo y sus gustos, confianza con la pareja, si está relajada o tensa, si desea el contacto, etcétera).

Los mitos del amor y del sexo- Mito 2

“Una mujer que ama a su pareja –hombre- tiene orgasmos con él durante el coito”.

Algunos hombres en ocasiones atribuyen la ausencia de orgasmo de su pareja durante el coito a la falta de amor o atracción hacia su persona.

Sin embargo, ya hemos comentado en numerosas ocasiones que la mayoría de las mujeres tienen orgasmos más fácilmente con relaciones eróticas como la masturbación (sola o compartida) y las caricias orales, que con el coito.
Y ello no se debe a la falta de amor hacia su pareja, sino más bien a la posición del clítoris.

Los mitos del amor y del sexo- Mito 3

“Una persona que ama a su pareja, no necesita fantasías eróticas para obtener satisfacción”.

Esta es una idea muy extendida, especialmente entre las mujeres. Algunas mujeres acuden a las consultas de sexología preocupadas porque su pareja lee revistas eróticas o mira pornografía en Internet. Piensan que esto implica que “ellas no son suficientes”.

También muchas mujeres mantienen su ‘jardín privado’ de fantasías eróticas, lo que alarma a veces a sus parejas. Lo cierto es que una persona puede encontrar sumamente atractiva a su pareja, estar muy satisfecho o satisfecha con sus relaciones eróticas y, además, mantener un mundo privado de fantasías eróticas con las que disfrutar.

Una cosa no quita la otra. Las fantasías en muchos casos son sólo fantasías que no se desean realizar (no son deseos) y en la inmensa mayoría de las ocasiones no implican una insatisfacción con la pareja.


Al contrario, suele suceder que las personas más satisfechas con su vida erótica, son también las que más fantasean.

Los mitos del amor y del sexo- Mito 4

“Una persona que vive una relación de pareja satisfactoria tiene, por tanto, relaciones coitales satisfactorias y no necesita masturbarse. Con las relaciones coitales con su pareja le debería bastar”.

Como ya hemos comentado, las relaciones coitales no son las más adecuadas para el orgasmo femenino.

Por otro lado, muchas personas (mujeres y hombres) mantienen encuentros eróticos satisfactorios con su pareja (de coito, caricias, masturbación mutua, etcétera) y, además, se masturban a solas disfrutando ambas posibilidades.

La erótica compartida no invalida la posibilidad de una erótica individual.

Los mitos del amor y del sexo Mito 5

“Un hombre tiene más necesidades eróticas que una mujer, por lo que, aunque ame a su pareja, a veces busca algo fuera, ya que los hombres son más promiscuos. Sin embargo, la mujer, si ama a su pareja no necesita buscar nada fuera”.

Esta creencia implica una concepción desigual de los dos sexos y de sus derechos y deberes a nivel erótico, asumiendo que los hombres tienen más derechos y menos deberes.

Además, vincula el deseo en la mujer únicamente al amor que siente hacia su pareja.

Lo cierto es que tanto en hombres como en mujeres, el deseo no sólo está influido por el amor hacia la pareja, sino por factores como los siguientes: el grado de confianza con la pareja, el grado en que los contactos eróticos son satisfactorios, el grado en que se ajustan a los propios gustos y deseos, el grado en que se conoce el propio cuerpo y las formas de estimularlo, etcétera.

Los mitos del amor y del sexo Mito 6-

“Si una persona siente atracción por alguien que no es su pareja, esto significa que el amor se está acabando o que esta persona no ama realmente al otro”.

En muchas ocasiones el que un miembro de la pareja sienta atracción hacia otras personas es vivido con mucha angustia. Pero es frecuente que mujeres y hombres con pareja se sientan atraídos en algún momento (o en varios) por otros hombres y/o mujeres.


Esto no significa que la pareja ya no guste, o que algo vaya mal, en la mayoría de las ocasiones esa atracción no se traduce ni siquiera en un acercamiento.

Es sencillamente una muestra de que nuestro erotismo está vivo, y con él la capacidad de percibir la belleza y el atractivo de otros seres humanos.

Las mujeres teñidas de rubio disfrutan de más sexo

un reciente estudio de la Universidad de Nottingham viene a demostrar que las rubias gustan más a los hombres o, por lo menos, ligan más y tienen más sexo.

¿Será verdad que las rubias gustan más a los hombres que las morenas?

Toda la vida pensando que era un tópico manido y ahora resulta que puede ser verdad. Y es que según la Universidad de Nottingham, las rubias puede que gusten más a los hombres que las morenas, o al menos las que tiñen de rubio ligan más y tienen más sexo.

No obstante, el estudio matiza que esto se debe a que las mujeres que se tiñen de rubio están más seguras de sí mismas a la hora de ligar o de pedir una cita. Sea como fuere, las "rubias" afirman que los hombres se acercan más a ellas o que amigos o conocidos de toda la vida se muestran más interesados en salir con ellas, recoge Daily Star.

El doctor Mark Sergeant asegura que teñirse el pelo es "un arte para mucha gente, pero de hecho hay mucha ciencia detrás de ello. Los cambios que notamos en el comportamiento y la psicología de los participantes fueron significativos", porque "no sólo creció su confianza, también se sintieron más atractivas y excitables sexualmente".

UN IMAN SEXUAL

Según la escritora Eva Gizowska, psicóloga experta en bienestar y autora del libro Seducción: 100 consejos para atraer, no hace falta que seas hermosa para resultarle atractiva a tu pareja. Tu atractivo no tiene que ver con la perfección física, sino con la forma de actuar. Más que un cuerpo llamativo, lo que cuenta es que tengas una mente seductora.

A continuación te damos algunos de los reveladores consejos de su libro para que aprendas a ser completamente irresistible para tu hombre:

Mejora tu imagen. Haz una lista de las 10 partes de tu cuerpo que aprecies más, como tus largas piernas, cuello esbelto, bonito pelo, piel suave, etc. Entonces céntrate cada día en una de esas partes y mímala. Cuanto más te cuides, mejor aspecto tendrás y mejor te sentirás contigo misma.

Recupera la pasión. Un truco de programación neurolingüística para mantener vivo el ardor: cierra los ojos, relájate y piensa en una situación en la que sentiste verdadera pasión por tu chico; imagínala y recuerda exactamente cómo te sentiste en ese momento. Mientras evocas ese recuerdo, une tus dedos pulgar e índice durante unos minutos para guardar entre ellos esas emociones. La próxima vez que quieras concentrarte en tu pasión, une tus dedos igual.

Luz de bengala sexual. Si tu relación empieza a ser un poco predecible, haz una lista de los caprichos pasionales favoritos de ambos, como bailar pegados, leer cosas excitantes, enviarse mensajes eróticos o darse chocolate en la boca. Sorpréndelo a diario con un "mini detalle seductor" que implique contacto físico, porque las caricias encienden la mecha sexual.

Hazle piropos. No desestimes el poder de los halagos, muéstrale a tu pareja toda tu admiración por él y verás lo rápido que se anima. La sensación de recibir cumplidos es muy agradable porque cada vez que nos hacen sentir bien con nosotros mismos, nuestro cerebro aumenta la producción de una sustancia química que da un efecto de bienestar y un aumento de energía.

Cambio de ropa. Cuando estén separados, una buena forma de que él te sienta cerca es llevando consigo una prenda tuya. Dale algo que ya hayas usado y esté impregnado de tu olor natural. Aunque estés lejos, el olor de tu cuerpo será para él un impactante recuerdo.

Crea un ambiente romántico. No cuesta trabajo transformar tu habitación en un refugio para el deleite. Ordena tus montones de ropa, apaga las luces del techo y usa lámparas de noche o velas, que son más relajantes y animan al amor.

Olfato para el amor. Aumenta el deseo sexual de tu galán, inundando la habitación con los embriagadores olores de los aceites esenciales. El exótico ylang-ylang hará que ambos se sientan eufóricos, el jazmín tiene cualidades afrodisíacas, el sándalo despierta la energía sexual, y el neroli te poner lista para el amor.

Dirígete al amor. Tu amorcito estará feliz después de un masaje como éste. Con las yemas de los dedos empieza por sus sienes, con movimientos circulares y ligera presión. Hazlo hacia arriba, hacia el centro de la cabeza, hacia los lados y hacia la nuca. Y para que sea ultra relajante, concéntrate en el centro de la cabeza donde encontrarás una ligera hendidura y masajea con tus pulgares los cuatro puntos que lo rodean.

Luna de miel celestial. Condimenta tu vida amorosa añadiendo a una taza de café o leche caliente un poco de miel y nuez moscada. Estos dos ingredientes son poderosos afrodisíacos y se cree que si se toman mezclados una hora antes de hacer el amor, prolongas el acto sexual.

Los canguros australianos desde ahora tomarán anticonceptivos

60 millones de marsupiales habitan en Australia y hay que detener un poco su crecimiento

Científicos australianos están desarrollando una píldora anticonceptiva para los canguros hembra ante la necesidad de controlar la desmesurada cantidad de estos marsupiales, que asciende a unos 60 millones.

En Australia hay tres veces más canguros que seres humanos, lo que ocasiona daños materiales cuantiosos por destrucción de cultivos, además de accidentes de tráfico cuando los animales saltan a las carreteras.


Una prueba piloto sobre el desarrollo de los anticonceptivos orales se está llevando a cabo en el Territorio Capital de Australia, donde está Camberra, y los expertos confían en que, de resultar positivo, será más eficaz que las inyecciones en las hembras y las vasectomías en los machos.

La Convivencia vuelve Rutinario el Sexo?

La sexualidad no está separada de la vida y de sus variables, ni de la imaginación y el intelecto, ni de las ansias y los deseos.
Sin embargo, si nos amoldamos a la rutina todo puede tornarse aburrido, el comer, el trabajar, el leer. Lo mismo ocurre en la pareja y más especialmente en la sexualidad.

Nuestro cuerpo responde de manera sexual en relación con todo el entorno que lo rodea, cualquiera sea el grado de autocontrol que nos hayamos impuesto. Si vivimos el sexo de esa forma, la mujer y el varón pueden explorar, día a día, distintas zonas de su cuerpo.

Distintas fantasías, caricias, estímulos, posturas y masajes, sugerencias y hasta teatralizaciones sexuales que conviertan al acto sexual en un momento maravilloso. Si uno pone en el sexo una actitud y una disposición adecuada, si en lugar de imaginar al sexo como un acto automático uno pone atención en el momento y trata de que sea único, el sexo nunca podría volverse aburrido.

La pareja debe descubrir un punto de confianza en el cual puedan descubrir que el otro tiene sus gustos y sus temores. Irse descubriendo de a poco todo el tiempo. Todo lo contrario a sentarse y esperar que la pasión se encienda y que la relación se renueve como por arte de magia.

No siempre la presencia de dos cuerpos desnudos cercanos en posición horizontal es suficiente para generar el impulso sexual. Para que haya un buen sexo, hay que comprender que ser una persona sexual significa ser sensible a los propios sentimientos sexuales que nacen de uno y no brotan de la rutina.

Por eso, cada uno de nosotros es responsable de satisfacer esos sentimientos lo más armoniosamente posible cuando se expresan espontáneamente. Dar y recibir placer exige reciprocidad, una corriente de excitación y un deseo previo.

Así la pareja liberada del dominio de la razón y de cualquier circunstancia ajena, podrá recrear su propia sexualidad y situación de erotismo sin

Verrugas Genitales Por la Doctora Melissa Bishop

P/ Tengo verrugas genitales y la verdad es que no me he tratado por vergüenza a que me vean. Yo me las he quitado arrancándolas, y aunque duele un poco si me las quito. Quisiera saber si sólo por contacto sexual hay contagio.

Las verrugas genitales vienen por infección por el virus papiloma humano. Esta infección se trasmite por contacto sexual. Las verrugas pueden tomar varias formas: bultos pequeños, planos y sin color especial, hasta bolitas chiquitas en forma de coliflor.


Pueden aparecer en la piel de la vulva, alrededor del ano, o donde no puede ver: a dentro de la vagina o en el cuello de la matriz. La única manera de contagiarse es por tener sexo oral, vaginal o anal con alguien que trae el virus. Ciertos tipos del virus papiloma humano causan verrugas, y ciertos tipos pueden causar cáncer del pene, el cuello de la matriz, o la vulva.

Si usted tiene verrugas genitales, es importante que vaya a revisarse y hacerse la prueba Papanicolau cada año para detectar y tratar algún cambio que con tiempo podría hacerse canceroso.

El tratamiento para las verrugas genitales es destruir la verruga, pero no le recomiendo que usted misma se las arranque, porque puede lastimarse o causar infección de la piel. Los tratamientos incluyen:

¦ Congelación (crioterapia) – esto se hace en la oficina de su doctor usando nitrógeno en líquido. Muchas veces requiere varias aplicaciones, cada 2 semanas.

¦ Rayo láser – esto lo emplean los dermatólogos.

¦ Substancias químicas – son recetadas por su doctor, y se las puede aplicar usted misma en la casa. El tratamiento puede durar varias semanas. No use los productos que venden en las tiendas sin receta para tratar verrugas de las manos, etc., en las áreas genitales. Se podría lastimar porque estos productos irritan mucho

Eyaculación precoz: más común de lo que se piensa

P/ Tengo 25 años, y desde que me junté con mi pareja, he tenido problemas al tener relaciones. No duro mucho tiempo y mi esposa se pone molesta. ¿Qué puedo hacer?

La eyaculación precoz es un problema muy común, significa que el hombre tiene orgasmos antes él o su pareja quieran.

Sin embargo, es rara la vez que la eyaculación precoz tiene que ver con enfermedades o problemas físicos y normalmente se mejora con tiempo y sin ningún tratamiento.

Las causas normalmente son psicológicas. La eyaculación precoz es más común cuando la relación es nueva y puede ser ocasionada por un exceso de estimulación o por ansiedad.

El tratamiento es también es psicológico. Normalmente, la ansiedad se disminuye con tiempo, cuando la pareja se siente más relajada.

Algunas técnicas que se emplean para detener la eyaculación son físicas son:

• El método "pare y siga":
Después de la penetración, la pareja sigue hasta cuando el hombre reconozca que está a punto de eyacular; luego se suspende la estimulación durante treinta segundos y luego se puede reanudar. Se repite la secuencia hasta cuando se desee la eyaculación.

• El método de la "compresión":
El acto sexual sigue hasta cuando el hombre reconozca que está a punto de eyacular; en ese momento, el hombre o su compañera aprieta suavemente el extremo del pene (donde el glande (o cabeza) se une al cuerpo del pene) durante varios segundos interrumpiendo la estimulación sexual durante 30 segundos. La persona o la pareja pueden repetir la secuencia hasta cuando se desee la eyaculación.

Medicinas son poco usadas en el tratamiento de la eyaculación precoz. Ciertas de las medicinas antidepresivas tienes el efecto secundario de causar la impotencia, o que demora uno en llegar al orgasmo, y has sido empleados en el tratamiento de este problema.

También se pueden usar cremas anestésicas o condones para disminuir la estimulación del pene.