¿Quieres que tu chica este pendiente de cada palabra que dices? Anota estas cinco cosas que a ella le encantaría (y odiaría) escuchar.

“Te vez increíble”
Reconocimiento (y apreciación) de que ella se arregló para ti. Confía en nosotros, aunque esto es un pequeño detalle, ella tuvo que pasar por la toma de decisión de qué jeans ponerse con qué peinado. No hay necesidad de ser demasiado específico; hazle saber que te diste cuenta de que ella se ve muy bien.


“¿Qué tal estuvo tu día?”
Esto puede sonar muy diferente, pero demuestra que estás interesado y que te importa su vida. Asegúrate de realmente escuchar su respuesta, en vez de ver por encima de ella cuando te esté contando los detalles de la riña que tuvo con alguna compañera de trabajo. Bono: Te dará algo para que puedas comentar después en la conversación (ejemplo: “¿Lograste arreglar los detalles con tu amiga del trabajo?”).

“Lo estoy pasando de súper bien contigo”
¡Probablemente la mejor cosa que puedes decir a la mitad de la cita! Quita de encima los nervios, le hace saber a ella que puede relajarse conforme a lo que está sintiendo. Con un poco de suerte, ella se reclinará y te dirá “¡Yo también¡” a diferencia de un “Qué lindo”.

“¿Qué opinas de tal o cual tema?”
Chicos, ustedes son excelentes para decirnos lo que ustedes piensan, pero pueden estar muy poco interesados en nuestra opinión también. Pregúntale a tu cita su opinión y ella se sentirá halagada – y una conversación estimulante empezará a surgir. Naturalmente, mantente alejado de temas oscuros que ella puede que no tome con mucha calma, y solamente saca los temas del momento como la política si es que estás preparado para un debate serio.

“Me encantaría volver a verte”
Esta es una excelente forma de terminar una cita. Asegura que tú le gustas y puede prevenir esos momentos terribles esperando al teléfono, cosa que las mujeres suelen hacer. Confía en nosotros, ella lo apreciará.

…Y 5 cosas que ella odiará escuchar…

“En verdad tienes un cuerpo increíble. ¿Haces pesas o algo así?”
Amigo, ¡por favor! Esto es demasiado superfluo y la hará sentirse incómoda. Evita el mencionar cualquier parte corporal o cualquier cosa relacionada con su ropa interior.

“¡Ah, yo sé todo al respecto!”
Si estás presumiendo algo, perfecto – pero si estás a punto de rectificar, resístete. A las mujeres les encantan los hombres inteligentes, informados, valerosos, pero también apreciamos la humildad. Cuando pones tu cara de “ser superior”, no eres tan sexy. Si ella lo quisiera saber todo, pasaría su tarde con Wikipedia.

“Pues he estado buscando un nuevo BMW…”
Intento demasiado transparente para impresionarla que ocasionará exactamente lo opuesto – al menos que escuches “cha-chiiing” y signos de dólares aparezcan en sus ojos. Así que guárdate esos comentarios de “soy un gran hombre”, tu salario o tu estatus.

“¿Quieres ir a mi lugar por un trago de noche?”
¿Un gorro de noche? ¿Qué es lo que sigue, tus dolores? Escuchamos esto y automáticamente pensamos que solamente nos quieres meter en la cama, aún cuando realmente tengas un bar repleto y estás desesperado por un whisky en las rocas. Mejor di, “Te invitaría a mi lugar, pero está completamente desordenado” y espera a que ella insista en que no le importa. Ah, y nunca le pidas “pasar un segundo a usar el baño” cuando la dejes en su casa.

“Te llamo”
OK. esto es lo que ella quiere escuchar, pero tantos hombres dicen eso y no lo hacen. Así que si tienes alguna duda acerca de hablarle otra vez o no, no menciones esas palabras. Mejor, deséale buena suerte en su gran presentación que mencionó, dale las gracias y buenas noches.

No le mientas a un hombre en la cama


Los hombres parecen imposibles de complacer. La mayoría de ellos son niños grandes, y por eso es justo alejar algunos deseos.

Pero de las mujeres, también hay que admitirlo, los hombres se quejan todo el tiempo. Ellos dicen que algo se ha perdido en el dormitorio. Que ya no es lo mismo, que lloriquean o que no les interesa nada más. Que desean que sus esposas quieran tener sexo otra vez.

Ahora, veamos cómo pueden ser los hombres . Es comprensible que muchos de ellos aún quieran llevar a cabo sus imposibles fantasías adolescentes, pero antes de que su hombre la llame una de estas noches, dése un momento para pensar en algunas cuestiones. Y no se preocupe, habrá algunas palabras para decirle a los hombres también…

Pero primero, este problema común tiene algunas causas habituales. El más simple es el tiempo. Después de un tiempo, el sexo se vuelve rutinario. Lo disfrutamos, pero también disfrutamos viendo una reposición de una vieja serie en televisión. A menudo la pasividad le gana a la pasión. Además, por supuesto, las mujeres tienen que afrontar otros cambios en su vida –los hijos, la menopausia, etc.-. Todos esos acontecimientos producen una disminución de la libido en las mujeres. No es su culpa, simplemente ya no están tan interesadas como antes.

La rutina y la pérdida del apetito sexual pueden ser combatidas a través de un retorno a lo simple. ¿Qué es lo que su hombre quiere? ¿Qué es lo que disfruta en el dormitorio? Cuando usted comenzó a hacer el amor ¿qué fue lo que hizo que lo volvió loco?

Las desigualdades se deben a que las cosas han cambiado, pero el tiempo que ha transcurrido entre sus primeros encuentros sexuales y los últimos nos ha hecho olvidar cómo disfrutarlos.

Hacer el amor supone una decisión. Tenemos que entrar al dormitorio queriendo complacer a nuestros compañeros. Los hombres no quieren una mujer simplemente tendida en la cama hasta que ellos lo decidan. Los hombres quieren sentirse queridos y deseados mucho más que las mujeres, y el camino para mostrarle eso a un hombre es su participación en la cama. El tiempo en la cama no es para dormir, es para ejecutar.

Sin embargo, los hombres no piensan que su compañera sea la única que necesita dar forma a su compromiso en hacer el amor. Una vez que su pareja ha perdido el interés por alguna razón, ellos a menudo dejan de buscar el complacerlas en forma deliberada, y se enfocan sólo en su propio goce. El resultado: un círculo vicioso que terminará haciendo que ella tenga menos interés aún en el sexo.

Pero las mujeres pueden decírselo, muchachos. Ellas saben cuando un hombre está solamente enfocado en su orgasmo y no en brindarles placer. Vayan al dormitorio habiendo hecho la elección de complacerlas. Si ambos se deslizan entre las sábanas listos para seducir y complacer al otro, seguramente la mujer encontrará que su deseo retorna.

A medida que crecemos, los cambios aparecen y la cantidad de responsabilidades crece, y el sexo se convierte en una rutina. Necesitamos recordar cómo podemos sentirnos, y que podemos sentirnos mejor sólo si prestamos atención a lo que hacemos y a las necesidades del otro. Si olvidamos cómo

Cómo hacerse una foto sexy

Hay que gente que urgentemente necesita unas buenas clases de cómo hacerse unas fotos sexys con intención de colgarlas en Internet. No sólo cuenta la postura que pongamos, también es muy importante el entorno. Mucho. No te puedes hacer una foto en un cuarto de baño con toda la ropa en el suelo y con bastante mierda de por medio.
Y cuando digo mierda, también incluye en que tiremos de la cadena o lo tapemos, pero el Sr. Mojón es mejor que no salga en la foto...

Sexo como tratamiento de belleza El mejor remedio contra el estrés

La actividad sexual es uno de los ejercicios más completos que existen, pues tonifica todos los músculos del cuerpo, además de ser una cura instantánea para la depresión leve. También hace circular la endorfina por el sistema sanguíneo, lo que produce una agradable sensación de euforia y bienestar.

El sexo suave y relajado disminuye las probabilidades de sufrir dermatitis, erupciones y manchas cutáneas. Además, se pueden quemar hasta 560 calorías, lo que equivale a una hora y media en una bicicleta. No hay que olvidar que el transpirar limpia los poros, algo muy saludable para la piel.

Está comprobado científicamente que cuando la mujer hace el amor, duplica su producción de estrógenos, la hormona que mantiene la piel suave y le da brillo al cabello, por eso el sexo puede ser una buena rutina de belleza. El estrógeno retarda el proceso de la osteoporosis y puede proteger contra la hipertensión. Un cuerpo sexualmente activo segrega más cantidad de las sustancias llamadas feromonas que, se dice, atraen al sexo opuesto.

Otra de las virtudes del sexo es que mejora la salud mental y estimula la risa, considerada como el mejor remedio contra el estrés, pues de esta manera se elimina el exceso de adrenalina y se llega a un estado especial de “euforia y calma”.

El sexo ayuda a prevenir la celulitis, gracias a que mejora la circulación del fluido linfático en el cuerpo. Cabe aclarar que a través del sistema linfático se eliminan bacterias, toxinas y demás sustancias que se acumulan en el organismo provocando la llamada “piel de naranja”.

El contacto sexual frecuente hace los labios “más besables”. Les da color, mejor forma y apariencia. Si tiene sexo al menos una vez a la semana, estará menos irritable y le afectará menos la tensión diaria.

¿Quién lo diría?, el sexo como el tratamiento de belleza más económico y placentero. Ser cada día más

Lo que todo hombre debe saber para conquistar a una mujer

Antes de acercarte haz contacto ocular
¿Conoces la forma más segura de saber si tu acercamiento será exitoso? Intenta efectuando un contacto ocular preliminar para ver cómo responde. Si ella mantiene la mirada (o, mejor aún, si sonríe) ve a hablarle.

Por el contrario, si ella evita tu mirada, las posibilidades son pocas. En cualquier caso, no olvides realizar un trabajo de investigación previo. Recorre el área y notarás cuáles son las mujeres que están dispuestas a conocer hombres.

Aunque parezca obvio, vale decir que una mujer que está mirando a los hombres a su alrededor está más abierta que una que sólo presta atención a las amigas con las que vino. Recuerda lo siguiente: las mujeres dicen demasiado a través de su lenguaje corporal; por lo tanto, si quieres incrementar tus posibilidades, presta atención.

No muestres interés en ella y en sus amigas
Apuntar a más de una mujer dentro del mismo circulo social es una táctica que lleva al desastre. No sólo conseguirás parecer un juerguista, sino que estás olvidando un factor primordial: si quieres conquistar con éxito a una mujer debes hacerla sentir especial.

Y mostrar interés por sus amigas no es la mejor forma de hacerlo. De modo que, aunque te sientas atraído por más de una mujer en el grupo, elige una y aférrate a ella. De lo contrario, seguro que te irás a casa solo.

Hazla sentir como si fuera la mujer más sexy del mundo
Con frecuencia, una mujer queda prendada de un hombre por una razón: le gusta cómo la hace sentir. Así que si la haces sentir como la más bonita del lugar, existirá la posibilidad de que quiera verte otra vez.

Asimismo, esta táctica será favorable a largo plazo, dado que si ella se siente cómoda contigo, lograrás beneficios en todos los aspectos de la relación. No obstante, esta regla tiene una contraindicación: evita los halagos si ella ya tiene un gran ego; no querrás que se crea lista para subir a las pasarelas (aunque tal vez lo esté).

No evites hacer cumplidos porque piensas que ya los ha escuchado todos
En otras palabras, no dejes de abordarla y de hacerle cumplidos sólo porque piensas que no eres el primero en hacerlo. Probablemente pienses que no vale la pena acercarte a esa hermosa mujer parada junto a la puerta. Es posible que creas que incontable cantidad de hombres ya le han hablado.

Pero, considera lo siguiente: la mayoría de los hombres han pensado lo mismo que ti. Las mujeres más lindas suelen ser piropeadas hasta el cansancio por la calle, pero no son muchos los hombres que las abordan seriamente.

Entonces, no te intimides ni asumas que ella ya ha escuchado lo que tienes para decir. En cambio, si haces las cosas de modo sencillo, ella podría quedar agradecida por otorgarle la posibilidad de una conversación sincera.

No utilices clichés ni frases prefabricadas
Nunca, jamás hagas esto. Usar un cliché sólo logrará hacerte ver como si estuvieras haciendo un intento desesperado o como una persona sin experiencia con las mujeres (lo que es incluso peor). Por el contrario, mantente simple y sólo trata de ser sincero.

De este modo, evitarás todas las formalidades y te diferenciarás de los hombres que emplean frases prefabricadas con las mujeres, que, aunque parezca difícil de creer, hay muchos que todavía las usan.

Aproxímate en sitios que no sean bares ni clubes nocturnos
En bares y en clubes nocturnos, las mujeres suelen ser abordadas por docenas de hombres, por lo que ya tienen una armadura puesta. Esto significa que, simplemente, te pueden rechazar por el hecho de haberte acercado después de un hombre que la hizo disgustar, o porque fuiste el último de una larga lista de hombres que le habló.

Además, en los clubes nocturnos, dado que las mujeres esperan ser flirteadas, forman escudos defensivos contra los hombres no deseados. Esto, obviamente, trabaja en tu contra.

Si te acercas a ella en otros sitios, además, el factor sorpresa jugará a tu favor. En un supermercado o en un café, ella no estará esperando ser flirteada y podría quedar gratamente sorprendida con tu gesto. Sin embargo, piensa un poco antes de lanzarte a la conquista de una mujer que, por ejemplo, está comprando en pantalones de jogging y parece apurada. Probablemente, no sea la mejor idea.

Aprende a retirarte
Repite esto para ti mismo cuando salgas de conquista: no hay nada peor que un tipo insistente. Leer su lenguaje corporal no es sólo importante para saber si está interesada, sino para determinar cuándo es hora de irse.

Por ejemplo, ¿ella está mirándote a los ojos o tiene los ojos puestos en el espacio circundante? ¿Parece aburrida con la conversación? Si estás haciendo tu mejor y más sincero esfuerzo, y aún así ella no responde, da por terminada la plática y muévete hacia otra parte.

¿Y qué pasa si ella está mostrando todos los signos positivos? Aún así, no deberías prolongar tu estadía más de lo debido. Si dejas la conversación en un punto alto, probablemente la dejes queriendo más.

Recuerda las reglas de conquista
Recuerda que hasta los maestros más importantes de la conquista son rechazados de tanto en tanto. Pero éste es el secreto de su éxito: más allá de los constantes rechazos, ellos continúan acercándose a las mujeres. Un buen chaleco antibalas y un poco de persistencia son necesarios para este juego.

Entonces, tal vez, la lección más importante sea no deprimirte porque una mujer te ha enviado a otra parte con tus palabreríos. Es posible que tuviera un mal día, o que ya tuviera pareja. Pero si te apegas a las reglas recién citadas, terminarás triunfando.

El buen sexo comienza de día

Mucha gente tiene “técnicas” especiales para preparar sus encuentros amorosos. Algunos prenden velas y ponen determinada música durante la relación. Otros, encienden sahumerios o ven películas eróticas.

Sin ningún lugar a dudas, todas estas técnicas pueden ser importantísimas para cualquier encuentro sexual, pero no son las únicas cuestiones a tener en cuenta.

De hecho, la relación diaria y rutinaria es también fundamental para mantener unos agradables encuentros amorosos, por lo que le sugerimos algunas formas de mejorar su cotidiano compromiso con su pareja.

Renovando su compromiso
De jóvenes, mucha gente solía dar continuos cumplidos a sus parejas, pero, con el tiempo, muchos olvidaron seguir haciéndolo. Aún cuando sintamos que nuestras parejas no han dado todo lo que nosotros pretendíamos, expresar ciertos cumplidos puede ayudar mucho a la relación…

Comience a elogiar de forma más seguida a su pareja. Los cumplidos son esenciales para establecer una mejor relación. Esto puede también tomar la forma de una invitación a una romántica cena en un restaurante.

Por otra parte, es fundamental tener una escucha muy activa
Los hombres, especialmente, suelen ser expertos en mantener largas conversaciones sin oír realmente lo que dice el otro. A esto, muchos le llaman “ponerse el piloto automático en el oído”, es decir, asentir con la cabeza mientras se piensa en otra cosa.

Cuándo se trata de mejorar la relación, cada miembro de la pareja debe sentirse validado y oído. Aún cuando no le agrade nada de lo que diga su pareja, usted tiene el deber de oírla. De esta forma, podrá saber cuales son las cuestiones que a ella le molestan, y entender sus razones.

Escuchar a la pareja aunque más no sea un ratito, termina siendo una gran contribución para la relación. Generalmente, solemos estar allí, el uno para el otro, durante los tiempo de crisis, pero si pudiéramos escucharnos activamente de forma diaria, las relaciones prosperarían más.

Las claves para una buena escucha son el contacto visual, la retroalimentación, y el interés.
Algo también fundamental, es no cometer ninguna distracción. Por supuesto que si usted trata de mejorar la relación, no debería haber distracciones de ningún tipo.

Esto quiere decir que usted también tiene que encargarse de ciertas cuestiones del hogar, o, por ejemplo, evitar distraerse con las llamadas telefónicas, para asegurarse que su pareja también se encuentre bien.

Otro principio básico para mejorar la relación, es la anticipación
Esta deberá ser su arma secreta. No hay nada mejor que hacer una propuesta que pueda provocar cierta “bella espera” en su pareja.

Comience haciendo una dulce y pequeña promesa en la mañana, antes de que ambos partan para el trabajo. O, si usted planea un fin de semana a lo grande, trate de insinuar el lunes qué es lo que les espera para el viernes.

Deje notitas en la mesa, para que su pareja las encuentre cuando llegue del trabajo. Nada atrae más que una nota sorpresa de amor en medio del día.

Estas cartitas pueden ser todo lo que su pareja necesite para realzar su amor. También puede dejar atractivos mensajes en el contestador automático del teléfono de celular (¡no en el trabajo!), algunas insinuaciones, y ciertas promesas. Esta sugerencia es especialmente efectiva si alguno de ustedes está en un viaje de negocios.

Otro punto a no descuidar, será el idioma del cuerpo
Esto tal vez le resulte obvio, pero sería muy bueno que intente miradas seductoras y sexy, y mantener un mayor contacto visual con su pareja, poniendo la mano en su hombro, y acercándose más.

Todos estos “idiomas corporales”, darán un claro mensaje: usted tiene ganas de mantener un contacto más íntimo; pero además, también podrán inspirar a su amado/a…

¿Tiene fórmulas seguras para despertar la pasión en su pareja? ¿Tiene una cierta mirada o movimiento que den cuenta de sus deseos?

Es importante que todo esto sea realizado, para logra una nueva forma de acercamiento a su pareja, manteniendo su mente y corazón abiertos.

El físico, fundamental para el amor

El flechazo amoroso es una de las experiencias más satisfactorias en la vida de los hombres. Sin embargo, ¿cuál es la razón de que nos atrajo a la otra persona? ¿por qué nos gusta alguien determinado?

“Sabemos que es la persona indicada porque existe un contacto visual y sensorial, que nos hace ver todo más hermoso y con mayor luminosidad”, señaló Petert Todd, investigador de la cognición humana de la Universidad de Bloomington en Indiana, durante la presentación de su trabajo en el Centro de Convenciones Puebla.

El investigador, de origen estadunidense, encomendó a un grupo de expertos que observaran a hombres y mujeres de una organización para encontrar pareja, mientras conversaban con sus demás compañeros, y se fijaran quiénes los atraían más.

El estudio, publicado en Proceeding of the National Academics of Sciences, reveló que los hombres se sienten más inclinados por las mujeres bellas, mientras que la atracción femenina se basa en el físico y en las cualidades de su pareja.

Cuando alguien nos gusta, diversas sustancias químicas como las endorfinas, la dopamina y la norepinefrina son activadas y provocan la atracción sexual. “Por eso, al tener cerca a esa persona sentimos mariposas en el estómago o una fuerte palpitación del corazón”, apuntó.

Al respecto, Poblanerías en Línea encuestó a varios de los asistentes, en su mayoría jóvenes. La respuesta acerca de qué fue lo que más les atrajo de su pareja, fueron variadas, aunque se comprobó que el atractivo principal es el físico.

Diana Hernández, de 23 años, estudiante de Universidad Autónoma de Puebla, sostiene una relación sentimental desde hace tres años. “Cuando vi al que ahora es mi novio, me gustaron sus ojos”, detalló.

Y aunque entablaron una relación hasta después de seis meses de no verse, Diana explica: “Vuelves a encontrarte con esa persona y te llegan los recuerdos, y de inmediato identificas qué te gustó la primera vez”.

Al respecto, Ángel Valadez, de 17 años, estudiante de una preparatoria privada de la capital, informó que lleva un mes con su novia Graciela Torres, de la misma edad. Ambos son vecinos y el que inició el galanteo fue él. “Me pareció una chica muy bonita, me encantó su cabello largo. No sé como explicarlo, pero le hablé por eso”, comentó un tanto apenado.

El camisón con pene

Si no tuviste suficiente con el vestido desnudo y la camiseta desnuda y necesitas en tu vida más ropa nudista hoy te proponemos otra opción muy recomendable. Aunque esta vez sólo va para las chicas. Un camisón muy elegante y cómodo. Además, que mejor que encontrarse a una mujer con "sorpresa" ¿verdad? Para ello, este camisón tiene un pene incrustado para que des un susto a más de uno...

“Soñé contigo” y “Te envío mi amor”, virus que atacarán este 14 de febrero

***URGENTE***Debido a la proximidad de la celebración del 14 de febrero, McAfee lanzó alertas para detectar virus informáticos que vendrán disfrazados con algún tema relacionado con esta fecha de enamorados tales como: Sending You My Love (Te envío mi amor), I Dream of You (Soñé Contigo) etc., al igual que informó de las soluciones para atacarlos.

Dichos ataques virtuales contienen las llamadas tormentas de gusanos, mejor conocidas como Nuwars, que son direcciones contaminadas y obligan a los usuarios a redireccionar sus enlaces mediante controladores establecidos para, así, poder robar información o acceder a la máquina en la que se trabaja.

Una vez haciendo click en el corazón que viene insertado en el correo, se abrirá una página denominada with_love.exe la cual inmediatamente convertirá los archivos legibles o ejecutables en zombis que obedecerán sólo las instrucciones de los gusanos y serán inmunes a cualquier intento por parte del usuario para que obedezcan al sistema operativo utilizado.

Por suerte este tipo de gusanos pueden ser eliminados o vacunados si el usuario cuenta con un buen antivirus y son detectados a tiempo, pues en caso contrario los gusanos o el virus podrían mutar al encontrar actualizaciones disponibles en la red y convertirse en vulnerables a dicho antivirus.

Debido a la gran cantidad de amenazas con motivos de estas fechas es recomendable no abrir archivos que contengan títulos como “Te quiero”, ¿Cómo estás? , “Un regalo especial para ti”, etc., comentaron especialistas de McAfee, quienes aseguran contar con datos sumamente preocupantes en cuanto a la gran cantidad de personas que optan por adquirir un antivirus eficaz.

Por otra parte aseguraron que es recomendable no abrir ligas de encuentros o de amistad provenientes de los correo electrónicos de amigos, parejas, etc., pues es muy probable que al abrirlos se inserte en el sistema operativo un tipo de adware o spyware (programas espías publicitarios) o incluso que se registre automáticamente el correo para mandar publicidad maliciosa.

Anorgasmia femenina

Durante muchos siglos, la mujer fue apartada, aislada de su propio cuerpo y de sus propias sensaciones. Y nada más negado en ese entorno que la satisfacción lograda a partir de una relación sexual. Como es lógico y esperable, tantos años de represión dejaron su huella a fuego.

El resultado final es que la dificultad (y, a veces, hasta imposibilidad) de alcanzar el orgasmo, pese a sentir deseo y excitación sexual, se ha convertido en una de las disfunciones sexuales más frecuentes entre las mujeres, de acuerdo con los médicos sexólogos, especialistas en el tema.

LA FISIOLOGIA, POR QUES (?????)
Los músculos que permanecían contraídos durante la excitación de pronto se relajan y provocan una ola de placer que recorre de la cabeza a los pies. Los latidos del corazón y la respiración se aceleran y la presión arterial sube. Se sienten estremecimientos que se derrapan a través de todo el cuerpo, especialmente en las zona pélvica y genital.

Este sería el resumen casi de manual que permite darse una idea de cuál es la sensación que predomina cuando se alcanza el orgasmo.

Pero son cientos de miles, millones, las mujeres que nunca experimentaron estas sensaciones. Ellas disfrutan al hacer el amor, son capaces de llevar una vida sexual activa y tienen una buena capacidad para excitarse pero, al llegar a las puertas del clímax, se bloquean.

Es a este bloqueo a lo que se le denomina anorgasmia, un problema básicamente femenino que ocurre cuando una mujer no puede alcanzar el orgasmo aún cuando su deseo sexual siga intacto.

Estas características son las que hacen la diferencia con la frigidez o frialdad, en la que tanto el apetito como el goce sexual están completamente ausentes.

La anorgasmia es, de acuerdo con los expertos, una de las disfunciones sexuales más frecuentes en las mujeres, y aunque existen varios tipos, la más habitual es la que se da durante el coito, y cuando hay penetración vaginal.


La imposibilidad de llegar al orgasmo puede afectar a la mujer de una manera crónica, o surgir en una situación puntual. Quienes la sufren puede excitarse mucho durante el acto sexual con una pareja o inclusive al masturbarse, pero aún así no consiguen el clímax.

Otro caso es el de las mujeres que atraviesan por orgasmos, pero que no los perciben. Los músculos vaginales experimentan contracciones rítmicas pero el cerebro no llega a registrar la experiencia como placentera. A veces, hasta puede convertirla en desagradable o dolorosa.

A esto se suma el hecho de que hay ciertas enfermedades neurológicas o metabólicas (léanse trastornos hormonales o diabetes avanzada), que fomentan la anorgasmia. Y lo mismo sucede con ciertos fármacos antidepresivos o con los sedantes.

No obstante las principales raíces del problema son psicológicas. Muchas anorgasmias se deben a una educación muy estricta en lo sexual, y sobre todo al desconocimiento del propio cuerpo y de las sensaciones que se producen debido al deseo sexual. Otra causa muy habitual es la estimulación inadecuada por parte de la pareja.

Lo que ellos (y ellas) deben tener en cuenta

Muchos hombres están convencidos de que aplican el estímulo correcto para hacer sentir placer a su pareja. Pero, muchas veces, eso que ellos creen inapelable y sin fallas, no es lo que esa mujer en particular está necesitando.

Y es que son muchos los varones que ignoran algo básico: las mujeres no se excitan siempre con el mismo estímulo, ni en el mismo lugar, ni con la misma posición.

En general, los especialistas en sexualidad clínica suelen basar su tratamiento de la anorgasmia en terapias que permitan a la mujer entregarse a la experiencia sexual sin temores, sin limitaciones y (sobre todo) sin sentimientos de culpa.

El objetivo de los tratamientos es motivar a las señoras y señoritas para que explore su cuerpo y estimulen sus genitales en estado de relajación. La idea es ir reduciendo las inhibiciones que limitan la capacidad de excitación y bloquean el orgasmo, y ayudar a cada mujer a superar los miedos asociados al sexo, como el de perder el control de sí misma durante el orgasmo.

Reducir la ansiedad durante el acto sexual para facilitar el disfrute es otra de las metas de estas terapias, además de fomentar una buena comunicación con la pareja, para que la mujer pueda expresarle qué tipo de motivación le resulta placentera y cuál no, y hablar abiertamente sobre sus sensaciones y deseos.

Para alcanzar el orgasmo -y mejorar la vida sexual- también es importante que la mujer cultive un cambio de actitud respecto de la misma. Según los sexólogos, las primeras cosas a lograr son:

- Dejar de considerar el sexo como algo sucio, feo o indecoroso o y pensar que cada mujer tiene derecho a una vida sexual activa y plena.

- Entender que al igual que toda práctica humana el sexo está sujeto al aprendizaje y que se debe aprender a tener orgasmos.
- Y nunca olvidar que muchos hombres son inexpertos respecto de la sexualidad femenina, aunque crean que siempre hacen lo correcto.

La ausencia persistente del orgasmo después de una fase adecuada de excitación, puede ser diagnosticada y tratada, y se soluciona la mayoría de las veces. Pero cuando no se busca un remedio, el problema puede durar toda la vida.

Orgasmo: secretos íntimos develados

Si el orgasmo fuera una orquesta, los genitales serían los instrumentos, pero el sistema nervioso central sería su director. De esta manera lo explican las nuevas investigaciones científicas

Al parecer, el orgasmo podría estar en el sistema nerviosos central.

Eso explica que hombres y mujeres cuyos cuerpos están adormecidos de la cintura para abajo que puedan alcanzar al climax sexual.

Al igual que personas con extremidades amputadas, que los sienten en el pie o la pierna que le falta, según publicó el diario "Los ángeles Times" y reprodujo el diario Clarin.

Los investigadores están variando el eje y mirando más allá del clítoris, la vagina, el pene y la próstata. Ahora, miran el sistema nervioso central. La red de impulsos electricos que recorre el cerebro y la médula espinal.

Para explicarlo, hicieron la siguiente analogía: si el orgasmo fuera una orquesta, los genitales serían los instrumentos, pero el sistema nervioso central sería su director.

Gracias a nuevos métodos de investigación y a voluntarios con escaso pudor, los científicos están obteniendo imágenes inéditas de cómo se ilumina (o apaga, según la región) el cerebro cuando los cuerpos alcanzan el climax sexual.

Por ese motivo, se dedican a rastrear nervios y descubren nuevos caminos del placer que ayudan a explicar de qué forma la gente con su médula espinal destrozada desafía todas las expectativas.

Barry Komisaruk, profesor de Psicología en la Universidad de Rutgers y coautor del libro “La ciencia del Orgasmo”, confesó que “es muchísmo lo que no sabemos de los orgasmos”.

Y además agregó: “Pero estamos a punto de reunir información importante y de comprender que hacer con ella”.

Por su parte, Julia Heiman, directora del instituto Kinsey, una una organización sin fines de lucro de la Universidad de Indianano aseguró que "es tan sólo el principio del placer el que guia esta investigación”

La magia de una relación

Con la vida tan estresante de hoy en día, cuando se acaba la jornada laboral, la de casa, la de los hijos lo único en lo que se piensa es en tirarse en el sofá a hacer zapping o en irse a la cama a dormir. Las encuestas sobre los hábitos sexuales de los españoles reflejan que cada vez más este ritmo de vida pasa factura a la frecuencia de la actividad sexual de las parejas. Y a la estabilidad misma de las parejas. Y es que, ¿quién es capaz de mantener el deseo después de estas jornadas maratonianas de trabajo?
Cada vez hay más parejas que anteponen el trabajo y la carrera profesional a la estabilidad en las relaciones de pareja, de forma que se está viendo un aumento de un nuevo tipo de relaciones, aquellas que optan por convivir sólo el fin de semana, o que practican el «cada uno en su casa y Dios en la de todos». Esta convivencia de fin de semana va ganando adeptos, una especie de relaciones «a la carta» sin apenas compromiso, en las que se valora más la trayectoria profesional, el éxito, el estatus laboral, el estilo de vida personal, que cualquier otra cosa. Y es que una relación de pareja supone muchas renuncias, claro. No digamos ya si se tiene hijos. Y cada vez estamos dispuestos a renunciar a menos cosas. Las jornadas son tan largas que, cuando se llega a casa, lo que pide el cuerpo es dormir. Dormir como sustituto del sexo.

Si no te ves en todo el día, si falla la comunicación y además no tienes sexo, no hay Cupido ni San Valentín que salven esa relación. El sexo es comunicación. Sólo el sexo no construye una relación (como ha escrito Manuel Vicent, «el sexo sólo es un calambre si no se le dota de misterio»), pero sin sexo no se mantiene una relación. Se ha demostrado que hacer el amor -gracias a la producción de endorfinas- tiene un efecto equivalente a tomarse dos aspirinas. Así que el mejor remedio para el «cariño, esta noche me duele la cabeza» ya se sabe cuál es.

Mañana es San Valentín, esa celebración empalagosa inventada para vender más a costa del amor. Es sobrecogedor ver las propuestas de los regalos para este día que se recogen en revistas, periódicos y telediarios, desde cenas a la luz de la vela, fugaces escapadas románticas de un día y cajas de bombones en forma de corazón, hasta propuestas de sms, poesías y postales para enviar por correo electrónico (de ésas que te bloquean el ordenador, como si no tuviéramos bastante con las de Navidad).

«Un día para el amor» era el titular de uno de los suplementos del pasado fin de semana a propósito de San Valentín. Pero, más allá de los perfumes o de los ramos de flores, está el hecho de la atención a tu pareja, de que te has acordado y de que le has dedicado parte de tu tiempo. Por eso hay que romper las rutinas y aplazar lo que haga falta para ejercer la magia de una relación, no un día, sino todos los días.

Si un adulto pone el pene en la boca de un menor ¿es abuso sexual?

Poner a un menor de edad a ver pornografía o si la realizan con su persona, tomarle fotos desnudo con tales fines, desnudarse delante de ellos, aunque no le toquen, o desnudarles para el placer de otro, tocarle las partes privadas del cuerpo, sostener relaciones “de pareja” con menores de edad: son abusos sexuales.

Poner o introducir el pene en la boca de un niño o niña, es violación sexual oral. Tan graves son los abusos como las violaciones sexuales, le ruego poner la denuncia si usted conoce el caso que me consulta: el silencio es parte del delito
.

Sexo con robots: placer sin contagio:Chica eléctrica

David Laevy, autor del libro “Sexo con robots” cree que antes de 40 años los seres humanos y las máquinas tendrán relaciones sexuales. Actualmente las real dolls -muñecas a escala real, con pelo humano y sensores en sus senos y boca- son lo más parecido a un robot sexual. Se venden en todo el mundo y chilenos ya las han comprado.

Gigoló Joe, el robot sexual de la película "Inteligencia artificial", encarnado por el actor británico Jude Law, cuya programación le permitía dar placer ilimitado y ofrecer conversaciones y ayuda emocional a sus clientas, podría dejar de ser una fantasía de la ciencia ficción. Según algunos expertos en tecnología robótica, de aquí a unos cuarenta años más podríamos tener relaciones sexuales con humanoides, los que además de no sufrir jaquecas imprevistas o disfunciones, podrían establecer una conversación postcoital.

Al menos así lo cree David Levy, autor de "Sexo con los robots: la evolución de las relaciones Humanos-Robots", que declaró que una femme fatal electrónica o un macho mecánico superdotado podrían ser realidad en un futuro no muy lejano. "¡Imagínenselo: sexo a voluntad, las 24 horas, los siete días!" de la semana, exclama. Todo esto a raíz de que en noviembre pasado, unos investigadores de la Universidad de Waseda, Japón, presentaron un robot que sabe cocinar y puede utilizar sus manos de silicona para interactuar con los humanos.

Sin embargo, otros expertos como Frédéric Kaplan, programador del cerebro del perro "Aibo, de Sony, es más escéptico. "No creo que vayamos a tener robots parecidos a los humanos en ese lapso de tiempo", dice el investigador en la Escuela Politécnica Federal de Lausana, en Suiza.

LOS LECTORES PREGUNTAN

¿Cambia algo en el cuerpo humano después del practicar el coito anal? ¿Un médico puede notarlo? He leído en un libro que el ano vibra cuando ha tenido relaciones anales.
Después de tener relaciones anales no cambia nada, pueden inflamarse los pliegues del ano lo mismo que sucede cuando las heces son secas y duras. Ningún médico puede saber que clase de prácticas sexuales tienen sus pacientes. Creo que eso que has leído no se ajusta a la verdad, el ano no vibra con ningún tipo de estímulo.

Quisiera saber hasta cuantos orgasmo podemos tener las mujeres durante la relación sexual.
La mayoría de las mujeres, como la mayoría de los hombres, suelen tener un orgasmo en cada relación sexual y con ello están más que satisfechos, pero hay algunas mujeres y algunos hombres que pueden tener varios orgasmos consecutivos o después de un tiempo de reposo. Lo que no debe de hacerse nunca es intentar batir records. Lo ideal en sexo es dejar que las cosas fluyan y disfrutar con lo que va saliendo.

He tenido sexo por primera vez, pero la piel que cubre mi pene no se rompió y no estoy seguro de haber eyaculado. Estaba tan nervioso que no me acuerdo casi de nada. Ella dice que estuvo bien, pero yo creo que no. ¿Puede que me esté mintiendo?
La piel que cubre el glande, que se llama prepucio, no debe de romperse, si esto pasa es que tienes fimosis y no te has operado. No me extraña que no te acuerdes de nada, estabas tan nervioso que tu memoria no grabó como sucede siempre que los nervios se alteran, por eso has de creer lo que tu pareja te cuenta. ¿Qué interés pude tener ella en mentirte?

Ejerce toda tu sensualidad: CONSEJOS

El sexo no es una serie de posturas ni técnicas para lograr un orgasmo, sino descubrir y ejercer toda la sensualidad de tu cuerpo en pareja. Pero para disfrutarla al máximo y obtener el mayor placer, es imprescindible olvidarte de todo al hacer el amor.

• Olvida el miedo a tu imagen: El erotismo va mucho más allá de un cuerpo exuberante y unas prendas atrevidas e involucra a todos los sentidos y no sólo la vista; hay mujeres “de plástico” que no son nada sensuales. Ve a tu alrededor cuántas mujeres hay como tú, acompañadas de su hombre y sexualmente felices, y no tienen nada que ver con la imagen de la mujer frondosa. El problema no es que tengas el busto pequeño, sino que a tu pareja no le parezca sensual.

• Sé tú misma en el sexo: Si has caído en el error de usar el sexo como un medio para obtener amor, cariño, seguridad, venganza o dinero, empieza a pensar en ti misma como un ser sexual. Reflexiona en que si puedes practicar tu sexualidad es porque tienes una buena salud. Ten presente lo que quieres y lo que no quieres, lo que te excita y lo que no te excita. Todas las mujeres somos distintas sexualmente y no nos excita lo mismo, podemos a veces no tener un orgasmo y sin embargo que la relación sexual sea satisfactoria. Básate en todo este autoconocimiento para relacionarte sexualmente con tu pareja.

• No seas rígida en la frecuencia sexual: ¿Qué es normal, hacer el amor mucho o poco? En la sexualidad lo que para unas es normal para otras es vicio, porque cada mujer tiene su propio ritmo. La frecuencia en las relaciones sexuales es un tema muy importante que tú y él deben acordar; habla de sexualidad con tu pareja como hablas de todos los demás temas. Para entenderse íntimamente, necesitan respetar las necesidades de contacto sexual de cada uno, y si son diferentes pueden ajustarse como pareja. Además es fundamental que reserven en su agenda tiempo libre para el sexo.

• Haz lo que sientas: El mejor afrodisíaco es el amor, porque libera todo tu deseo, hace que tu excitación sea mucho mayor y que te enciendas sólo con el pensamiento o cuando se acerca el encuentro con tu hombre. El sexo es delicioso, pero con amor se transforma en algo extraordinario, porque sobrepasa el placer físico y logra la compenetración emocional. Pero no se trata de sólo tener sexo por amor, ni defender el sexo sin amor, sino de elegir lo que quieres en tu vida. Habrá momentos para el sexo con amor, otros para tener sólo sexo y otros únicamente para el amor, sin que por esto te juzgues a ti misma como una mujer cualquiera ni como una mojigata.

• Desecha cualquier imposición: El amor necesita libertad, por eso para amar a tu pareja debes ser libre y dejar que él lo sea también. Para que él te ame no te puedes imponer con amenazas ni chantajes, ni querer quitarle el derecho de ser feliz con alguien más si no está contigo, porque eso no es amor. El amor se trata de crear un lenguaje con el que sólo tú y él se entiendan como amantes, donde las palabras signifiquen lo mismo para ustedes dos, y que cuando no haya palabras existan gestos de total complicidad, para crear una intimidad entre ustedes que los haga ser y crecer como uno solo. Deben poder decirse mil veces y espontáneamente “te amo” y ser excesivos en sus abrazos y besos, porque la sexualidad es inagotable pero quizá mañana ya no estén ahí.

Posición de Hoy:El columpio

En esta posición increíblemente placentera para los dos, tú montas a tu chico dándole la espalda y la penetración es profunda
La posición
Él está acostado boca arriba con las piernas estiradas, tú te sientas sobre su pelvis dándole la espalda, te apoyas en sus piernas y desciendes para introducir su pene en tu vagina. Tus pies por fuera de sus caderas te ayudan a apoyarte para ejercer una mayor estimulación.

Los movimientos
Inclínate hacia adelante, toma impulso, elévate y entonces comienza el movimiento de tu pelvis, utilizando tus piernas. Muévete a lo largo del pene, tendrás una buena amplitud de movimientos verticales. Él puede sostenerte por las caderas y ayudarte a hacer el movimiento de vaivén, para alcanzar ese balance tan excitante para ambos.

El control
En esta postura tú eres la dueña de la situación, tú eres quien manda, tú impones el ritmo del coito que tu excitación necesite en cada momento, tú controlas la profundidad de la penetración y la velocidad de los movimientos, tú introduces su pene en la posición que más te agrade, tú diriges el ángulo de penetración para estimular tu punto G.

Las sensaciones
Ambos recibirán una gran estimulación. Tú puedes dar rienda suelta a tu imaginación y a tus fantasías, mientras él siente su excitación crecer rápidamente al contemplar tus nalgas, tu sexo y la penetración por detrás.

Mejora la excitación
Agítate de arriba hacia abajo, de adelante hacia atrás, haz círculos, sigue los deseos de tu masturbación.
Él puede acariciar libremente tu cuerpo entero, alcanzar tus pechos, tomar uno de tus pezones y acariciarlo.
Tú puedes aumentar tu excitación, estimulándote manualmente el clítoris y alcanzar más rápido el orgasmo.

Siete reglas para ser feliz

1. Enamórate de alguien que te corresponda
Si sigues esta no tan complicada regla, te habrás ahorrado el 95% de las preocupaciones que puedan surgir en tu relación. Trata de conseguir lo que deseas, siempre y cuando esté a tu alcance. Perseguir sin piedad a un hombre que no te hace caso tiene principalmente dos motivos: problemas no resueltos con tu padre, por lo tanto te hacen falta varios años de intensa terapia para acabar con este hábito; o la búsqueda de emociones fuertes, para lo cual mejor te recomendamos que cambies de trabajo, te avientes del bungee o veas una película de terror; te ahorrarás muchas aflicciones.

2. El sexo sí importa, y mucho
¿Qué es más importante, el amor o el sexo? Éste es el clásico debate sobre el cual nunca se llega a un acuerdo, pero nuestra respuesta es la siguiente: ambos. Puedes llegar a amar a un hombre con el que no tengas química sexual, pero ¿es esto lo que realmente deseas? Aunque compartan muchos asuntos importantes, las palabras no son suficientes, y una inmejorable forma de comunicarse es el sexo.

3. Cuanto más tengan en común, mejor
Sería ridículo romper con alguien por el simple hecho de que no le guste el mismo tipo de cine que a ti. Los opuestos se atraen, pero generalmente las posibilidades de estar juntos se agotan debido a la incompatibilidad intelectual o emocional, venir de ambientes familiares muy diferentes o tener aspiraciones distintas. Si sus diferencias son pequeñas, las probabilidades de tener conflictos en la relación serán mínimas.

4. El aburrimiento sí que es un problema
Hay quienes creen que siempre que estén a gusto con el trato que les da su pareja, podrán soportar vivir una vida de aburrimiento junto a ella. Sin embargo, también hay quienes se arriesgan y buscan una pareja más agradable y divertida ¡y el resultado es fantástico! Mira a tu alrededor, date cuenta de que hay muchas personas apasionadas y con ganas de pasarla bien, y que a la vez son tan responsables como tú.

5. Plantea las reglas antes de jugar
Si lo que tú quieres es compromiso, no te embarques en relaciones que sólo te ofrezcan sexo pasajero. Debes mostrar claramente y desde el principio tus expectativas. Si quieres un matrimonio en el que los dos cooperen con las labores domésticas, desde la primera cena en tu casa empieza a compartir las tareas.

6. Cuando encuentres el amor, ábrete
Encontrar una pareja en quien puedas confiar y que te apoye, te hará sentir aceptada y apreciada. Debes poder compartirle sin miedo detalles como tu deseo de tener bebés, tu miedo a fallar profesionalmente o cuánto dinero te gastas en ropa. Lograr una verdadera intimidad es arriesgado, pero también muy satisfactorio y emocionante. Ser capaz de conseguir confianza y apoyo recíprocos con la otra persona es la promesa más clara de felicidad en una relación.

7. Si se lo hizo a ella, te lo puede hacer a ti
Alguien con antecedentes poco confesables respecto a sus parejas pasadas puede ser un serio problema para ti, tal vez no de la misma forma, ni en el primer momento. Pero lo mejor será que te fijes bien, tanto en sus experiencias pasadas como en su actual trato hacia las mujeres cercanas. De esta forma tendrás las referencias para reaccionar y actuar en cuanto no te guste alguna conducta del hombre que te interesa.

Enamorada del más fuerte

Los antropólogos dicen que la mujer no busca un hombre cariñoso y sensible, sino duro y agresivo que le dé seguridad y protección

¿Sabías que hace millones de años las hembras se juntaban a los machos más robustos y violentos?

Los antropólogos aseguran que también actualmente a las mujeres nos atraen los hombres con orígenes parecidos a los de los simios. Dicen que no buscamos hombres cariñosos, atentos y sensibles, sino que nos sentimos mejor junto a tipos duros y agresivos que nos brinden seguridad y protección. ¿Tú qué opinas?
Pocas oportunidades para los débiles

El prestigiado antropólogo estadounidense Richard Wrangham no confía mucho en las mujeres que describen a su príncipe azul o al amor de su vida como alguien sensible y dócil, ya que "este tipo de hombre se queda fuera porque no resulta protector; las mujeres quieren a alguien que pueda cuidarlas contra la violencia de otros hombres, que tenga capacidad de resistencia, que garantice la procreación y que viva muchos años".

Los antropólogos aseguran que si el hombre no tiene algunas facultades de simio masculino, de poco le sirven el romanticismo, la caballerosidad y la galantería para seducir y conquistar a una mujer. Según Wrangham, una evidencia de esto la puedes ver en cualquier bar: "los más fuertes siempre se rodean de admiradoras, mientras que los que se autocompadecen y se muestran débiles acaban solos en la barra".