ORGASMO ON- LINE

Prueba el orgasmo on line..
Siempre te has preguntado, ¿cómo goza el otro sexo? ¿Quieres probar
la diferencia entre tu orgasmo y el que nunca podrás tener?

CLIC SOBRE EL ENLACE
http://perso.wanadoo.es/jcfs/orgasmo.htm

ESTAMOS PINTANDO LA CASA

Se acerca nuestro primer aniversario, para tal ocasión queremos darle un nuevo aspecto a esta pagina que mas que mía es de ustedes.
Deseamos sus críticas para darles un mejor servicio; pueden escribirme al siguiente correo electrónico

Joediaz42@hotmail.com
Hacer el amor no sólo es rico, sino que rejuvenece

Nunca faltarán estudios que hablen de los beneficios del sexo: Que nos hace más jóvenes, que es bueno para nuestra salud. No importa de donde provengan, créalos todos si eso le sirve de aliciente para hacer el amor más veces por semana o mejorar su sexualidad.

Porque lo único cierto, y para eso no necesita estudios científicos, es que después de una satisfactoria relación sexual, en la mañana, en la noche, a medio día (a la hora que quiera) hace bien, se anda más contento y relajado: basta con verse la cara en el espejo o preguntarle a sus amigos, que sin saber las causas, notarán lo “simpático(a)” o “buen onda” que anda ese día. Imagínese si fuera más seguido.

Si los ejemplos cotidianos no son suficiente y todavía el estrés, la falta de tiempo o los dolores de cabeza impiden que sea “simpático(a)” todos los días, (o bueno ya, día por medio para no exagerar). Sepa que el neuropsicólogo escocés David Weeks, del Hospital Real de Edimburgo, descubrió que el sexo puede ser sinónimo de juventud. En este caso que no le importe la distancia geográfica de la muestra, el sexo es una experiencia universal y ellos no hacen nada que nosotros no hagamos.

Bueno, fueron diez años de investigación en los cuales se logró determinar que los condicionamientos genéticos son responsables en un 25% de la apariencia juvenil de las personas, mientras que el 75% restante, es posible adjudicarlo a ciertos hábitos, entre ellos, la actividad sexual.

A modo de ejemplo, el estudio señala que las parejas que tienen relaciones sexuales tres veces por semana aparentan 10 años menos que los adultos que hacen el amor dos veces por semana o menos. ¿Cuántos años menos representa usted?

En cifras y gustos no hay nada escrito y por su puesto no se ha establecido una proporción exacta entre la cantidad de relaciones sexuales a la semana y la cantidad de años menos que se representa.

Por lo tanto, si tiene una o dos veces a al semana sexo, no significa que represente entre 3 o 4 años menos. Lo único que es posible asegurar es que como hábito, acompañado de otros que propendan la conservación de la calidad de vida, se podrá detener el peso de los años por el cuerpo.
Hombres: ¿Están bien dotados?

Si el tamaño del pene importa, la respuesta depende de ¿para qué? Si la preocupación es la capacidad de penetrar durante el coito, la respuesta es no. Cualquiera sea la extensión o diámetro, la penetración es la misma. Tampoco es relevante el tamaño del miembro para excitarse o excitar a su compañera.

La sensibilidad sexual de las mujeres está radicada principalmente en la estimulación del clítoris o del llamado punto G, ubicado a unos centímetros al interior de la vagina, definitivamente anterior a los cerca de 9 cms del pene más pequeño que las estadísticas refieren.

Por otra parte, si la duda es biológica y la preocupación es que la escasa longitud del pene no permita fecundar, algo así como que los espermatozoides no lleguen al óvulo, descuide, un espermio es capaz de lograr su objetivo hasta desde un calzón.

Sin embargo, el tamaño del pene es muy importante si el hombre siente que la escasez o exceso de longitud afecta su desempeño sexual.

En promedio, los hombres tienen un pene que, medido desde el comienzo del abdomen, bordea los 16.3 cms. La mayoría está en el rango entre los 13 y los 15.5 cms en erección. Si la medida para comparar lo chico o grande depende del promedio entre sus pares, esos son los rangos.
El divorcio entre orgasmo y eyaculación

Los hombres también tienen distintos tipos de orgasmos, de diferente intensidades y sensaciones. Y lejos de la creencia popular, éste se puede producir con o sin eyaculación. No son lo mismo.

Lo que lee, si bien es cierto que la mayoría de las veces van juntos, la idea de que el matrimonio entre orgasmo y eyaculación es indisoluble, no es cierto, a pesar de las creencias populares y prácticas.

Lo primero es saber que no hay una sola forma “normal” de eyacular o de tener un orgasmo. Aunque, con frecuencia, la principal fuente de placer es una eyaculación poderosa, no es la única.

Hay otras formas que prolongan el orgasmo y junto a el la sensación de placer. Hay en los que se puede experimentar sensaciones orgásmicas continuas mucho tiempo después de haber eyaculado o una serie de orgasmos minúsculos y ligeramente espaciados, con eyaculación al final.

El orgasmo del hombre y la eyaculación no son lo mismo. Es posible que el varón tenga orgasmos sin la compañía de la eyaculación, o por el contrario, eyaculaciones sin orgasmos.
¿Qué pasa cuando nos excitamos?

Cuando nuestro cuerpo reacciona ante un estímulo erótico, se produce una respuesta sexual. Es decir, la sangre afluye en mayor cantidad hacia los órganos genitales y la tensión muscular aumenta de forma generalizada. Ambos procesos terminan generalmente en el orgasmo.

En ellos notaremos la más inmediata y evidente de las señales de excitación, la erección. Los tejidos esponjosos de su órgano genital se llenan de sangre, aumenta el tamaño y la rigidez del pene.

A simple vista, podemos apreciar la elevación de los testículos, provocada por un aumento en el grosor y la tensión de la piel del escroto. Es por esta razón que los testículos quedan mas elevados y se hacen más grandes. En algunos casos pueden aumentar hasta un 50% de su volumen en reposo.

En el área menos perceptible a nuestros ojos en esta etapa de excitación podemos contar la erección de los pezones, el oscurecimiento del color de los genitales o el aumento de la temperatura corporal.

En ellas la excitación se manifiesta con la segregación de un líquido viscoso que actúa de lubricante vaginal natural que sabiamente permite que el coito se realice con suavidad.

La sangre fluye hacia los genitales y hace que los labios menores se oscurezcan y aumenten de tamaño. En cambio, los labios mayores se aplanan, se abren y quedan menos visibles. El orificio vaginal se ensancha, mientras que la parte posterior se hincha. El útero se eleva, estirando la vagina y haciéndola un poco más larga.

Todos estos signos son menos evidentes a simple vista, pero el proceso es similar. A una hembra excitada el clítoris se le pone duro, aumenta de tamaño y se desplaza bajo el prepucio hasta hacerse visible.

Algunas mujeres experimentan también una erección en sus pezones, así como un ligero aumento en el volumen de los pechos.
Todo sobre la vulva

Fuera de todo misterio, la vulva se refiere a los genitales femeninos, el epicentro del placer. Si los miramos o los palpamos reconoceremos el el labio mayor (labios exteriores); labio menor (labios interiores); clítoris; capucha del clítoris; uretra y vagina. Por supuesto, cada uno con su cualidad y sensibilidad.

Los labios mayores son dos pliegues de la piel de tejido adiposo, cubiertos por vello púbico y que más o menos cubren el resto de la vulva. El tamaño varía en cada persona, de manera que los hay grandes, chicos, cortos, largos. Todas características normales y que en nada influyen en la sensibilidad sexual. Durante la excitación pueden hincharse un poco.

Los labios menores también son sensibles y pueden hincharse durante la excitación sexual. Se trata de los pliegues de la piel que van desde la capucha del clítoris, debajo de la vagina. Su color puede variar desde un rosado a un café oscuro, según el color de piel; también pueden cambiar de color en la madurez, de la misma forma que los pezones. En ocasiones pueden sobresalir entre los labios mayores, ser arrugados o lisos.

El clítoris: está ubicado debajo del punto donde los labios menores se encuentran. El clítoris tiene una cabeza o glande que puede aparecer más pequeña que una arveja o más grande que la punta de un dedo. Sólo la punta del clítoris es visible arriba de la vulva, en los pliegues suaves donde los labios se encuentran, bajo la piel de la capucha del clítoris. El resto del cuerpo del clítoris es esponjoso y está varios centímetros dentro del cuerpo.

Sus proporciones y sensibilidad también son diferentes en cada mujer. De la misma forma que el pene, el clítoris se pone rígido y se hincha durante la excitación sexual.

Es el centro del placer de la vulva, no tiene función reproductiva, por lo tanto su función única es disfrutar del espasmo que provoca su estimulación, es en extremo sensible. Sólo este pequeño punto concentra alrededor de 8 mil terminales nerviosas. Un dato, se supone que es el doble que el pene. No se trata de una competencia, pero grafica el potencial que tiene.

Tantra y el rito sexual

Cada parte de una relación sexual es considerada como un rito por el Tantra. Una fiesta de la sensibilidad que consigue llevar al hombre y a la mujer al punto original, la esencia del ser humano. Sublima el erotismo y aspira a hacerlo perpetuo. No sólo suena bien, sino que se siente increíble.

Olvídese de conseguir el placer físico y encontrará el camino a la satisfacción sexual sin límite. El Tantra habla de estregarse completamente, despertar y liberar su energía interna. Se trata de ver, tocar, despertar los sentidos y disfrutar el deseo al máximo. El orgasmo no es el objetivo, pero se consiguen por montón. La excitación no es una meta, pero alcanza dimensiones desconocidas. No busca el placer, pero lo sentirá a borbotones.

Más que la consecución del orgasmo, de lo que habla el Tantra es de la exaltación del deseo sexual. Extenderlo a todo el cuerpo y su relación con el universo. Sostenedor de muchas técnicas destinadas a despertar distintas sensibilidades del cuerpo, abrir canales de energía, directamente conectados con el placer sexual.

El orgasmo no es cosa de un segundo, ni del climax o el segundo de la pérdida de conciencia. Todo lo contrario, la relación sexual completa es el momento de la conciencia plena. El acoplamiento sexual es donde se comunican las fuerzas desconocidas, las internas y las del universo. El arte de potenciarlo, expandirlo. Durante el orgasmo se produce un intercambio de energía vital.

Suena maravilloso, pero como diríamos en jerga coloquial, no se trata de llegar y abrazarse, requiere de trabajo, dedicación y práctica para lograr la comunión de la que habla el Tantra. La buena noticia, es que esforzarse en practicarlo es una labor a la que bien podríamos dedicar de buena gana gran parte de la vida.
Lo mejor de los hombres
APRENDAN MUJERES

Ponga a su hombre sobre la cama, si quiere desnudito y comience la exploración y la explotación de sus zonas más sensibles. Esto se trata encontrar las mejores zonas, pero sale mejor si sabe donde buscar.

La sensibilidad sexual de los hombres, al igual que las mujeres, es cuestión de explorarlos, explotarlos y gozarlos. Son las zonas erógenas, que varían en cada hombre, pero que fisiológicamente es posible localizar más o menos específicamente y que están determinados básicamente por la cantidad de terminaciones nerviosas sensitivas que concentran. Esa es la razón para que reaccionen fácilmente y para que, en medio de una relación sexual, se convierten en potentes estímulos sexuales.

No olvide que en un estado emocional de excitación sexual cualquier parte del cuerpo puede reaccionar a un estimulo determinado. Por eso hay que crearlos o localizarlos y aplicar estímulo con lo que tenga y quiera: roces, besos, dedos, mezclados con ternura, cariño, pasión o locura, según lo amerite la ocasión.


Integre a su conocimiento personal, acopiado por la práctica, estas reglas más universales. Pero no vaya a pensar que es llegar y tocar, esto, como cualquier proceso amatorio requiere de un contexto apropiado y de una nueva búsqueda en cada oportunidad: lo que resultó una vez puede no resultar una segunda. El cuerpo nunca reacciona de la misma forma, dependerá del empeño, del amor, del cariño, y por cierto, de las destrezas.

Aquí puede ser válido eso incursionar en terreno masculino lento pero seguro, empezando por los labios, ahhhh! los labios son centrales, ellos no dejan de responder al tacto, a otros labios, a la lengua o los lamidos de una mujer.

El beso es por excelencia una expresión de amor y además funciona independientemente de otros estímulos o faenas amatorias. Lo bueno que tienen es que sus propiedades son móviles, se pueden trasladar donde queramos o podamos y bien es receptora de estímulos como provocadora de ellos.

La mujer excitará más al hombre si utiliza besos sensuales y profundos para estimular los labios, lengua e interior de su boca, besándole con la lengua fuera y dentro de su boca y procurando que las lenguas entren en contacto. Los mordisquitos también pueden resultar estimulantes, con moderación, claro.

A los hombres les gustan ser besados y acariciados detrás del cuello, las orejas y los párpados. Utilice diversas técnicas.

Pero en cualquier situación la comunicación es imprescindible cuando se está explorando a través de, por ejemplo, besitos o golpecitos por todo el cuerpo del hombre, quien de seguro se manifestará en las zonas que le causen más placer.

Todos estos antecedentes son capaces de desmentir la creencia de que a los hombres no les gusta o no disfrutan del juego previo. Es más, ésta estimulación es necesaria para una mejor y más firme erección.

Y DESPUÉS DE LOS BESOS ¿QUÉ?
Pues las manos, los dedos y si quiere puede seguir usando la boca o incorporar los pechos y los pezones para acariciar, dar golpecitos y fricciones con diferentes intensidades en, por ejemplo, los hombros, las palmas de las manos, la espalda, el pecho y sus pezones. Sí!, el frotar y succionar los pezones de la pareja no es un placer exclusivo de las mujeres, los hombres también lo disfrutan y una muestra de eso es que se erectan en señal de excitación cuando son estimulados.

Los genitales masculinos responden casi al contacto, son sin duda su zona más erógena, pero no es llegar e ir directamente al pene, sino que distraerse en otros puntos como el área justo detrás de la raíz del pene, entre éste y el ano, cubriendo la próstata. Ésta área puede ser excepcionalmente sensible al tacto, tanto en la erección como al alcanzar el orgasmo.


Los testículos son otra parte del cuerpo masculino en extremo sensibles y por lo mismo hay que manipularlos con suavidad, ya que lo contrario puede resultar doloroso. Y eso es justamente lo que no queremos.

El pene es la zona erógena más sensible de un hombre, donde siente las sensaciones más intensas y el placer se concentra. El cuerpo entero del pene es muy sensible, pero el extremo del glande es en particular rico en terminaciones nerviosas, en especial en su corona, y reaccionará con mucha rapidez a la mínima estimulación. También el frenillo es en extremo sensible en todos los hombre, al igual que detrás de la abertura del pene.

Pero no porque el pene sea el rey del festín olvidaremos masajear las nalgas que son sexualmente muy excitables y excitantes. Las caricias o golpecitos también sirven y si su pareja conciente, los mordiscos suaves pueden ser todo un aporte.

Si carece de prejuicios, alrededor del ano hay abundancia de terminaciones eróticas que lo hacen del todo excitante. Pruebe ¿cómo sabe?
¿Cuánto mide de profundidad la vagina de la mujer?

La vagina de la mayoría de las mujeres mide entre tres y siete pulgadas de largo. Por lo general, depende de la estatura de la mujer. Sin embargo, la vagina se puede extender en longitud y ancho durante las relaciones sexuales o en el parto.

La vagina es el conducto que comunica los órganos sexuales externos de la mujer — la vulva — con el cuello del útero y el útero.


También se la denomina canal de parto, porque es el conducto a través del cual el feto es empujado fuera del cuerpo durante el parto. También es el lugar a través del cual se canaliza el fluido menstrual y por donde entra el pene durante las relaciones sexuales vaginales
Tu Pregunta:
¿Aumenta o disminuye con la masturbación el tamaño del pene?

La Respuesta:
Ni uno ni otro. La masturbación no tiene un efecto permanente en el tamaño del pene.

Si un muchacho se masturba y tiene una erección, su pene se rellena con sangre, se endurece, y aumenta en tamaño, pero cuando se suaviza, de nuevo regresa a su tamaño original. Los penes flácidos de los adultos miden generalmente de 3¼ a 4¼ pulgadas de largo. La longitud promedia de un pene erecto es de cinco a siete pulgadas.
La verdad sobre la masturbación

Te voy a decir un secreto. La masturbación, es decir, tocarse los órganos sexuales para darse placer, no es mala. ¿Entiendes? No estoy diciendo solamente que no te va hacer ningún daño o que es normal. Estoy diciendo que no es algo malo. Probablemente has oído muchas cosas ridículas sobre la masturbación: te volverá ciego(a),te volverá loco(a)y te crecerá pelo en las palmas de las manos. Solamente se masturban las personas que están desesperadas por tener relaciones sexuales o no pueden conseguir sexo.

Nada de eso es verdad. ¿Quieres saber porqué? Es una cuestión de matemáticas: la mayoría de los adultos se masturban (mujeres y hombres). Eso quiere decir que habría muchas personas locas, ciegas, con pelos en las palmas y desesperadas.

Lo repito: la mayoría de las personas.se masturba. No importa quiénes son, lo que hacen o lo que dicen, lo más probable es que se masturben. En realidad, muchas personas se masturban toda su vida, tengan o no una pareja sexual. Es posible que se masturben solos(as) o tal vez lo hagan con su pareja. Mirando a la pareja masturbarse es una buena forma de ver qué es lo que le da placer.

Desgraciadamente, hay bastante verguenza y sentimientos de culpabilidad en cuanto a la masturbación. La masturbación ha tenido una mala reputación por mucho siglos. Afortunadamente, las entidades médicas declararon que la masturbación es una actividad completamente normal y saludable. En realidad, la mayoría de los expertos están de acuerdo que se les debe enseñar a los niños que no tiene nada de malo tocarse sus genitales, con tal de hacerlo en privado.
Tu Pregunta:
Querido Experto,
Cuando un chico tiene un orgasmo, lo que da placer es sentir cuando se eyacula el esperma. Las mujeres por lo general no eyaculan, ¿entonces cómo es que tienen un orgasmo?

La Respuesta:
En realidad, la eyaculación y el orgasmo son dos cosas diferentes.
El orgasmo, para los hombres y las mujeres es el relajamiento de la tensión muscular que ocurre durante la actividad sexual. Produce contracciones musculares rápidas por lo general en el área genital y anal, pero estas contracciones también se pueden sentir en todo el cuerpo. Para la mayoría de las personas estas contracciones musculares son muy agradables.

La eyaculación es mucho más común en los hombres que en las mujeres. En los hombres, la eyaculación es cuando el semen sale del pene erecto. Por lo general, el hombre tiene un orgasmo al mismo tiempo que eyacula, pero también a veces puede tener un orgasmo sin eyaculación, o eyacular sin haber tenido un orgasmo.

Aproximadamente el 10 por ciento de las mujeres eyacula, eso puede ocurrir cuando un líquido transparente sale de la uretra durante la excitación sexual intensa o durante el orgasmo. A diferencia de la eyaculación del hombre, la eyaculación de la mujer no contiene esperma.

¡Esperamos que esta información te ayuda!
La placentera dieta del sexo
Además de ser un menú exquisito bajo en calorías, esta dieta viene muy placentera al practicar de dos.

Además de ser un menú exquisito bajo en calorías, esta dieta viene muy placentera al practicar de dos.

Un exquisito y verdadero éxtasis, y por lo demás adelgaza.

La ventajas de esta dieta es que las puedes practicar el tiempo que tu desees rebajando calorías para todo el cuerpo.Vamos a bajar de 207 a 574 calorías siempre en cuando le des la intensidad requerida. Comenzemos!!

Al comenzar el día con unos besos suaves (10 cal), seguidas de caricias (15 cal).Escoger la ropa que te vas a poner 7cal. y por supuesto cuando el te la quite poco a poco 25cal.

Una riquísima ducha matinal con él y esto es dependiendo de la intensidad va desde 133 a 500 cal. quemadas.Recuerda no solo repasa tu espalda y su espalda con la esponja, puede ir mas allá de tu imaginación, te presente que de pie ya son 400cal. quemadas.

Desayuno
Un yogurt con cereales integrales, una pieza de fruta y una infusión o café sin azúcar.

Aperitivo
Un buen juegos con las manos (4 cal.), mordisquitos (14 cal), chupeteos (40 cal), besos normales (10 cal) y besos pasionales (18 cal).

Repón fuerzas
Un refresco sin azúcar y unos tacos de jamón serrano (no más de tres)

Almuerzo
Es imprensindible no saltearse ningún plato. Ya que es el plato fuerte e impotante. Al prepararlo debes saber que todo debe entar por los ojos, hay que preparar el ambiente teniendo en cuenta que la luz sea indirecta, la cama esté muy mullidita, la música dure como mínimo unos 90 minutos...(unas 42 a 50 cal.)

Entrada: empiezan con algo suave como ir quitándose la ropa (12 cal.) dandole muchos mimos superiores (20 cal) e inferiores (45 cal)

Primer plato: la postura del misionero (240 cal), tan típica como una ensalada.

Segundo plato: Puedes elegir entre todas las demás posturas del kamasutra (de 250 a 400 cal.) ponle variedad a la dieta o lo peor es caer en la rutina.

Postre: tú de crema y él de mermelada, o al revés. Tómalo directamente de su cuerpo con dulce y saboréalo, quemarás unas 160 cal.

Repón fuerzas
Ensalada, carne a la plancha, un yogurt y una rodaja de piña al natural.

Merienda
Susurrar a la oreja de tu pareja son unas 7 cal., pero una fantasía erótica completa contada el uno al otro y sin perder un sólo detalle puede llegar a suponer unas 130 cal. como mínimo.

Cena
Algo ligero pero muy intensa, recuerda ponerle mucha sensualidad. Podemos tomarla antes de irse a la cama como tomar delicias nocturnas que pueden ir desde el strit tease (60 cal. quemadas) a regalarse mutuas caricias profundas (70 cal. si él te las regala a tí, y 90 cal. si eres tú la que se las practica él).

Luego, la postura que no hayan probado al medio día es ideal para ponerla en práctica por la noche (250 cal. a 400 cal.)

Repón fuerza
Verdura hervida y pescado a la brasa. Una fruta fresca para el postre.

Recuerda las 7 calorías extra quemadas al colocar el preservativo. Imprescindibles para la buena salud y marcha de tu régimen. NO te prives y date el gusto de intentar algo nuevo.
El fenómeno Britney

El fenómeno Britney Spears aún arrasa con fuerzas: nosotros nos reímos de ella y sus fans la defienden llueva o truene, hasta ahí todo normal, sino fuera porque Britney tiene a fans que le hacen sombra.

Ese es el caso de Chris Crocker, fan acérrimo de la artista, y que está arrasando en YouTube, no sólo por hacer el ridículo con vídeos donde muestra sus "dotes" para el baile, sino también por el siguiente vídeo, que no se puede expresar con palabras.

Tal repercusión está teniendo el vídeo con sus miles de parodias por YouTube, que le han propuesto participar en una especie de reality show en la TV, donde afirman que se convertirá en toda "una estrella televisiva". Que Dios nos coja confesados...
Las posturas favoritas de ellas

La sexóloga Beverly Whipple, coautora del libro The Science of Orgasm, ha hablado con 5.000 mujeres sobre sus orgasmos. Esta es la lista favorita de posiciones obtenidas, según su efectividad a la hora de obtener el clímax.

1. Ella arriba (El clip, La tarántula)



4. Misionero modificado - Él de rodillas (La pierna arriba)

5. Misionero Modificado - Pelvis de ella elevada, y sus piernas en el aire (El candelabro)


7. De pie, cara a cara (Amor inesperado)

8. De pie, ella de espalda (Pies en la tierra)


10. Las cucharillas (En caja)
Los hombres son más felices que las mujeres

Un estudio basado en la calidad y no la cantidad de respuestas afirma que ellos disfrutan más haciendo algo, mientras ellas lo hacen por simple trámite social.

En un estudio que recogió The New York Times, se anunció que los hombres son más felices porque disfrutan más de hacer ciertas cosas mientras que las mujeres las hacen más por realizar una tarea.

Así, en las muestras tomadas por los investigadores Betsey Stevenson y Justin Wolfers, de la Universidad de Pennsylvania, no se tomó en cuenta la cantidad de veces que una persona se sienta contento al hacer algo, sino los motivos.

Del estudio se desprende que las mujeres califican con la misma intensidad de alegría una visita a los padres con lavar la ropa, por lo que lo toman como un trámite más. Mientras que los hombres relacionan el mismo acto con una buena tarde de conversación y algunas cervezas.

Según los investigadores, esta situación era inversa en los años 70' por lo que las mujeres habrían sido más felices en esa época.

Alan Krueger, un economista de Princeton, explicó que esto se debe a que desde la década de los 60', los hombres han ido abandonando progresivamente toda actividad que no les guste
Recupera la virginidad por sólo 1.000 euros

Si te arrepientes por haber perdido la virginidad o quieres volver a saber lo que se siente, estás a tiempo de rectificar. ¿Cómo? A través de una operación quirúrgica en la cual te reconstruyen el himen.

Solicita en tu clínica más cercana una himenoplastia y en sólo 10 minutos volverás ser virgen. Esta operación es muy frecuente entre gitanas o árabes, que por su cultura, está mal visto eso de no llegar vírgenes al matrimonio. También te puedes quedar embarazada y hacerte esta operación, y así podrás decir que has tenido algo más que palabras con el Espíritu Santo.

Así que, ya sabes, si alguna mujer te dice que es vírgen, no la creas. Cuánto daño va a hacer la himenoplastia...
El Alcohol, ¿puede transformarse en un afrodisiaco?

Es muy frecuente escuchar que "unas copitas de más", estimulan el deseo y animan a las personas a acercarse y a desempeñarse mejor sexualmente.

Es indudable el efecto desinhibidor que el alcohol tiene, actúa sobre la corteza cerebral, disuelve prejuicios y monotonías y libera los centros inferiores del cerebro, donde radican los centros neurovegetativos y del deseo sexual.

Sin embargo, deberemos señalar, que el alcohol tiene esos efectos, pero ingerido en escasa cantidad y por un breve lapso de tiempo. Cuando supera determinados límites de dosis, el efecto es totalmente contrario, perturbando el deseo sexual, impidiendo una buena erección, produciendo trastornos eyaculatorios y en las mujeres, perturbando la capacidad orgásmica.

El peligro del consumo repetido, es muy conocido. Muchas mujeres y hombres, hoy alcohólicos, comenzaron consumiendo alcohol para estimularse, desinhibirse y atreverse al contacto primero social y luego sexual. La repetición reiterada del procedimiento, termina lesionando los centros superiores y el hígado. El consumo del alcohol, ya no fue un medio, sino un fin en sí mismo.
Mitos sobre la Menstruación

No existe razón alguna para abstenerse del coito durante la época de la menstruación. No obstante, la mayoría de las culturas occidentales actuales, imponen restricciones contra la práctica (o cuando menos, expresan desagrado por ella).

Desde los estudios de Masters y Johnson, se sabe que la práctica del coito, los días de la menstruación, puede provocar alivio a las molestias que se presentan. No obstante, la mayoría de las parejas, prefiere abstenerse en los días de la menstruación.

En el correr de la experiencia sexual a través de los siglos, se ha considerado "impura" a la mujer con menstruación, declarada no apta para el coito, y castigada severamente, si pasaba delante de hombres cuando estaba menstruando.

La contaminación llegaba hasta el hombre, en el caso de tocarla, según puede leerse en el libro Levítico, Capítulo 15, Versículos 19-24. Desde el año 60 A.C., el historiador romano Plinio declaró que la sola presencia de una mujer menstruando, provocaba que el vino nuevo se volviera rancio, que las semillas se esterilizaran, que la fruta cayera de las ramas de los árboles y las plantas de los jardines se marchitaran.

Además, el mismo autor opinaba que el flujo menstrual destruía el filo del acero, era capaz de matar un enjambre de abejas, oxidaba el hierro y el latón (provocando un olor nauseabundo), y era capaz de provocar la rabia de los perros, si llegaban a probar sangre menstrual.
El rendimiento de un deportista, ¿disminuye si tiene relaciones sexuales?

La cantidad promedio de eyaculación, es de 3 a 4 ml., una pequeña cucharita de café. En función de las proteínas y grasas contenidas en el semen, la eyaculación promedio representa quizá, un valor calórico menor de 36 calorías.

Por lo tanto, es convincente la evidencia, una eyaculación normal no puede en forma alguna "debilitar"a un hombre, como lo han afirmado muchos entrenadores, sin duda alguna, en un esfuerzo para introducir "terrorismo ideológico" con la finalidad de provocar que los atletas descansen temprano y vayan a la cama solos, horas antes de la competencia.

Además es un mito -muy extendido por otra parte- que la mujer que deglute semen durante la ejecución del sexo oral, engorda o queda embarazada, o tiene alguna consecuencia de daño corporal.
Faldas último modelo
Lo último en faldas. Seguro que muchos chicos y chicas estarán muy contentos si esto se llega a usar. Simplemente tiras y coges el numerito. Pero por ahora sólo se queda en una campaña de publicidad, aunque tiempo al tiempo...

Una forma más fácil de anunciarse que colgándolo en el papel de una farola, aunque no esperes que te llamen para trabajos no relacionados con el sexo, la verdad. Estas nuevas formas de buscar sexo, que cada día nos sorprenden más...
El orgasmo y la eyaculación masculina, ¿son lo mismo?

Quizá sea una coincidencia que la eyaculación y el orgasmo ocurran juntos. Por ejemplo, puede ocurrir eyaculación en algunos pacientes graves neurológicos como los parapléjicos, si la lesión de la médula espinal es alta y no ha dañado la zona nerviosa responsable directa de la emisión.


Pero, sin embargo, la eyaculación del parapléjico, no va acompañada de la sensación subjetiva placentera del orgasmo. La sensación de orgasmo es la resultante de impulsos provenientes de la zona desencadenante de la médula espinal baja que llegan a la parte alta del cerebro.

Tanto la erección como la eyaculación, pueden ocurrir sin estimulación física alguna. El ejemplo de esto, es la producción de eyaculaciones nocturnas "poluciones nocturnas" y, por supuesto, la aparición de erecciones matinales o nocturnas.

Por otra parte, pueden aparecer orgasmos sin eyaculación, como sucede en los intervenidos quirúrgicamente de la próstata. La eyaculación, en tales casos, es "retrógrada", es decir, se va hacia atrás, hacia la vejiga y se elimina luego con la emisión normal del contenido vesical. Estos casos se denominan como "orgasmos secos".
Cómo Estimular el Pungo G

El punto G es, en los últimos años, motivo de polémica. Se cree que podría ser un starter del placer orgásmico, pero su eficacidad sólo se observa en un 10 % de mujeres. El punto G procura orgasmos explosivos, muy intensos. ¿Y qué pasa con el otro 90%? Que siguen buscándolo con su pareja… o acaban perdiendo interés.


Lo esencial es comprender que no por buscar el punto G, vas a encontrar EL botón que te permitirá alcanzar sistemáticamente el paraíso. Sin embargo, podrás descubrir en tu vagina zonas erógenas, de placer diferente … ¡y esto es ya muy importante!

Hablad de ello juntos. Si no le pides que se aventure a encontrar tu punto G, es muy posible que no se le ocurra hacerlo. A demás, si le ves explorar como un espeólogo en tu vagina, en busca del tesoro perdido, puede que te sientas un poco sorprendida si no te explica que es lo que pretende encontrar. El diálogo es esencial, aunque sólo sea para guiarle en este camino de voluptuosidad, ya sea en busca del punto G o de otros puntos de placer

Se encuentra más o menos a unos 3 ó 5 centímetros a la entrada de la vagina. Para encontrarlo con los dedos, si te encuentras de espaldas, hay que introducir uno o dos dedos y doblarlos un poquito hacia delante, para tocar este famoso punto G. Cuidado: este punto es una zona relativamente ancha, del tamaño de una moneda de dos euros...
El punto G tiene una sensibilidad particular, completamente diferente a la del clitoris. No es sensible a los roces, a las caricias ligeras, sino más bien a los masajes marcados. Por ello, el gesto debe ser poderoso, más bien lento y ejerciendo una presión relativamente fuerte. También es indispensable que la excitación continúe. Una mujer que no sienta deseo, ni excitación sexual, no tendrá ninguna sensación particular durante esta estimulación.
MEDIA HORA DE SEXO POR DÍA
En su última campaña publicitaria, la British Heart Foundation recomienda media hora de sexo por día como forma de prevenir las enfermedades cardiovasculares, entre otros beneficios.

En ocasiones las investigaciones realizadas por extraños organismos del otro lado del mundo parecen poco confiables. Y en ocasiones no importa si lo son o no, porque vale la pena creerlas.

La British Heart Foundation lanzó una serie de spots publicitarios donde de forma irónica y provocativa muestra que teniendo 30 minutos de sexo por día (entre otras posibles actividades) puede ayudar a prevenir las enfermedades cardiovasculares


Esto no es novedad. En las mujeres, la actividad sexual estimula la liberación de una hormona llamada oxitocina, que mejora el humor y disminuye el estrés. En los hombres, ayuda a fortalecer los músculos y el sistema inmunitario, ya que genera una producción mayor de testosterona.
Tentaciones en la Iglesia...

Ya no respetamos nada. Mira que ponerse en esa posición provocadora delante de un Juan Pablo II de cera.

Menos mal que es de cera, si hubiera pasado con la figura real a ver como habría reaccionado una persona que llevo tantos años, o toda su vida, sin pecar sexualmente...
EXISTE ALGO MEJOR QUE HACER EL AMOR?


Pienso que hacer el amor, tener sexo, o como quiera llamarlo, es uno de los placeres más grandes que hay. Y me gusta lo que implica la expresión "hacer el amor", en la que un pene dentro de una vagina es en realidad sólo una parte de un proceso mayor que puede ser satisfactorio en todas sus etapas.

El contacto físico, incluyendo los besos, los masajes, el contacto visual, el uso de los sentidos de la vista y del olfato, y escuchar emocionadamente a su pareja son todas partes vitales del proceso de obtener y dar satisfacción
Sexo y sexualidad
“El sexo se refiere al conjunto de características biológicas que definen el espectro de humanos como hembras y machos”,

En cambio, señala que la sexualidad se define “como una vivencia subjetiva dentro de un contexto sociocultural concreto del cuerpo sexuado. Es parte integral de la vida humana y eje del desarrollo.

Se articula a partir del potencial reproductivo de los seres humanos, de las relaciones afectivas y de la capacidad erótica, enmarcadas siempre en las relaciones de género”, aclara.

Señala que los elementos que integran nuestra sexualidad son: • la reproductividad, que no se limita a los elementos biológicos de la concepción, el embarazo y el parto, ya que tiene manifestaciones psicológicas y sociales importantes;
• el género, que tiene que ver con la concepción del mundo diferenciada en función del sexo al que se pertenece, hombres y mujeres;
• el erotismo, las potencialidades de experimentar placer sexual, y
• el vínculo afectivo, capacidad humana de desarrollar afectos intensos, la “resonancia afectiva”.
La voz (profunda) del amor

Un estudio realizado en una tribu de cazadores y recolectores en Tanzania, concluyó que los hombres con voz más profunda, tienen más hijos que quienes la tienen más aguda.

La investigación fue realizada por las universidades Mc Master y Florida, de Estados Unidos, y fue publicada en la revista Biology Letters.

Los resultados de este estudio indican que la voz del hombre ha evolucionado, y que las mujeres se sienten más atraídas por la palabra del barítono, que por la del tenor.

"Hay muchas razones que explican la relación entre la profundidad de la voz y el éxito en la reproducción", dice Coren Apicella, del Departamento de Antropología de la Universidad estadounidense de Harvard.

Al parecer, los tonos profundos provocan mayores niveles de testosterona.
Por ello, las mujeres pueden considerar a esos hombres como mejores cazadores y, por consiguiente, grandes proveedores de alimentos.

La tribu estudiada se llama Hadza y sigue las costumbres y los hábitos de los primeros seres humanos, con las mujeres recolectando moras, mientras que los hombres cazan animales y buscan miel.