El Tamaño del pene se nota en tu mano


Los hombres toda la vida nos estamos preguntando si el tamaño de nuestro pene les importa a nuestra pareja, ella talvez miente al decirnos que no, pero, resulta que aquel mito sobre la relación entre el tamaño del píe y el pene ha sido por fin desmentido por los científicos, pero afirman que el dedo índice DICE TODA LA VERDAD.

Un grupo de investigadores griegos, encabezado por el Dr. Evangelos Spyropoulos, afirma que es posible establecer un aproximado del tamaño del pene midiendo el dedo índice del sujeto.

El objetivo principal de la investigación, era obtener una media de la dimensión del pene, por lo que 52 hombres completamente sanos, de entre 19 y 38 años de dad, participaron en el estudio permitiendo que se les midiera el pene y el volumen de los testículos.

Otros datos que incluía el estudio, eran el peso, altura y el largo de los dedos de la mano. Los descubrimientos fueron sorprendentes, pues existe relación directa entre la longitud del miembro viril y el dedo índice.

Según el Dr. Evangelos Spyropoulos el estudio aplica al tamaño del pene erecto.

Uhm, al menos yo no creo que esto sea verídico, talvez para ese lugar del mundo, pero no creo que todos tengamos el tamaño de nuestro pene, parecido al de nuestro dedo índice, al menos no yo :P, y ustedes…dejen de verse el dedo índice :P.

Masturbación Femenina - ¿Porqué se masturban las mujeres?


Este es un texto que me encontré en internet y está escrito por una mujer, tiene como título ¿Porqué nos masturbamos las mujeres?


¿Porqué nos masturbamos las mujeres?

Porque se siente rico. Porque es lindo, porque se disfruta, porque se antoja.


Porque no tenemos quedar explicaciones, ni indicaciones.


Porque no tenemos que suspirar si no tenemos ganas, ni gemir para demostrar nada.


Porque conocemos el punto excanto.


Porque podemos practicarlo cuantas veces deseemos.


Porque podemos hacerlo tan callada o tan escandalosamente como se nos antoje.


Porque lo podemos hacer con infinita discresión bajo las sábanas de nuestra cama mientras metemos los dedos por debajo de nuestra más delicada pijama que no será tocada por nada, excepto por nuestros propios fluidos corporales.

Porque también podemos hacerlo frente al espejo observando cómo se dilatan, expanden y adquieren nuevos colores nuestros labios vaginales.


Porque podemos ensayar nuevos ángulos y posicion

es, y experimentar nuevas maneras de llegar al orgasmo.


Porque nunca saldremos lastimadas ni adoloridas.


Porque es divertido, de vez en cuando, contárselo a una amiga íntima.
Porque es divertido que lo sepas tú.


Porque alguna vez, nos encantaría mostrarte cómo lo hacemos.


Porque es una excelente manera de aprender a conocer nuestro cuerpo y tener buen sexo.


Porque no tenemos que fingir orgasmos cuando no los tenemos.


Porque el orgasmo está totalmente garantizado.


Porque, si nos cansamos o nos distraemos a media masturbación, no tenemos que esforzarnos por volver a concentrarnos en lo que estábamos.


Porque, a veces, despues de hacer el amor contigo, quedamos insatisfechas y no nos atrevemos a decírtelo.


Porque, a veces, no tenemos ganas de explicarte cómo puedes satisfacernos.


Porque, si un día sentimos el deseo y estamos sentadas en una silla que lo permita, basta con hacer ciertos movimientos para que todo termine en una feliz e íntima explosión que, al levantarnos, nos haga caminar con una inexplicable ligereza cargada de feromonas que a tí te parecerán irresistibles.


Porque podemos soñar con un hombre imposible mientras lo hacemos.


Porque así podemos revivir la última vez que estuvimos contigo, tanto como se nos antoje.


Porque nuestra sexualidad, aunque se place y se complace infinitamente con tu pene, mmmh, no sabes cuánto, es compleja, amplísima y provista de infinitas posibilidades para las que ni siquiera existen palabras que tú pudieras entender.


¿Sexo en la oficina?


Un sondeo realizado por el sitio New Woman, reveló que los lugares favoritos de ellas para tener sexo en el trabajo son:

El Escritorio - 40%
El Guardaropa - 24%
La Oficina del Jefe - 12%
El Estacionamiento - 10%
El Comedor - 8%
El Almacén - 6%

Un estudio hecho en Gran Bretaña reveló que 28% de las mujeres que laboran de ese país, han tenido sexo en la oficina. De ese porcentaje un elevado 65% no lo lamenta, eso quiere decir que ¡¡LES GUSTÓ!!.

MORIR DE AMOR


Recientes informes de la Universidad College London y la Facultad de Medicina Brighton & Sussex confirmaron que cierta información que procesa el cerebro podría alterar el funcionamiento del sistema cardíaco, incluso pudiendo provocar la muerte de la persona.

En tal sentido, las zonas altas del cerebro -aprendizaje, memoria y emociones-, pueden desestabilizar el músculo cardíaco de quien sufre enfermedad coronaria durante un período de gran sometimiento al estrés.

En tanto, la Facultad de Medicina Johns Hopkins descubrió que algunos pacientes con arterias sin coágulos sufrieron paros cardiorespiratorios tras un grave acontecimiento y sacudón emocional.

"Durante siglos el corazón fue pensado como el sitio donde nuestras emociones se originaban", señaló el profesional y agregó que "sin dudas esto estuvo basado en la observación cotidiana de que todo aquello que no nos resulta indiferente, produce cambios objetivos en la función cardíaca", según consignó el diario Los Andes.


Las 25 mujeres más sexies según la revista Playboy


Scarlett Johansson
· Christina Aguilera
· Pussycat Dolls
· Pamela Anderson
· Lindsay Lohan
· Beyoncé Knowles
· Denise Richards
· Jennifer Lopez
· Jessica Alba
· Angelina Jolie
· Carmen Electra
· Paris Hilton
· Jenna Jameson
· Charisma Carpenter
· Jenny McCarthy
· Kara Monaco
· Willa Ford
· Diora Baird
· Mercedes McNab
· Cindy Margolis
· Joanna Krupa
· Jaime Pressly
· Kelly Monaco
· Vida Guerra
· Mansion Playmates Holly, Bridget and Kendra

Al corazón de la mujer se llega por el olor




Hombres y mujeres no son conquistados de la misma manera. Ellas necesitan del olor para sentirse protegidas y amadas. Están en constante búsqueda de su perfume.

"Cuando un hombre olfatea lo hace principalmente porque algo huele bien. Mientras que las mujeres lo hacen por lograr proximidad, estar más cerca de su pareja", explicó el científico alemán Haarald Euler.

El especialista consultó a 459 mujeres y 153 hombres sobre sus hábitos olfativos. El sondeo reveló que ellas son mucho más sensibles a los aromas.

"Más del 80% de las mujeres olieron alguna vez una prenda de ropa de su pareja. Una tercera parte de ellas durmió incluso con ellas. En el caso de los hombre el porcentaje sólo llega al 34%", remarcó Euler.

Las mujeres suelen buscar los olores que les son familiares. Se acercan a personas que tengan la misma colonia que sus parejas o que usen el mismo desodorante, explicó el diario Los Tiempos.

"Algunas encuentran incluso esa cercanía cuando se rodean de gente que fuma el mismo tabaco que su pareja", agregó el experto alemán.

Esta es una diferencia más que se destaca entre ambos sexos. La forma de encarar las relaciones suele ser muy distinto y eso puede traer problemas en ciertas ocasiones.

"Las mujeres buscan amor y, en determinadas condiciones, esto puede llevar al sexo. En los hombres es justamente al revés", remarcó Euler.

Lo que seduce a un hombre en su primera impresión


Anne Campbell trabajó sobre una muestra de 125 hombres solteros, no comprometidos, para escribir su libro "Hombres y mujeres, atracción y rechazo". Así llegó a los siguientes resultados a la hora de definir que les atrae a ellos a primera vista:

*43% de los hombres se fijan en los pechos.
*El 39% de los hombres se fijan en las nalgas.
*El 18% de los hombres se fijan en las piernas.
*El 12% de los hombres se fijan en los ojos.
*El 6% de los hombres se fijan en la sonrisa.
*El 2% de los hombres sucumbe ante la cintura.
*El 2% de los hombres presta especial atención a la voz.
*El 1% de los hombres se fija en la elegancia y el porte.
*El 1% de los hombres se fija en el comportamiento social.
*El 1% de los hombres se fija en el estilo.

Las debilidades de los hombres inteligentes


Según Antonio Bolinches, el autor de "El arte de enamorar", ningún hombre inteligente se resiste a:

*Las mujeres que escuchan más de lo que hablan.
*A las que aprendieron a mantener relaciones simétricas.
*A las que aceptan más críticas de las que emiten.
*A las que son permisivas.
*A las que detectan fácilmente sus valores.
*A las que aprendieron a modelarse a sí mismas.

Para escribir su libro Bolinches encuestó a 200 hombres solos. Tras indagar en sus preferencias el autor concluyó que el 80% de los entrevistados reconoce que elige a las mujeres por su aspecto físico.


Sin embargo, la mayoría de los que se dejan seducir por lo que ven, confiesa que casi nunca logra resolver el vacío afectivo que sienten, a pesar de tener a su lado una mujer bonita.

En otras palabras, la belleza parece sernos suficiente para lograr estar bien en pareja.

Qué detestan los hombres de las mujeres


La escritora Alejandra Vallejo-Nágera, autora del libro "El amor no es ciego", se encargó de estudiar muy bien las preferencias masculina. Claro que cuando indagó sobre todo aquello que a ellos les hace perder la cabeza, también descubrió lo que los saca de quicio. Si eres mujer toma nota y seguramente sumarás unos puntos a tu favor.


*Que hagan el amor con maquillaje
*Que no sepan besar
*Que se pongan caprichosas o quejosas en la cama.
*Que sean descuidadas con su vestimenta y en especial con su ropa ...interior.
*Que hablen maravillas sobre sus ex parejas
Que acepten tener una relación sexual por hacerles "un favor" a ellos.

CORTOS


La tradición china dice que el “fluido de jade’ (la saliva del beso), tiene efectos beneficiosos para la salud.

Yoni. Término hindú que se usa para referirse al órgano sexual femenino.

La ninfomana es aquella mujer que no se cansa de practicar el sexo continuamente.


¿Riesgo de toxicidad en los consoladores?


Las alarmas se han disparado. Miembros de Greenpeace-México han alertado del hallazgo de suavizantes tóxicos en dildos y vibradores, tras un análisis realizado con consoladores en Holanda.

En concreto, ftalatos, un producto químico que se emplea para suavizar el policloruro de vinilo, material con el que están hechos algunos de estos productos.

Diversos estudios realizados con ratones apuntan a la posibilidad de transtornos hormonales y hepáticos.

Ese maldito intercambio de fluidos


Del estudio llevado a cabo recientemente por un equipo de investigadores de la Universidad de Edimburgo se desprenden dos conclusiones: una mala y otra buena.

La mala es que la gran concentración de prostaglandinas que tiene el fluido seminal puede favorecer en la mujer el desarrollo de tumores uterinos y de la cérvix.

La buena es que solo estimulan el crecimiento de posibles tumores, pero no los originan. ¡Algo es algo!

Trabajo de los menores




El Código de Trabajo de la República Dominicana, en su Título II, prohibe el trabajo de menores de 14 años de edad y establece en los artículos 244 al 254 las condiciones en que puede realizarse el trabajo. Asimismo en el Capítulo V, Sección II, artículos del 100 al 102 del Código del Menor, encontramos disposiciones referentes al derecho a la profesionalización y a la protección en el trabajo.


A pesar de las normas anteriores, la temprana inserción al trabajo de los menores ha traído como consecuencia el frecuente abandono de su educación, limitándose a desempeñar trabajos que en la mayoría de ocasiones son mal remunerados, pero cuyo pago representa el sustento diario para ellos y sus familias.

¿Cuanto tiempo dedica una pareja de casados a hacer el amor durante toda su vida?


610 horas de relaciones sexuales es el tiempo que le dedica una pareja de casados al intercambio “amatorio” en su vida común.

El dato es obtenido de la sumatoria del promedio de duración de cada relación sexual conyugal de 15 minutos.

Fantasías Sexuales más recurrentes en la mujer


Tener sexo en público

Tener sexo en grupo (no necesariamente con otras mujeres)

Tener sexo con un extraño sólo una noche

Tener sexo con un ex novio o ex esposo

Tener sexo en una posición de sadismo

Fantasías Sexuales más recurrentes en el hombre


Tener sexo con una mujer vestida con uniforme

Tener sexo con dos mujeres al mismo tiempo

Tener sexo con una prostituta

Tener sexo en una posición masoquista

Tener sexo en público

3 indicios de que ella tuvo un orgasmo


Para que no te vean la cara, o bien, descubras si te la están viendo, estos 3 indicios que a continuación te redacto, te ayudarán a notar si tu nena, realmente está teniendo un orgasmo o solamente está fingiendo.

También pido ayuda a las mujeres que nos leen, para que nos digan más indicios sobre cómo podemos notar que ustedes están teniendo un orgasmo…y también como fingen

1*Los senos reducen ligeramente su tamaño cuando ella está en pleno éxtasis.


2*En la mayoría de los casos, existen contracciones intensas que se ven reflejadas en una mayor rigidez muscular.

3*Aunque no todas las mujeres eyaculan, casi todas se humedecen al momento del orgasmo.

Estadísticas “Peneanas”


Tamaño medio del pene: 13.5cm, con un diámetro que varía entre los 3 y los 4.2cm.

El 3% de la población masculina tiene un pene pequeño, es decir: menos de 12cm en erección.

Se considera pene medio el que mide entre 12 y 17cm en erección, y se lo puede atribuir el 79% de los hombres.

Pene grande sería el que supera los 17cm en erección, y lo tiene el 18% de los hombres.

Las mujeres que juegan a videojuegos tienen una vida sexual mucho más activa


Un estudio realizado en Inglaterra muestra que las mujeres que juegan a videojuegos tienen una vida sexual más activa

Gametart, la compañía de juegos online más rentable en Reino Unido, ha realizado durante todo el pasado mes de enero del 2007 un estudio para investigar como la práctica de videojuegos afecta a la vida sexual de jugadoras del país, en especial tras la salida al mercado de consolas destinadas para ella como son la Pink PSP y la DS Lite.

Los resultados fueron sorprendentes e inesperados. Las mujeres que jugaban a videojuegos hacían sexo 4,3 veces por semana, mientras que las que no disfrutaban de ellos únicamente hacían sexo 3,2 veces. Pero no solo acaba aquí, muchas de las entrevistadas explicaron que desde que empezaron a jugar, practican más sexo que antes.

Sorprendente o no, aún es más sorprendente es el final del estudio, que invita a los hombres que en lugar de una cena y champán (que solo dura una noche) regalen a sus mujeres una consola, si quieren mejorar su vida sexual.

Tres ejercicios para fortalecer la musculatura genital masculina


Estos ejercicios nos permitirán mejorar el riego sanguíneo hacia nuestra zona genital y fortalecer su musculatura:

1*Balanceo de Caderas: Con las manos en la cintura, flexiona ligeramente las piernas e incline la pelvis hacia delante y hacia atrás. Al mismo tiempo contrae fuertemente los músculos de la pelvis. Repite entre 15 y 30 veces.

2*Alzamiento de Pelvis: Recuéstate boca arriba y flexiona las piernas. Contrae los glúteos, alza las caderas y mantente en esta postura DURANTE UNOS SEGUNDOS. Repítelo 15 y 30 veces.

3*Fintas: Driblar o brincar sin moverse del sitio es uno de los ejercicios más efectivos para que te llegue sangre al guevo, hazlo rápido por 15 o 30 segundos

50 ERRORES DE ELLAS EN LA CAMA!


* 1- Hacerse de rogar: el sexo “no es un favor” para ellos.
* 2- Tumbarse y esperar que el hombre lo haga todo: algunos lo llaman “ponerse en modo pasivo” o “síndrome del examinador de autoescuela”. Esto es cosa de dos.
* 3- La falta de iniciativa: es lo que más les molesta.
* 4- Hacerse una coleta ante de practicarle sexo oral: puedes cortarle el rollo.
* 5- Hacer daño con los dientes durante una felación: quizá no quiera volver a practicarlo.
* 6- No utilizar las manos durante la felación: le gusta sentir que juegas con ’su cosita’.
* 7- Planificar cuándo y cómo hacerlo: darle fecha y hora le agobia. Déjate llevar y que surja el momento. No hay que tenerlo todo bajo control.
* 8- Decirle que apague la luz: hacerlo con la luz encendida no es pornográfico.
* 9- Fingir los orgasmos: las exageraciones se notan.
* 10- Meterle el dedo en el ano mientras eyacula: ¡Ni se te ocurra hacerlo sin preguntar! Seguramente no sepa interpretarlo, para él es terreno vedado.
* 11- Poner pegas con el sexo oral: él nunca lo haría.
* 12- No innovar: si no te abres a probar cosas nuevas se acabará cansando.
* 13- Los complejos: el “me siento fea” no les deja concentrarse. Si se acuesta contigo es porque le gustas.
* 14- Hacer comentarios que no vienen a cuento durante el coito: estar atenta a otras cosas como echar el pestillo de la puerta “denota falta de interés”.
* 15- El pudor: él no sabe lo que es eso. Suéltate un poco más.
* 16- Pensar que ciertas cosas sólo las hacen las prostitutas: no te reprimas. Si te apetece, todo vale.
* 17- Querer que te abrace demasiado: con un poco de cariño postcoital es suficiente.
* 18- Negarse, por decreto, a practicar el sexo anal: están hartos de que sea un mito y se les considere “enfermos” por proponerlo.
* 19- Calentarle para, al final, no hacer nada: si no te apetece es mejor que no empieces. No le dejes con la miel en los labios.
* 20- Preguntar si ‘está dentro’: sin comentarios. Su autoestima dejará de existir.
* 21- Agarrarle con fuerza la cabeza mientras te hace sexo oral: a ti tampoco te gusta. Le ahogas.
* 22- No tocarle: a él también le gustan las caricias.
* 23- Coger su pene con demasiada energía: no es una zambomba.
* 24- El ‘hoy me duele la cabeza’: un clásico. Cambia de excusa.
* 25- ‘Jugar’ con sus testículos sin delicadeza: no son de goma.
* 26- Quedarse dormida antes o durante el acto: la primera puede molestarle, pero con la segunda se va de casa.
* 27- No hacer “un esfuerzo” si terminas antes: tú lo tienes más fácil que él.
* 28- Ponerse a recoger todo nada más acabar: podéis hacerlo después.
* 29- Poner una toalla en el sofá para no manchar: si lo haces se sentirá cohibido.
* 30- No meterle mano: le gusta ver tu cara más atrevida. Lánzate.
* 31- No decirle cosas bonitas: dicen que “los piropos no se inventaron sólo para las mujeres” y que ellos también tienen “su corazoncito”.
* 32- Creer y decir que todos los hombres son iguales: evita las generalizaciones. No le puedes decir a tu pareja que es como los demás.
* 33- Pensar que siempre tiene ganas: él no es una máquina sexual. A veces no le apetece.
* 34- No quitarse los calcetines: vale que el invierno es frío, pero es poco sexy.
* 35- Los ‘pedos’ vaginales: eso es inevitable.
* 36- Castigar sin sexo: no lo utilices como arma arrojadiza o moneda de cambio en la pareja.
* 37- Comparar el tamaño de su pene con el de tus antiguas parejas: no lo hagas, aunque te lo pregunte.
* 38- No estar depilada: no quiere que te rasures para él, pero sí la marca del bikini como mínimo.
* 39- Irse un momento a hacer pis en mitad del acto: esto es como cuando te vas de viaje, hay que hacerlo antes.
* 40- Quitarse el maquillaje “durante un buen rato” antes de hacerlo: conseguirás que pierda el interés o que se duerma.
* 41- Tener cosquillas por todas partes: al principio tiene gracia, pero luego desespera.
* 42- No usar lencería nueva: sobretodo si te la regala él. Un conjunto explosivo le dejará sin palabras. Olvídate de las bragas de dibujos animados.
* 43- No ponerle nunca el preservativo: ya se siente perjudicado respecto a ti por tener que ponérselo. Que no se sienta sólo en eso.
* 44- No comprar preservativos: él se los pone, pero os sirven a los dos.
* 45- Dar por supuesto que los pezones del hombre no sirven para nada: que no llamen la atención no quiere decir que sean de adorno.
* 46- No dejarle que te mire: él se excita viendo cómo disfrutas.
* 47- No decir lo que te gusta en la cama: pídele lo que te apetezca, no seas vergonzosa. Pónselo más fácil y saldrás ganando.
* 48-Poner mala cara o quedarse en silencio cuando eyacula demasiado rápido: peor se siente él. Ten paciencia, la emoción a veces juega malas pasadas.
* 49- Querer hablar por hablar después: si no es importante, déjalo.
* 50- Preguntarle qué ha sentido: ya lo sabes

15 errores que cometemos los hombres al hacer el amor


¿Apoco no es para dar pena ciertas actitudes que tomamos algunos hombres a la hora de hacer el amor?. Si bien es dicho: “En la forma de pedir, está el dar”. Muchas veces nosotros dejamos de ser detallistas y cariñosos, y lo único que queremos es satisfacer nuestro deseo sexual y olvidamos muchísimas cosas, tanto en el “preámbulo” como a la hora de “hacer el amor“…

1. Saltarse los Besos Tiernos: Evadir los labios de tu pareja cuando ella quiere besarte y en lugar de corresponderle, te lanzas directamente a “otro lado”, les hace sentir como si las hubieramos contratado “para un rato”.

2. Dar fuertes y dolorosos apretones y mordizcos: Cuando tienes los pechos de tu pareja en tus manos, no tiene porqué ser una escena parecida a cuando tu mamá está “calando” la calidad de los melones en el mercado. ¿Y quién les dijo que morder sus pezones fuertemente es algo estimulante?. Es como si a nosotros nos mordieran un huevo testículo…¿Verdad que si duele?. Hay caricias que un hombre hábil puede hacer con los dientes sin que se tenga que llevar el pezón de su mujer “como recuerdo”. Pídele a tu pareja que te guíe por dónde más le gusta que la acaricien y porfavor ¡¡NO SEAS BRUSCO!!…trátala con suavidad.

3. No hacerle caso a algunas partes del cuerpo de ella: Una mujer es más que tres zonas…(senos, boca y vagina). Como hombre debes saber que el cuerpo de la mujer es un manto de zonas erógenas y que no debes ignorarlas. Tampoco pienses que dónde le agarres o le acaricies va tener un orgasmo, lleva tiempo, pero, para cuando conozcas el cuerpo de tu pareja, harás maravillas.

4. Desnudarla torpemente: La falta de destreza manual aveces echa a perder toda la cachondez. A ninguna mujer le gusta sentirse estúpida, y vaya que ellas se sienten estúpidas cuando les intentan quitar un suéter o player y se les atora en la cabeza. Si no sabes como quitarle la ropa, pídele que te enseñe, o mejor pídele que se la quite lentamente…esto puede dar paso a una noche más divertida. Siempre que le quites la ropa, sé sutil y quítala lentamente, no lo hagas tan rápido, la puedes lastimar…pero tampoco te lleves tanto tiempo en quitar las prendas, si están muy “calientes” puedes quitar la ropa rápido, talvez esto la prenda más (lo digo por experiencia propia).

5. Quitarte los pantalones antes de tiempo: ¿Nunca te has visto en el espejo con boxers y calcetines?…déjame decirte amigo que no, no te ves sexy y varonil, al contrario ¡¡Te ves ridículo!!. Talvez ella prefiera verte desnudo ¿No lo crees?. Siempre que estén en pleno “faje”, aplica mi regla “Una tú, una yo“, así estarán a la par y los dos lucirán igual ;).

6. Llegar al clímax muy rápido: Talvez este es el temor más grande que tenemos todos los hombres ¿O no? y con toda razón, porque si eso llega a suceder cuando tu chava todavía no la logrado ni el orgasmo, provocarás que se enoje y talvez…que te conozcan como “El precoz“. Debes de darte cuenta de una vez por todas, que a las mujeres ¡¡No les gusta quedarse a medias!!. Trata de cambiar de posición (no tanto), pero si sientes que vas a eyacular, disminuye la velocidad de penetración y respira profundo, date un descanso y cámbiala de lugar, bésala…pero el mejor consejo que te puedo dar, es que primero trabajes en ella antes de empezar a hacer el amor. ¿Qué quiero decir con esto?…¡¡Dale una larga sesión de sexo oral!!, si le provocas un orgasmo o más, ella estará lista y no se preocupará tanto en el tiempo que dures.

7. Acabar muy tarde: El que dures demasiado sin eyacular, no quiere decir que eres un gran amante. Si ves la cara de tu chava y está viendo para todos lados…no, no está teniendo un orgamo, está aburrida y te está pidiendo a gritos que termines.

8. Hacer ciertos “movimientos lingüísticos” durante el sexo oral: Si no sabes dar sexo oral o no mides tus movimientos, aveces las podemos hacer sentir como un plato enorme de leche con un gato bebiendo de él. Si llevas una buena comunicación con tu chava, ella te pedirá que pares en la zona en la que más siente, si no te lo dice “PREGÚNTALE!!“. Sé suave cuando estés lamiendo el clítoris de tu chava, no lo hagas rápido, hazlo lento y en círculos o de lado a lado…

9. Creerse las películas porno: En las películas porno a las mujeres parece encantarles todo lo que les hacen, así sea cachetearlas o tratarlas como contorsionistas de circo. Sólo una observación…¡¡Eso no es la vida Real!!.

10. Hacerlas montar por horas: ¿Crees que no es aburrido y cansado para ellas, estar horas arriba de tí?. Deja de flojear amigo, levanta tu pelvis y penétrala tan profundamente como quieras, muéstrale que la canción tiene razón: “Y arriba las mujeres….pero para que se cansen”.

11. No pedir permiso para la penetración anal: Y no digas que fué un accidente, no son tontas. ¿Que dirías tú, si confunde tu pene con una paleta, y lo muerde?…¿Verdad que no es gracioso?.

12. Falta de creatividad: Olvídate del tamaño de tu pene o que tan acrobático o musculoso estás. Si no tienes imaginación estás perdido, pero si le demuestras que la tienes y la usas…ella sabrá quien es “El rey”.

13. Aplastarlas: Estarás de acuerdo que, por lo general, nosotros siempre pesamos más que ellas…así que si ves a tu chava que tiene la cara morada y no puede respirar, no está teniendo un orgasmo, la estás ahogando…¡¡QUÍTATE!!.

14. Eyacular en su boca por sorpresa: Si pretendes que ella pruebe tu “elixir”, lo menos que puedes ahcer es dejar de empacarte cuanta fritanga se te ponga enfrente, pues dicen que los hombres que se alimentan con más vegetales y frutas, producen semen más agradable al paladar. Así que si piensas terminar en su boca, “Come frutas y verduras”, de lo contrario, olvídate de hacerlo.

15. Darles las gracias: Nunca debes darle las gracias por haber hecho el amor contigo; se agradece cuando te dan un poco de sopa o café, pero nunca una buena sesión de sexo, sobre todo si es la primera vez que lo hacen juntos.

¿Las mujeres tienen sueños húmedos cómo los hombres?


Por supuesto que sí. Sin embargo, la mayoría de los hombres los tienen a los 18 años de edad, mientras que la mayoría de las mujeres, hasta los 40.

Los sueños húmedos en las mujeres son el resultado de frustraciones sexuales, aunque también los tienen quienes comienzan una nueva relación sexual.

Son perfectamente normales y no hacen daño.

Curiosidades sobre el Himen




La prueba reina de que una mujer es virgen es el himen (también llamado “quinto” o “parche”) que ningún miembro masculino haya descagarrado.

El himen es una telita o membrana que se encuentra a escasos centímetros de la abertura vaginal, con dos perforaciones para permitir el flujo menstrual, sin terminaciones nerviosas, pero si con mucho valor moral y social.

Gran parte de personas tiene la creencia de que el himen está localizado dentro de la vagina; no es así, es parte de la vulva y por tanto está situado fuera de la vagina, formando parte de los órganos genitales externos femeninos.

La palabra himen deriva de “himeneos“, el dios griego del matrimonio. Esta figura mitológica se representaba como un joven alado, de belleza excepcional, que portaba una antorcha en la mano y una guirnalda en la cabeza. Era invocado en las bodas mediante “himnos”, de ah
í el término.

El Sexo visto a través de Rayos X

¿Se imaginan como luce un pene en erección pero visto através de Rayos X? ¿O una pareja teniendo sexo? ¿O el clítoris durante la etapa de excitación?, pues Quo dentro de su edición especial: “El Libro Negro del Sexo”, muestra estas fotografías junto con otras más, las cuales son el resultado del trabajo del fotógrafo Alexander Tsiaras.

EL JUEGO SEXUAL


De qué hablamos exactamente cuando nos referimos al juego sexual? Al igual que en cualquier acto voluntario que busca la diversión, cada paso del juego sexual es un juego en sí, desde que se inicia hasta que se termina. Cada etapa tiene su sentido, y se vive y disfruta sin que ninguna parte sea considerada más o menos importante. Así es como entendemos el juego sexual.

Un beso, un abrazo, un coito, unas caricias, una masturbación... y tantas maneras de encontrar el placer son en sí juegos sexuales. De manera errónea las prácticas sexuales se han dividido en completas y preliminares. La importancia de las primeras frente a la desvalorización de las segundas no hace sino que perdamos el goce del juego en pro de una meta que puede o no llegar, y puede o no buscarse.

Lo llamamos juego sexual porque implica cierta relación lúdica. El adulto decide ceder terreno a la parte más sincera y menos condicionada por su madurez, a su parte más infantil. Se trata de despojarse de prejuicios, estar ajeno a tabúes y mitos encorsetadores y prohibitivos, y llegar al juego por el placer de jugar, dando paso a la curiosidad, la exploración, la fantasía y la pasión. Se trata de aprender de uno mismo, de conocerse más y desarrollar las potencialidades de un encuentro sexual donde se hacen presentes la cooperación y el gozo.

Se abandona la condición de persona aprendida y la máscara que obliga a aparentar, a controlar y, en definitiva, a saber, y se deja arribar la personalidad más niña. El poder y la prepotencia aquí no sirven, pues el placer implica libertad, concedérsela a uno mismo y procurársela al otro, propiciar risa y alejar la seriedad. Se trata de jugar, sabiendo que la satisfacción del juego no dependerá del amor ni de la habilidad, sino de permitirnos un código que nos aleje del autocontrol.


¿Qué nos atrae del otro?


A pesar de que estamos cansados de escuchar que el aspecto físico no es lo verdaderamente importante mientras que la personalidad sí lo es, los estudios demuestran que nos gusta mirar a las personas atractivas por simple placer estético, son mejor tratadas, mejor consideradas como personas (su belleza exterior se extiende a su interior: simpatía, competencia, bondad.

..), y se cree que tienen posibilidades de un futuro mejor y de ser más felices que las no atractivas.

Este comportamiento generalizado se observa desde la infancia, donde los niños guapos tienen más probabilidades de ser elegidos como amigos y menos de ser culpados por los profesores de mal comportamiento, por lo que posteriormente van a desarrollar una mayor confianza en sí mismos y una mayor autoestima.

También las personas consideradas por la mayoría atractivas va a influir en que les sea más fácil el relacionarse con otras personas y sean menos reservados a la hora de hacer amigos o parejas. Tienen más posibilidades puesto que saben que gustan mientras que sus amigos o parejas se van a sentir más valorados al ser "elegidos" entre una amplia oferta.

Romance al alcance del ratón


Tu pareja pasa más tiempo frente a la computadora, minimiza las ventanas cuando entras a la habitación y compartir con otras personas, especialmente contigo, no le atrae tanto como antes. Adelante, tienes todo el derecho a sospechar que sostiene un romance cibernético.

Las relaciones online generalmente comienzan en un chat y se desarrollan a través de candentes correos electrónicos o mensajes instantáneos. El anonimato del espacio cibernético permite que las personas actúen de manera desinhibida creando su mundo romántico privado inventando situaciones que jamás considerarían practicar en su mundo real o que está faltando en su relación de carne y hueso.

Pueden elegir a alguien sin presión ni miedo al rechazo y explorar sus fantasías sexuales sin exponerse al juicio de su pareja o alguien que considere estas como 'anormales'. También es la mejor manera de 'practicar' el sexo sin contagiarse con una enfermedad o embarazarse.

LOS SABORES DEL DESEO


A continuación, le presentamos algunos alimentos afrodisíacos y la razón de su origen libidinoso.

Aguacate: Fruta originaria de América. Conocida por los aztecas como "ahacuatl", que significa "el árbol de los testículos", de ahí su valor sexual.

Ajo: Su ingrediente fundamental es el aceite volátil que produce un penetrante aroma. Su calificativo de afrodisíaco se debe probablemente al efecto calentador que ejerce en el cuerpo de la persona. Es excelente para obtener un perfecto rendimiento sexual.

Canela: Es muy aromática. A más de ser afrodisíaca es antiséptica. Astringente y estimulante.

Chocolate: El alimento de los dioses para los aztecas. Es rico en antioxidante y por supuesto en sabor.

Ostra: Sus poderes afrodisíacos se notan más si se come cruda. Es uno de los pocos alimentos que contiene zinc (integrante de la testosterona).

NOTA BREVE


¿Por qué nos da sueño después del sexo?

Después del orgasmo obtenido en la relación sexual o en la masturbación, se concilia el sueño con más facilidad. Los estudios creen que la actividad sexual favorece el sueño, en parte debido a la acción de las hormonas y las sustancias cerebrales.

El ordenador pone en peligro las relaciones de pareja


El ordenador se ha convertido en el centro vital de miles de estadounidenses, que dedican más tiempo a navegar por Internet que a sus parejas, lo que hace peligrar cada vez más relaciones sentimentales.

El 65 por ciento de los estadounidenses presta a diario mayor atención a la pantalla de su ordenador que a las necesidades de sus seres queridos, según ha revelado una encuesta realizada por la firma Kelton Research.

"Te aleja de los demás sin que te des cuenta. Tiene efectos muy negativos si descuidas los sentimientos de tu pareja. Puede intoxicar una relación", advirtió en un comunicado el doctor Robi Ludwig, psicoterapeuta de pareja y presentador del programa de TV "Una semana para salvar un matrimonio".

Lo cierto es que la investigación muestra que el 84 por ciento de los estadounidenses ha desarrollado en los últimos tres años una dependencia cada vez mayor de sus computadoras domésticas.


Sin embargo, no todo es negativo en la relación del hombre y el chip: los ordenadores han abierto nuevas posibilidades sentimentales a los más de 90 millones de solteros de EEUU gracias a las páginas de citas en Internet.

ALGUNA VEZ HAS FINGIDO UN ORGASMO


Esta práctica es relativamente común entre las mujeres, quienes en su afán de 'recompensar' el desempeño sexual de su pareja o presionadas por una educación restrictiva en materia de sexo hacen caso omiso de su sexualidad

Francisco Fernández, terapeuta sexual por el Instituto Mexicano de Sexología, explica que actualmente la sociedad ha erigido al orgasmo como sinónimo de una buena relación sexual.

La mujer, dice, considera el orgasmo como una obligación, como algo que incluso la hace parecer más atractiva.

Otro aspecto que puede condicionar la mentira, es la idea de que el orgasmo femenino es el 'triunfo' de sexualidad masculina.

Los italianos son adictos a la autosatisfacción


El 88,3% de los hombres italianos afirma masturbarse una vez por semana, según una encuesta hecha por la revista mensual "Focus"· Entre las mujeres, el porcentaje es de 68 por ciento.

El sondeo publicado este sábado fue hecho entre 300 lectores -entre hombres y mujeres- y además de los datos anteriores devela que el 6,13% de los hombres aseguró que se masturba una vez al mes y un 5,4% dijo no haberlo hecho nunca.

Respecto a las mujeres, un 68,6% afirmó masturbarse una vez a la semana, mientras que un 16,2% de las mujeres respondió que jamás realizan practicas de onanismo.

Nueve de cada diez entrevistados, sean hombres o mujeres, piensan que la masturbación es un práctica más frecuente entre los primeros.

Sin embargo, mientras el 94,4% de los hombres están "plenamente convencidos" de ser ellos quienes más recurren a esta práctica, un 17,4% de las mujeres afirma que son ellas las que más se masturban.

El consenso entre ambos sexos aparece cuando reconocen la masturbación como una "práctica sexual natural", una afirmación que hacen propia el 91,8% de las mujeres y el 89% de los hombres.

Por edades, uno de cada diez encuestados entre 14 y 25 años considera la masturbación un vicio y uno de cada cuatro piensa que una frecuencia "excesiva" puede ser malo para la salud
.

Los hombres son el sexo debil: ante la presencia de una mujer atractiva son incapaces de tomar decisiones


Ante la belleza femenina se nubla la capacidad masculina y el varon se vuelve
vulnerable, al menos esta es la conclusión de un reciente estudio

La visión de una mujer atractiva es todo cuanto se necesita para arruinar la
capacidad de decisión de un hombre, y a mayores niveles de testosterona, peor.
Esta es la conclusión de un estudio. Los especialistas estudiaron las reacciones
de 176 voluntarios varones de entre 18 y 28 años.

Luego de que una parte de ellos estuvieran expuestos a imágenes de mujeres
atractivas o tuvieran que valorar prendas de lencería femeninas, los
participantes iniciaron juegos que requerían decisiones financieras.

Los hombres expuestos a las imágenes denominadas por los científicos como
“insinuaciones sexuales” fueron los más propensos a tomar las decisiones
equivocadas durante el experimento.

Las personas con mayores niveles de testosterona fueron las más proclives a
equivocarse al ser más vulnerables -de acuerdo con los especialistas -a las
insinuaciones sexuales, las cuales “les impiden concentrarse en su objetivo y
los distrae de decidir correctamente”.