LAS POSTURAS DEL AMOR



La carretilla



En esta postura la mujer debe tumbarse hacia abajo justo en el borde de la cama con los brazos apoyados; su pareja le sostiene los muslos en el aire mientras inicia la penetración. Aquí quien lleva la iniciativa es el hombre, acercando el cuerpo de la mujer hacia el suyo y marcando el ritmo del coito. Esta postura permite sentir sensaciones diversas, ya que permite el màximo de movimientos.


La butaca


Él se sienta y recuesta la espalda sobre un gran cojín para quedar inclinado; luego flexiona las rodillas hasta que su posición se asemeja a la de un conductor recostado en su asiento. Ella se sienta sobre el hombre hasta sentir su pene profundamente dentro de ella. Una vez así, eleva las piernas y las deja colgando sobre los hombros de él. Para esta postura se recomienda que ella sea de peso ligero o él tenga gran fortaleza para aguantar sin problemas el peso de su compañera durante un gran rato, ya que esta postura es para el deleite de los amantes sin prisas.

En respuesta a la pregunta, "¿Necesita estimulación extra hasta el orgasmo?" las mujeres respondieron:


Necesito "una mano" 38%
Puedo hacerlo sólo con coito 28%
Necesito sexo oral 21%
Otros 10%
Necesito un vibrador 3%

Esto revela que en los pasados diecinueve años el número de mujeres que experimentaban el orgasmo como resultado de la estimulación pene/vagina solamente no ha cambiado, un 26% contra un 28%.


La mayor cantidad, si no la mayoría de las mujeres, un 62%, necesita estimulación directa de su clítoris si quieren experimentar el orgasmo. No se sabe si "Otros" incluía alguna forma de estimulación clitoridiana, entonces el porcentaje puede ser más alto.

ORGASMO ON LINE


¿Como goza el otro sexo?
Prueba el orgasmo on line..

Siempre te has preguntado, ¿cómo goza el otro sexo? ¿Quieres probar
la diferencia entre tu orgasmo y el que nunca podrás tener? Esta la
simulación orgásmica:
CLIC SOBRE EL ENLACE


BRITÁNICO ADMITE SU ORIENTACIÓN SEXUAL... LE GUSTAN LOS AUTOS


Un mecánico inglés confesó que ha tenido relaciones sentimentales con un gran número de autos y, no conforme con ello, tuvo encuentros sexuales con dos botes y un jetski.

Se trata de Chris Donald, de 38 años, quien afirma que "a muchos les gustan los pechos y las caderas, pero yo prefiero mucho más una carrocería curvilínea". También reveló que es "monógamo" en cuanto al amor vehicular, pues sólo tuvo 20 autos en más de 30 años.

Además, reconoce que su adoración hacia los vehículos viene desde muy pequeño, cuando miraba la serie de televisión "El Auto Fantástico", ya que usaba este programa "para identificar cualidades humanas en los autos".

Pero también tuvo otras secuelas: "A medida que fui creciendo, he tenido sentimientos hacia los autos y ellos atraparon mi atención en cierta manera". Y no tiene miedo en exhibir su ránking de "ex-novias", compuesto por "Laura", un Peugeot 205; "Lydia", un BMW 735i; y Charlotte, un Jaguar XJ6.

Motivos del desamor


Cerca de 90.000 parejas se dicen adiós cada año en España. ¿Los motivos? Excesiva juventud, inmadurez, egoísmo, decepción. Ciertamente la pareja no es un camino de rosas y las estadísticas nos demuestran que se han triplicado los naufragios matrimoniales desde la implantación del divorcio.

Son infinitos los conflictos que sufren las parejas de hoy, pero haremos hincapié en los siete motivos más frecuentes de conflicto que llevan al desamor.

Juventud: cuanta menos edad sumen los cónyuges más posibilidades tienen de diluir su unión en un futuro, debido a que los jóvenes viven más el presente y el arrebato amoroso les empuja a tomar decisiones poco sopesadas sin reparar en los problemas de la convivencia. Sin embargo, esto no se da si los dos miembros de la pareja saben evolucionar junto a sus sentimientos y necesidades. Un estudio de Asuntos Sociales sobre parejas apunta a que los entrevistados más felices eran los que habían dicho el "sí, quiero" más tarde.

Decepción: en la convivencia día a día bajo el mismo techo, se descubren aspectos desconocidos del otro que en algunas ocasiones suponen dar al traste con la idea que se tenía de nuestra pareja. Ello ocurre principalmente debido a que en la etapa inicial de la relación lo habitual es que cada uno trate de dar lo mejor de sí y que -al estar enamorado/a- se vea solo aquello que se quiere ver. En esta etapa es importante la aceptación del otro y el desarrollar habilidades para mantener la relación.

Inmadurez: es muy difícil solucionar el que una de la partes esté fijada en la infancia y sea incapaz de asumir las responsabilidades que conlleva una relación. Las personas inmaduras suelen ser inconstantes, caprichosas, carentes de una visión sobre las consecuencias de sus actos. Es preferible esperar a que maduren para consolidar la relación.

Egoísmo: el sentimiento amoroso no es puramente altruista, cuando damos esperamos recibir lo mismo o al menos en similar proporción. El intercambio de afecto, de entrega, de comprensión, de cariño, de trabajo... llevará al desencanto si no es compartido, a la frustración, y logrará consumir a la relación.

Autoengaño: la creencia de que lograremos cambiar al otro es falsa y el mantener la venda en los ojos tampoco da resultado y en algún momento esta caerá. Tampoco resultan esas uniones en la que uno de los miembros proyecta en el otro su ideal de persona y la disfraza de lo que no es.

Falta de palabras: la incomunicación es uno de los pilares por los que se agrietan muchas parejas, y muchas veces la suma de silencios se va agrandando en igual proporción al resentimiento acumulado. Se acaba por no tener confianza en el otro y es imprescindible el diálogo y la sinceridad para poder mantener a flote la pareja. Las quejas en voz alta y la claridad restan relevancia al problema y al comunicarlo se minimiza el conflicto.

Rutina: la apatía en una relación es muy peligrosa. Cuando se instala el desinterés poco podemos hacer. Es importante esforzarse para mantener un intercambio interesante en la pareja y esto es algo que concierne a cada una de las partes. Es una utopía fantasiosa el sueño de que el otro, si nos ama, debe adivinar nuestros deseos. Las dos partes han de trabajar para que la relación sea todo menos aburrida.

¿No es mejor fingir el orgasmo, antes que quedar mal frente a los varones?


Fingir los orgasmos condena a una mujer a seguir haciéndolo y a no poder gozar, ya que está más pendiente de la escena que tienen que dramatizar que de su propia entrega al placer orgásmico. Para ella es más importante que él se sienta varón por producirle el orgasmo que su propio goce. Podríamos decir que para poder empezar a tener la posibilidad de orgasmar - si cabe el neologismo- : hay que dejar atrás la actuación y los fingimientos.

COMO DEFINIRIAS TU EL ORGASMO


El orgasmo es una vivencia intensamente placentera; un final en que la sensación es un estado de no conciencia.

Es una sensación de plenitud, de confundirse con el otro y transformarse en uno solo, y no querer que ese momento termine sino que continúe para poder seguir gozando esas sensaciones, tan placenteras.

Es una sensación de voluptuosidad, vivencia de felicidad máxima, de éxtasis.

La culminación necesaria de un estado de excitación gozosa, por la cual se accede a un estado momentáneo de trance, de comunicación o entrega total.

Es un momento esperado a veces con gran ansiedad. Un momento encontrado a veces con facilidad... y no logrado en algunas ocasiones.

Es la culminación del acto sexual y el momento de mayor sensación, con pérdida del dominio de sí mismo.

Se podría equiparar al estado de éxtasis... pero, ¡cómo definir el éxtasis!

Es una sensación que me permite sentirme bien después de una relación sexual, y que yo deseo tener ardientemente en el curso de ésta.

Describir el orgasmo es como pretender explicar la caída libre de un paracaidista, el vuelo de una gaviota o el mar. Tiene que ver con sentir, pero también con amar, confiar, entregarse, ver, tocar, escuchar y, al mismo tiempo, olvidarlo todo: es dejar de ser por un instante.

El orgasmo es como una sensación de plenitud, placer infinito, máxima excitación incontrolada y que despierta todas las fibras del cuerpo.

Es una sensación extremadamente placentera que marca la culminación de la respuesta sexual. El placer experimentado difícilmente pueda ser equiparado a otro obtenido en otras circunstancias. Podría decirse que es como un abandonar nuestro propio cuerpo y sentir que no existe tiempo ni espacio. Durante el orgasmo se siente que todo se pierde y todo se gana. Es como sentirse inmerso en un mundo nuevo e impensable.

Es la sensación de placer máximo, al punto tal que, si se prolonga, se convierte en inaguantable. Todo el ser, físico y mental, está comprometido. Es como si todo uno quedara detenido en ese momento. Todo nuestro ser corre a alcanzarlo y nos elevamos a la cumbre.

El orgasmo es una sensación sumamente placentera e implica la posibilidad de abandonarse a las sensaciones eróticas.

El orgasmo es algo esperado, una necesaria quietud y soledad en el momento culminante. Dan ganas de repetirlo y me satisface y doy satisfacción al otro. Es un momento en el cual más siento al otro, pero a la vez más solo estoy.

El orgasmo es una sensación absolutamente subjetiva: es como sentir que toda la existencia se condensa en un instante, se expande y explota en un grito de plenitud y triunfo. Es como perderse en el infinito y salir de él, es ganar energía, fuerza, vitalidad; es como sumergirse en un oleaje profundo y rítmico que nos arroja a la superficie clara y vital...

¿El amor puede producir efectos similares a la cocaína?


El amor romántico puede ser una emoción tan fundamental como el hambre o la sed, de acuerdo con electroencefalogramas que fueron realizados a hombres y mujeres jóvenes que están locamente enamoradas o recientemente despechados por un equipo de científicos de distintas universidades estadounidenses.

Mientras los participantes del estudio sentían distintas emociones cuando pensaban en la persona amada, todos tenían una cosa en común – a todos se les activó el área tegmental ventral, la zona postdorsal derecha y el núcleo del cerebro medio caudal, informa el periódico británico Daily Telegraph en su edición electrónica.

Estas regiones ricas en dopamina, "dieron señales de saciar necesidades profundas", dijo la profesora Helen Fisher, antropóloga que forma parte del equipo. "Todas estas áreas básicas están asociadas con el sistema de la dopamina, y también lo está el amor romántico".

Conocido como el sistema de motivación y recompensa del cerebro, las regiones parecen estar activas cada vez que la gente obtiene algo que desea profundamente – comida, agua, cocaína o quizás el llamado de su novia, en el caso de un adolescente enamorado.

"Las adicciones son muy poderosas, y la adicción a la cocaína está asociada con los sistemas de dopamina", dijo Fisher al periódico británico Daily Telegraph.

SEXUALIDAD FEMENINA


La sexual es una función no vital, ya que podemos vivir sin ejercerla, salvo en el sentido de la procreación de la especie. Tiene una vertiente biológica que responde a la procreación y a la respuesta genital, y una vertiente psicosocial, donde desde pequeños adoptamos ideas y actitudes que vienen modeladas de nuestra familia, con valores éticos y morales sexuales que regulan nuestra conducta.

Nuestra sociedad "occidental y cristiana" tiene valores muy arraigados en cuanto al matrimonio monogámico, donde se impone una conducta para el varón y otra para la mujer, creando en ambos géneros, exigencias muchas veces no satisfactorias para los sujetos.

Dice Didier Anzieu en su libro "El yo piel", que "el cuerpo es dimensión vital de la realidad humana, dato primero, irreductible a otros. Sin embargo ese cuerpo es negado, está ausente en la enseñanza de la vida cotidiana, es ignorado por el psicologismo". Teniendo en cuenta a este ser biopsicosocial y considerando que nos gestamos como un cuerpo en el interior de otro cuerpo, el que será significado por la estructura familiar y el orden social, dejando huellas en la imago corporal, y que superando las limitaciones del lenguaje oral, será la base material de los proceso psíquicos.

El cuerpo es un lugar de registro de las necesidades, lugar de deseo, de afectos, de emociones y la historia de un sujeto puede ser analizada desde esta perspectiva: la relación de un cuerpo con otros cuerpos, lo que se dá en sucesivos vínculos, registrándose experiencias de placer, de dolor, de satisfacción, de frustración, presencia y ausencia de otros. En esta sucesión de vínculos cada uno constituye su esquema corporal, vivencia emocional de identidad, a la vez que se conoce el mundo exterior que es el escenario de sus vivencias.

Está instaurada la idea de que cuando la mujer se enamore y se case va a alcanzar una vida sexual satisfactoria, aunque lo romántico es una ilusión inalcanzable. Dice Sigmund Freud que "la idea de felicidad individual, prometido desde lo social y lo cultural al cumplir con sus reglas, es una ilusión, una aspiración irrealizable y dañina como toda ilusión, de restauración narcisista, cuyo prototipo es el amor." Nuestra identidad no radica solo en lo que somos aparentemente, sino también en lo que queremos ser y la comprensión de la sexualidad personal es para lograr estos fines.



Las 13 mentiras más frecuentes sobre sexo


1. Las píldoras anticonceptivas causan cáncer
No sólo es incierto, si no que está científicamente demostrado que las píldoras anticonceptivas protegen a las mujeres contra dos tipos de cáncer: el endometrial y el ovárico. Además es uno de los métodos más seguros para prevenir embarazos no deseados, no así para prevenir el contagio de enfermedades de transmisión sexual.

2. Disfrutar del sexo depende del aspecto físico de nuestro acompañante
Siempre nos imaginas un sexo fantástico con personas físicamente espectaculares. Pero realmente una vez metidos en harina lo importante es el uso que se haga del cuerpo, no sus medidas. Es más, en muchas ocasiones el sexo con personas muy atractivas puede decepcionar si están tan supeditadas a su físico y se niegan a adoptar posturas o situaciones en las que no queden bien parados.

3. Existen dos tipos de orgasmos: vaginal y clitoridial
Hasta que no se demuestre lo contrario, el orgasmo en la mujer es uno solo. Lo que varía son sus formas y su intensidad. Lo mismo ocurre con la búsqueda incansable del punto G, a lo que hay que sumar, para desgracia de muchísimas mujeres que todavía no han logrado encontrarlo, el que ahora llaman punto H. ¿Qué tenemos, una vagina o un diccionario?

4. Para que una mujer sea virgen su himen debe estar intacto
Se acabó con esta manipulación de la virginidad de la mujer. Si bien es cierto que ya no se le da tanta importancia, todavía hay colectivos para los que es una condición indispensable en un buen matrimonio. Aunque no debería de importar, decir que biológicamente una persona virgen es aquélla que no ha mantenido relaciones sexuales. El himen se puede perder por un tampax mal puesto, en gimnasia con un movimiento brusco o en determinados deportes como la monta de caballos.

5. El tamaño de pene no importa
Señores no se engañen, el tamaño sí importa. Está claro que un centímetro más o menos no es relevante, pero si la carencia es considerable la penetración no puede ser tan buena. Otra cosa es que el tamaño se supla con gran habilidad en el sexo oral o en el juego sexual previo, pero estamos hablando de cosas diferentes.
También se comenta que el tamaño del pene puede calcularse por el tamaño de manos, pies o nariz, o que todos los negros tienen el pene enorme y por ello, mayor impulso y potencia sexual. Todo falso.

6. Los penes circuncisos aguantan más que los incircuncisos
Es la eterna pregunta, ¿circuncisión sí o no? Para las mujeres es simplemente una cuestión física. Hay algunas que gustan verlo todo a primera vista y a otras les gusta el misterio y descubrir qué se esconde bajo el capuchón.

Tampoco es incierto es que los penes incircuncisos tengan menos firmeza o aguanten menos por tener el glande más sensible, o que huelan peor. Sí necesitarán más higiene en la zona, pero si el hombre no es amante de la ducha, da igual que tenga la circuncisión hecha que no.

7. El alcohol es un estimulante sexual
Es cierto que en cantidades moderadas el alcohol, al igual que otro tipo de drogas como la marihuana, el éxtasis o la cocaína, es un componente desinhibidor que nos hace sentirnos más sexuales. Pero también nos hace perder sensibilidad y a veces hasta los papeles. Además, en ellos pueden producir un episodio de impotencia o de falta de orgasmo.

8. Es difícil que una mujer se quede embarazada la primera vez que tiene relaciones sexuales
Realmente no es nada difícil. De hecho, es algo que ocurre con mucha frecuencia. Biológicamente no existe ninguna traba para ello, es más la mujer por los nervios de la primera vez puede adelantar la ovulación y facilitar así la concepción.

También es posible que la mujer quede embarazada durante la menstruación. La ovulación no es algo cabal e infalible, situaciones de la vida (como el estrés, cambio en la altitud o emociones fuertes) pueden provocar que se esté ovulando mientras se está menstruando.

9. La mujer tiene menor capacidad para el orgasmo que el hombre
"No existen mujeres frígidas sino hombres inexpertos ". Y así sucede en muchos casos. La capacidad orgásmica en la mujer es igual a la del hombre, es más, la mujer puede experimentar varios orgasmos seguidos, mientras el hombre ha de tener un periodo de recuperación entre uno y otro.

10. La eyaculación precoz sólo afecta a los jóvenes
El hombre puede sufrir de eyaculación precoz en cualquier etapa de su vida, por cuestiones de estrés, de responsabilidad, de falta de confianza o incluso por trastornos físicos.

Pero no los remedios como inyecciones, pomadas, pastillas o intervención quirúrgica no tienen validez, y tampoco funciona lo de pensar en cosas desagradable durante la relación sexual. Lo mejor es una buena terapia de pareja y mucha autoconfianza.

11. El coito durante el embarazo puede hacer daño al feto
Es necesario para la pareja, y siempre que no lo contradiga el médico, mantener relaciones sexuales durante el embarazo para evitar la distancia. No se le hace daño al feto porque, por muy grande que sea el pene, jamás será capaz de penetrar en el útero que es donde se encuentra el bebé.

12. La esterilización reduce el impulso sexual del hombre o de la mujer
Todo lo contrario. El hombre y la mujer que han acudido de forma voluntaria a esterilizarse disfruta más del sexo, puesto que abandonan los temores de un embarazo no deseado.

13. La masturbación es una práctica limitada casi exclusivamente a los hombres
Ni la masturbación es físicamente dañina ni tampoco es un acto reservado a los hombres. Incluso es un acto que beneficia a ambos sexos ya que es una manera de conocer cómo disfruta el propio cuerpo, para luego transmitírsela a la pareja.

Además, que una pareja consolidada siga practicando el acto de la masturbación en soledad no significa que el sexo falle. A veces necesitamos disfrutar nosotros mismos de nuestra propia sexualidad, al igual que disfrutamos de nuestros amigos o de nuestra libertad.

Si en una relación sexual hay orgasmo mejor que mejor, puesto que supone la culminación de un momento de placer. Pero no siempre las mejores relaciones sexuales han venido acompañadas de orgasmos. Si no haz un recorrido por las que más se te han quedado grabadas.

Mucho menos hay que pensar que el clímax total se alcanza cuando hombre y mujer llegan al orgasmo juntos. Si ocurre bienvenido sea, pero no es algo ni mucho menos habitual, ya que tenemos distintos ‘tempos’ sexuales.

LOS HOMBRES HABLAN


A una encuesta llevada a cabo en EE.UU., entre hombres, pidiéndoles que respondieran a la pregunta, “¿Qué puede hacer un mujer para excitarte?”, la mayoría de ellos lo hicieron de una forma bastante convencional.

Luces tenues y música suave.
Perfumes.
Ropa interior sexy.
Lugares extraordinarios.
Aunque algunos hombres prefieran una atmósfera de intriga o fantasía, la mayoría dicen que lo que más les excita es, que su pareja se muestre receptiva y natural.

Quieren que su pareja:

Les muestre su cariño.
Se sienta interesada por lo que prefieren.
Tome la iniciativa.
Se exprese de una manera clara.
Muestre su pasión con palabras o gestos.
Ropas que excitan a los hombres.
Ropa interior cándida y sensual.
Ligueros y bodys.
Faldas minis o largas con aberturas.
Camisas escotadas y ceñidas.
No llevar ropa interior.

¿Pastillas o condón?


POR Liliana Munguia Montiel


Creo que la respuesta correcta sería condón, pero a pocas conocidas he escuchado decir que lo usen habitualmente con su pareja. Los motivos son variados, y en algunos casos preocupantes: nunca faltan los que dicen que llegaron de la fiesta con algunos grados de alcohol en las venas, y se dejaron llevar por la pasión; hay testimonios de chicas que creen que serán rechazadas o ahuyentarán al tipo si imponen el condón; a la fecha, y con tanta variedad de condones en el mercado, no faltan los que dicen que el placer disminuye o que se le quita magia al encuentro; pero lo más grave es cuando una mujer evita el condón para quedar embarazada sin decirle a él.

Aparte me gustaría tocar el tema de no usar condón cuando ellos son quienes lo evitan, porque aprieta, o porque no disfrutan igual, o porque no quieren gastar. Para ellos es muy fácil pensar que si la mujer toma la "pastillitita" no hay que temer. En efecto, el problema del embarazo está resuelto, pero ¿y las enfermedades qué? Lo que muchas mujeres no entienden es que el control natal lo tenemos en nuestras manos con pastillas, parches, inyecciones, pastillas de emergencia... ¿Pero cómo le hacemos para no contagiarnos de alguna enfermedad sexual?

Y tú, ¿qué opinas?

¿Fieras o clásicas en la cama?


La realidad es que padres y abuelos partieron de una cultura de abstinencia, censurada y castigada, y a nosotros nos tocó la brecha generacional en la que los anticonceptivos, el control natal y el placer se revelan para dejarnos ver la vida sexual más natural y sin sentimientos de culpa. Aquí es donde empieza el debate porque estamos justo en la transición, en el trabajo de demoler ideas y construir otras en nuestra mente: lees textos que promueven la sexualidad abierta, mientras lo aprendido en casa se retuerce en tu cabeza, ¿o no?

Por ejemplo, si una chica tiene planes de ir a cenar con su pareja, seguro piensa en el buen momento sexual que puede tener posteriormente, pero jamás lo aceptará porque sabemos que muchos la tacharán de ninfómana o de una 'cualquiera'. Aunque es un pensamiento común, ya trae adherida la etiqueta de censurado, unos dicen que es parte de la intimidad.

Los 'machos', otro gran problema

Lo peor es que no sólo tenemos que luchar contra nuestros 'demonios', también debemos enfrentarlos a ellos, a esos hombres que le dijeron que mandaban en la casa y en la cama. Muy a su pesar, pero algunos ya están asumiendo que su papel de 'machos' ya no funciona en una sociedad donde la mujer cada vez adquiere mayor protagonismo profesional y es más activa sexualmente.

Desgraciadamente hay los que no logran comprender la transición y su adaptación, y por lo tanto son los que golpean o dominan, y contra los que más tendremos que batallar para borrar ideas retrogradas.

Y tú, ¿qué opinas?

Actividad sexual quema 350 calorías cada 5 minutos


Más allá de los beneficios sicológicos y de bienestar emocional que produce el tener relaciones sexuales, los beneficios que se pueden obtener físicamente son muchos. Tonificar, rebajar kilos y trabajar áreas focalizadas, son sólo algunos de ellos.

No es desconocido que el tener una vida sexual activa genera muchos beneficios, tanto para salud física como emocional, además de considerarse como uno de los puntos centrales de unión en la pareja. Sin embargo, no se le ha tomado bien el peso a los beneficios que puede tener en la parte estética, específicamente en la resistencia y tonicidad muscular del cuerpo.

Si bien no se considera un ejercicio como tal, la actividad sexual podría considerarse casi como una rutina de actividad física, parecida a las que se realizan en un gimnasio, pero con resultados y beneficios mucho más placenteros. Claro que estamos hablando en el caso de que mantengas relaciones al menos unas 3 veces a la semana.

“En una relación sexual se llega a tener un gasto calórico de unas 350 calorías en unos 5 minutos debido a una concentración de varios factores fisiológicos y físicos lo que conlleva a que el organismo trabaje a full en todo momento”, explica Reinaldo D. Bello Estrada, Fisioterapeuta Cubano del Centro de Pilates Reyter

Zoofilia o relaciones sexuales con animales


Otra prohibición muy extendida es la relación sexual con animales y aunque en las sociedades occidentales y sobretodo en situaciones de soledad o aislamiento probablemente es mucho más común de lo que creemos no suele estar reglamentado de ningún modo, en el resto del mundo no es así, los yoruba de Nigeria atenían por costumbre que el cazador copulaba con el antílope que había matado después de haberle extirpado los testículos para que el espíritu de la pieza no le persiguiera, y entre los indios hopo se educaba a los adolescentes a copular con animales para conseguir su fuerza o su destreza.

Allí donde se producen prácticas de zoofilia este permitido o no lo más común es utilizar cabras, vacas, perros o caballos y en ocasiones animales de compañía como perros o animales mucho más inconvenientes como serpientes o tortugas.

La anécdota más exótica de todas no llega de la mano de sir Richard Burton (no el actor marido de Elizabeth Taylor, sino el traductor del Kama-Sutra) que nos informó que en casi todos los pueblos de Oriente Medio los hombres copulaban con hembras de cocodrilos para adquirir semejanzas y no ser devorados por ellos.

En la mitología griega han muchos casos de zoofilia y de muchas cosas más, el dios Júpiter se presentó a Leda en forma de cisne, lo más sorprendente es que después de esta extraña relación Leda quedo embarazada y puso dos huevos con dos parejas de gemelos, Castor y Pólux, y Helena y Clitemnestra. También copuló en forma de toro con Europa.

Existen las personas multiorgasmicas?


Aproximadamente el veinte por ciento de las mujeres pueden tener varios orgamos en la misma relación sexual, es decir tras la experiencia del orgasmo y sin descansar (aunque sí bajando momentáneamente el ritmo del juego sexual), pueden volver a estimularse y tener otro u otros orgasmos.

Esto mismo ocurre tan sólo en el dos por ciento de los hombres, que sin llegar a perder totalmente la erección y continuando el juego sexual pueden llegar una o varias veces más al orgasmo. Esta capacidad masculina suele darse en condiciones favorables tal como es el estar con una pareja capaz de seguir el juego erótico, en un ambiente relajado y agradable, etc.

Con el paso del tiempo estos hombres suelen ir perdiendo en alguna medida esta capacidad, de manera que es más fácil que tengan esta capacidad a los veinte que a los cuarenta y más dificilmente aún a los sesenta.

Pero lo importante es ser capaz de quedar plenamente satisfecho, con independencia de si esta plenitud se alcanza con uno o más orgasmos.

El doble orgasmo femenino


Persiste aún la creencia que en la mujer se dan dos orgasmos, uno vaginal, considerado maduro y otro clitoridiano, el inmaduro.

Cuántas mujeres arrastraron por tiempo el trauma de sentirse incapaces de llegar a ese orgasmo maduro y ni intentaron la estimulación clitoridiana, privándose del placer sexual por mucho tiempo.

Lo que han demostrado los estudios de los mejores sexólogos a nivel mundial, destacándose entre ellos los de Master & Johnson y Kinsey, es que no hay tales orgasmos, sino que existe un único orgasmo femenino.

Los últimos estudios incluso afirman que el orgasmo femenino es clitoridiano, es el clítoris correctamente estimulado, el que desencadenará la descarga muscular y psicológica que constituye el orgasmo.

¿cuáles son los beneficios de salud que ofrece la masturbación en la mujer?"


La masturbación puede:

ayudar a aliviar el estrés
liberar de la tensión sexual
aliviar los dolores menstruales
funcionar muy bien cuando una persona está teniendo problemas para dormir
estimular el sistema inmune para ayudar a reforzar la resistencia a infecciones tales como el resfrío común
liberar hormonas que levantan el estado de ánimo y ayudan contra la depresión
reducir las erecciones espontáneas que son embarazosas para los adolescentes
reducir el número de los incómodos sueños húmedos

Y, lo mejor de todo, la masturbación, a diferencia de otras formas de juego sexual, no tiene ningún riesgo de embarazo o de infección de transmisión sexual.

La masturbación ayuda a estar en control de las necesidades sexuales. Al explorar nuestros propio cuerpo mirándolo y tocándolo, podemos aprender más sobre lo que nos hace sentir bien sexualmente. Si no sabemos nosotros mismos lo que nos hace sentir bien, ¿cómo se lo podemos comunicar a nuestra pareja? La verdad, es que lo más probable sea que la mayoría de las personas aprenden a tener sus primeros orgasmos a través de la masturbación.

La Biblia habla sobre la Sexualidad


Proverbios 5:18 Sea bendito tu manantial, y alégrate con la mujer de tu juventud, 19 como una preciosa cierva o una graciosa gacela. Sus pechos te satisfagan en todo tiempo, y en su amor recréate siempre. 20 ¿Por qué, hijo mío, andarás apasionado por una mujer ajena y abrazarás el seno de una extraña?

Proverbios 9:17 "Las aguas hurtadas son dulces, y el pan comido en oculto es delicioso."

Romanos 1:26
Por esta causa, Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues sus mujeres cambiaron las relaciones naturales por relaciones contra naturaleza. 27 De la misma manera, también los hombres, dejando las relaciones naturales con la mujer, se encendieron en sus pasiones desordenadas unos con otros, cometiendo actos vergonzosos, hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución que corresponde a su extravío.

Hebreos 13:4 Honroso es para todos el matrimonio, y pura la relación conyugal; pero Dios juzgará a los fornicarios y a los adúlteros

Ellas Piensan más en el Sexo




Un sondeo realizado por el sitio Web lastminute.com sostiene que las mujeres piensan más en sexo que los hombres, derrumbando el mito que aseguraba lo contrario.

A partir de la opinión de 4.000 usuarios sobre los distintos temas en los que piensan los hombres y las mujeres, la mayoría de ellas aseguraron que dedican media hora más al día en pensar en el sexo que ellos.

El estudio además demuestra que el trabajo y el dinero siguen siendo los dos temas que más preocupan tanto a hombres como a mujeres.

En el tema del sexo, el estudio asegura que ellas dedican 3 horas a pensar en este tema, media hora más que los ellos, siendo el tercer tema de interés femenino.

Tanto en hombres como en mujeres, el trabajo se encuentra a la cabeza del ranking, ellos dedican casi 10 horas diarios a este tema, 2 más que ellas.

¿Es saludable, normal y deseable el sexo oral?


El sexo oral es polémico y llena de dudas a muchos hombres y mujeres. Mientras que para algunos, sea cual sea su género, es algo estupendo, para otros, igualmente, resulta algo repugnante. Lo cierto es que se trata de una actividad sexual que a nadie deja indiferente.

Se entiende por sexo oral no a hablar mucho sobre el sexo o a sentirse especialmente atraídos por escuchar o relatar relatos eróticos. No. Por si a alguien le cabe alguna duda, se asume como sexo oral al estímulo de los genitales de la pareja mediante el uso de los labios o de la lengua. En los hombres, ese estímulo se concentra en el glande y la zona del frenillo, mientras que en las mujeres abarca los labios menores, la vagina y, naturalmente, el clítoris.

Los entusiastas del sexo oral dicen que es una experiencia espléndida. Las mujeres que han recibido este tipo de estímulo hablan con entusiasmo de ella, pues se trata de una práctica que les proporciona un estímulo sexual verdaderamente eficaz.

Bésame Mucho




Los besos no son un nuevo remedio milagroso, sino una de las recetas naturales más deleitables y al alcance de tu mano, ¡o mejor dicho de tu boca! Pero además de una muestra de amor, los besos son terapéuticos.

Aunque los besos pueden transmitir decenas de miles de bacterias como las de las caries de una boca a otra, la mayoría son inofensivas y además son combatidas por la saliva, que contiene elementos desinfectantes.


En la pareja los besos son muy valiosos, son un elemento clave en la relación sexual y un contacto tan importante que incluso pueden decidir el futuro de la relación amorosa. La sexóloga británica Denise Knowles es gran partidaria de que las parejas se besen con entrega y que no se limiten a sólo juntar sus labios en un reflejo sin emoción.

"Es fácil que las parejas se olviden de besarse, pero es una manera muy valiosa de compartir intimidad.

Siempre nos hacen hincapié en tener buenas relaciones sexuales, pero mucha gente se olvida de que un beso es una manera fácil de mantener el contacto. Un buen beso da tanto placer y bienestar como el buen sexo, pero el beso es más fácil porque lo podemos disfrutar en la intimidad y en público”, dice Knowles

LO QUE QUIEREN ELLAS EN LA CAMA


Muchos hombres aún no se han enterado de lo que quieren las mujeres en la cama. Mantienen posturas y formas que convierten el sexo en rutinario, previsible e incluso anorgásmico para algunas de ellas. Hay que revelarse ante esta situación y tomar las riendas de la propia sexualidad. El deseo no es sólo patrimonio de los hombres. ¡Reivindica el tuyo!

Cuando se realizan consultas a mujeres acerca de sus preferencias en la cama, las respuestas podrían dejar a más de uno con la boca abierta, incluso a los menos conservadores. Y que es que recientes estudios han demostrado algo que era un secreto a voces: el deseo femenino existe y evoluciona a pasos de gigante.

Las mujeres, al igual que los hombres, tienen fantasías sexuales que podrían hacer mucho más excitante una relación si no fuera porque en ocasiones no se sienten libres para expresarlas. Cuestiones sociales, morales y educacionales ha relegado a la mujer a un segundo plano en la cama... hasta hace unos poco años. Ahora se está viviendo lo que ya se dejaba entrever en los locos años sesenta, época de haz el amor y no la guerra y donde la quema de sujetadores se convirtió en todo un símbolo de la libertad sexual.

Pero aún existen mentes retrógradas que se niegan a ver lo evidente. Abrámosles los ojos y mostrémosles qué es lo que quieren las mujeres en la cama.

¿El gran error de los hombres en la cama?


Considerar el sexo como penetración.

Existe un mundo lleno de posibilidades más allá de esto y así es reclamado por muchas mujeres. “Por lo que cuentan en la consulta, las mujeres heterosexuales, aparte de ser penetradas vaginalmente (que eso es lo que creen muchos hombres equivocadamente), desean compartir caricias, besos, fantasías, masturbación... en resumidas cuentas, pasarlo bien en la cama”.

Y es que las zonas erógenas de la mujer son infinitas y por lo tanto su sexualidad es mucho más rica y sus orgasmos más intensos y duraderos que los de los hombres, si se sabe cómo provocarlos. “A las mujeres les aburre mucho que las relaciones sexuales se limiten al la penetración casi directa y poco más. Desean sentir placer, alcanzar el clímax y, por supuesto, tener orgasmo/os”, afirma el sexólogo.

Pero no sólo existen hombres inexpertos sino también mujeres cobardes. ¿Quién en algún momento de su vida no ha fingido un orgasmo por no atreverse a decirle que no iba por buen camino? La comunicación es la llave del placer. Tener la libertad y confianza de hablar con la pareja abiertamente acerca del sexo, permitirá la experimentación de cosas nuevas y el disfrute pleno de las relaciones. Hay que evolucionar. Cada momento y cada etapa de la vida exige una cosa diferente en la cama.

CURIOSIDADES SEXUALES 2




En 1657, el general francés De Condé consiguió su máxima ambición: hacer el amor 12 veces seguidas en una noche. Desde entonces todas sus prendas estaban marcadas con el número 12.

Según el informe Kinsey, el 75% de los hombres eyacula dos minutos después de empezar el acto sexual.

Tres de cada cuatro mujeres ven crecer su apetito sexual justo antes o durante la mestruación.

En Roma existía un esclavo especializado en la depilación, el alipilarius, al que recurrían las cortesanas para eliminar el vello púbico.

La reacción de la mujer ante el semen puede ser muy variado, desde el placer al rechazo, pero ninguna fue tan espectacular como la que se explica en el libro The pill on trial (P. Vaugha - 1967). En el cual se relata el caso de una joven que sufría una intensa reacción alérgica, con asma, picores, fuetes dolores en al pelvis y ampollas por todo el cuerpo, cada vez que mantenía relaciones sexuales.

El rey Tonga tenía el deber y el derecho de desflorar a todas las mujeres virgenes de su isla, esta obligación seguía ejerciendola a la edad de 80 años.


CURIOSIDADES SEXUALES 1


Depilarse el vello púbico es considerado en la India, Grecia y Roma un recurso afrodisiaco, así Aristófanes, en su libro Lisistrata, dice: "Tengamos el delta bien depilado".

Algunas tribus maoríes del Pacífico se implantaban en la piel del pene trocitos de conchas marinas para estimular el interior de la vagina de su pareja.

En la Roma republicana, las esposas evitaban, por pudor, mostrarse desnudas totalmente ante el marido, y sólo hacian el amor a oscuras o de noche.

Los griegos consideraban joven al hombre que era capaz de cumplir tres coitos completos seguidos; ellos lo llamaban katatriakontoutisai, es decir, " clavar tres veces el venablo

Con la muerte de Margarite Courdan, una reputada fabricante de consoladores, se encontró una gran lista de pedidos para conventos religiosos.


Según recientes estudios realizados, sólo un 3% de las mujeres alcanzan el orgasmo en sus primeras relaciones sexuales, y sólo un 17% se sienten satisfechas; miestras que el 27% de los varones llegan al orgasmo y el 60% se sienten satisfechos.