Infidelidad en la Mujer


La infidelidad de la mujer siempre ha sido más reprobable que la del hombre, porque las sociedades machistas se resisten a reconocer que también las mujeres pueden serle infieles a su pareja. Los hombres que piensan que sólo engañan ellos, deben estar más atentos. Aunque aparentemente en menor medida, pero las estadísticas lo confirman: cada día más mujeres son infieles. Según un estudio del Dr. Bob Lanier, el 22% de las mujeres admite haber tenido relaciones sexuales engañando a su pareja.


¿POR QUÉ SON INFIELES LAS MUJERES?

A lo largo de la historia, la mujer ha sido económicamente dependiente del hombre y ha cuidado directamente a los hijos, por lo tanto ha necesitado a un hombre que le dé la máxima seguridad, y si el hombre que tiene no le ha aportado esa protección, ella ha buscado otro. Sin embargo, hoy la mujer del siglo XXI es económicamente independiente y tiene pocos hijos, por eso más que seguridad, busca admirar a una pareja competitiva. El hombre fracasado o sin iniciativa ya no responde a sus expectativas, es entonces cuando busca fuera y en muchas ocasiones lo encuentra en su lugar de trabajo.

La Dra. Shere Hite, conocida mundialmente por sus investigaciones e informes sobre sexualidad, sobre todo femenina, destaca las siguientes causas de infidelidad de la mujer:

1. Baja autoestima. Casi todas las mujeres que son infieles se sienten solas y aisladas de su pareja.

2. La necesidad de sentirse apreciada. El 60% cree que mantener relaciones fuera de la pareja es por tener una persona que las aprecie de un modo especial y así reafirmar su propia identidad.

3. Una sexualidad deficiente. El 21% de las mujeres siente que el motivo de sus aventuras amorosas es una sexualidad en poca cantidad o en poca calidad con la pareja.

4. Por vengarse de la pareja. El 7% de las mujeres tiene aventuras sexuales porque sus parejas las han tenido primero, y eso las enfurece y las devasta.

5. La falta de experiencia sexual. Los asuntos amorosos son atractivos como experimentación sexual para aquellas mujeres que llegan vírgenes al matrimonio.

LOS HOMBRES QUIEREN MÁS A SUS OSITOS DE PELUCHE QUE LAS MUJERES


Un nuevo estudio realizado en Inglaterra revela que los hombres se están volviendo cada vez más sensibles, por lo que utilizan ositos de peluche para dormir en mayor proporción que las mujeres.

De acuerdo con los resultados del informe, el 20 por ciento de los hombres reconoció que duerme con un muñeco de felpa, contra el 15% de las mujeres. El 63 por ciento de las 2.000 personas encuestadas admitió que necesita un gesto mimoso a la hora de dormir para poder conciliar el sueño.

Este estudio fue encargado por la cadena de hoteles Travelodge con el objeto de testear la "Cuddillow", una almohada "mimosa" de 75 cm de largo y dotada con dos brazos. Pero los encuestados no quieren que una almohada les haga cariños en la cama: la mayoría de los hombres prefiere a Angelina Jolie, mientras que las mujeres se inclinaron por Johnny Depp.

Un hombre se casa consigo mismo


El chino Liu Ye de 39 años y procedente de la ciudad de Zuhai se ha casado con una copia de sí mismo vistiendo un vestido de novia de mujer y ataviada como tal.

"Existen muchas razones por las que he querido casarme conmigo mismo, pero la principal es expresar mi insatisfacción con la realidad", afirmó.

"Este matrimonio hace que me sienta completo de nuevo. Mi definición del matrimonio es por tanto diferente a la de otros".

La ceremonia fue llevada a cabo de modo tradicional y asistieron más de 100 invitados.

La "pareja" fue conducida al exterior por una dama de honor como manda la tradición.

Por último, Liu Ye confirmó que no tiene tendencias homosexuales pero admite ser "quizá un poco narcisista", según informó el diario New Express.

¿Qué es el fellatio?


En las relaciones sexuales, algunas parejas deciden emplear otras formas de amarse y una de ellas puede ser la felación o fellatio, que no es más que otra práctica para estimular el órgano masculino de la pareja.

Sin embargo, por lo controversial del tema, la sexóloga y terapeuta Leticia Zonana Chamah sugiere que esto sea de común acuerdo entre la pareja antes de lanzarse a experimentarlo.

"Fellatio es el nombre que se le da al sexo oral que le hace la mujer al hombre, una práctica muy común en los juegos de intimidad entre
las parejas, que va enfocado a la estimulación del varón, aunque también existe el que es para estimularlas a ellas, que es el cunnilingus", explica.

Sin embargo, cada pareja y persona tiene que estar de acuerdo para llevar a cabo tales prácticas.

En la estimulación del fellatio, el órgano masculino tiene muchos puntos sensibles, aunque el más importante, dice, es la punta, porque ahí es donde se ubican todas las terminaciones nerviosas, siendo bastante placentero para los varones.

Habrá que considerar que cada persona tiene una forma de sentir diferente y esto debe comunicarse a la pareja.

"Uno de los aspectos más importante es que haya un adecuado aseo, porque es una parte que utilizan para hacer del baño y, por supuesto, debe estar limpio", agrega, "se recomienda que la las parejas utilicen el condón en esta práctica sexual para evitar contraer posibles infecciones".

Lo que seduce a un hombre en su primera impresión


Anne Campbell trabajó sobre una muestra de 125 hombres solteros, no comprometidos, para escribir su libro "Hombres y mujeres, atracción y rechazo". Así llegó a los siguientes resultados a la hora de definir que les atrae a ellos a primera vista:

*43% de los hombres se fijan en los pechos.
*El 39% de los hombres se fijan en las nalgas.
*El 18% de los hombres se fijan en las piernas.
*El 12% de los hombres se fijan en los ojos.
*El 6% de los hombres se fijan en la sonrisa.
*El 2% de los hombres sucumbe ante la cintura.
*El 2% de los hombres presta especial atención a la voz.
*El 1% de los hombres se fija en la elegancia y el porte.
*El 1% de los hombres se fija en el comportamiento social.
*El 1% de los hombres se fija en el estilo.

Las debilidades de los hombres inteligentes


Según Antonio Bolinches, el autor de "El arte de enamorar", ningún hombre inteligente se resiste a:

*Las mujeres que escuchan más de lo que hablan.
*A las que aprendieron a mantener relaciones simétricas.
*A las que aceptan más críticas de las que emiten.
*A las que son permisivas.
*A las que detectan fácilmente sus valores.
*A las que aprendieron a modelarse a sí mismas.

Para escribir su libro Bolinches encuestó a 200 hombres solos. Tras indagar en sus preferencias el autor concluyó que el 80% de los entrevistados reconoce que elige a las mujeres por su aspecto físico. Sin embargo, la mayoría de los que se dejan seducir por lo que ven, confiesa que casi nunca logra resolver el vacío afectivo que sienten, a pesar de tener a su lado una mujer bonita. En otras palabras, la belleza parece sernos suficiente para lograr estar bien en pareja.

Qué detestan los hombres de las mujeres


La escritora Alejandra Vallejo-Nágera, autora del libro "El amor no es ciego", se encargó de estudiar muy bien las preferencias masculina. Claro que cuando indagó sobre todo aquello que a ellos les hace perder la cabeza, también descubrió lo que los saca de quicio. Si eres mujer toma nota y seguramente sumarás unos puntos a tu favor.


*Que hagan el amor con maquillaje
*Que no sepan besar
*Que se pongan caprichosas o quejosas en la cama.
*Que sean descuidadas con su vestimenta y en especial con su ropa ...interior.
*Que hablen maravillas sobre sus ex parejas
Que acepten tener una relación sexual por hacerles "un favor" a ellos.

Seducir a un hombre


Dicen que lo esencial es invisible a los ojos, sin embargo, la mirada de un hombre nunca puede permanecer ajena ante ciertos atributos femeninos- Te contamos los encantos ante los cuales ningún exponente del sexo masculino se resiste.

Más de una mujer abordará este artículo segura de obtener todas las respuestas. A los hombres sólo le gustan los pechos y los traseros, dirán convencidas de haber acertado, pero....¿no sería subestimarlos demasiado?. Si bien es verdad que el aspecto físico importa, al menos en la primera impresión, también es cierto que ninguna relación se sostiene sólo a fuerza de lo externo.

Ciertos cánones de belleza son irresistibles para la mayoría de los hombres, pero ninguno está dispuesto a compartir su vida con una mujer que sólo le ofrezca un cuerpo hermoso para ser admirado. Y tal es así que no son las formas, sino las actitudes lo que más valoran ellos.

El erotismo es uno de los requisitos que encabeza el ránking de las preferencias masculinas. Lo llamativo es que, en casi todos los casos, los hombres parecen separar, y a veces en forma casi irreconciliable, el sexo del amor.

Lamentablemente ellos a veces olvidan que mantener relaciones sexuales con una mujer también puede ser un acto de amor.

CONOSCAN A SAMUEL


SAMUEL es un joven residente en LA YAGUITA DE PASTOR uno de los barrios mas pobres de santiago,en la REPUBLICA DOMINICANA

SAMUEL desea salir de la miseria en que vive para lograrlo tiene un deseo peculiar

Encontrar el amor de una señora de alta sociedad, osea una vieja con cuartos que quiera mantenerlo.

El la dará a cambio sexualidad permanente,osea 5 o 6 polvos diario ya que con sus 22 años puede lograr esto y mucho más

Comunicate con el en el siguente email

Joediaz42@hotmail.com


Fantasias Sexuales






1. Sorprende sus sentidos. Métete un cubito de hielo en la boca un rato, y luego acaricia y recorre el cuerpo de tu amante con los labios y la lengua. Tu boca helada en su piel ardiente le resultará exquisita. Pero eleva más la temperatura tomando una bebida caliente y alternando las dos sensaciones: un par de minutos estimúlalo con la boca fría y otro par de minutos con la boca caliente. Así activarás terminales nerviosas distintas y le darás todo un banquete de sensaciones.

2. Hazle un trabajo manual. Si lo que quieres es que él se retuerza en público, toma su mano y llévatela a la boca como si fueras a besarla, manteniendo contacto visual atrapa su dedo en tu boca y chúpalo como si estuvieras dándole sexo oral hasta que él ya no pueda más y se escurra literalmente de la silla.

3. Escríbele un cuento. Inventa tu propio cuento erótico o consigue uno y llévatelo a la recámara. Entonces haz que él lea en voz alta la parte más lujuriosa y excitable que pueda soportar decir en voz alta. Tú escucha atenta mientras le practicas sexo oral. Verás cómo lo haces alcanzar el orgasmo al mismo tiempo del clímax del relato.

4. Introduce el elemento sorpresa. Apaga las luces y deja la habitación en completa oscuridad o véndense los ojos mutuamente. Al eliminar la vista agudizarán los demás sentidos, especialmente el tacto. También serán más conscientes de los sonidos del sexo, la respiración y los gemidos. Entonces rompe el contacto, él no podrá ver dónde estás hasta que sienta tu mano acariciando el interior de su muslo, tu lengua en el lugar menos esperado o una frase obscena susurrada en su oído.

5. Cuenta atrás hacia el éxtasis. Si se acaban las cosas un poco más rápido de lo que ambos desearían, pídele que cuente atrás hasta 500 durante el coito. Al mantener ocupado el cerebro, el pene también se distrae, prolongando la relación sexual antes de que él eyacule dentro de ti.

6. Crea una fantasía. Mantén las cosas al rojo vivo mientras estás fuera de casa. Envíale por correo electrónico o mensajes de celular, frases incompletas de fantasías sexuales que tengas, y pídele que te las devuelva continuando las frases. Esto no sólo hará que al regresar a casa el sexo sea más interesante, sino que sacará a la luz fantasías con las que los dos sueñan.

7. Sé su esclava sexual. Durante un día tu hombre podrá darte cualquier orden y no te estará permitida ni una palabra de protesta. Ayúdalo a decidir qué debes hacer durante ese día, haciéndole estas tres preguntas: ¿cómo deseas que me vista?, ¿hay algo que desees ardientemente, aparte de mí, comida, bebida o lo que sea?, ¿necesitas alguna cosa para hacer realidad tus sueños, como algún accesorio para tu fantasías?

8. Reciprocidad. Todo lo anterior no es satisfactorio si tu pareja no hace lo mismo por ti.

Viagra para Todos


Hace tiempo que el Viagra, la famosa pastilla azul que sirve para combatir los problemas de impotencia, dejó de ser patrimonio exclusivo de los señores mayores. Jóvenes de todo el mundo han comenzado a utilizar la “droga de moda” por temor al fracaso en las relaciones sexuales o para asegurarse una buena “performance” luego de una noche de drogas o alcohol.

Además de revolucionar la vida de millones de personas con disfunción eréctil, el sildenafil, más conocido por su nombre comercial, Viagra, y sus competidoras, Cialis y Levitra, se han convertido en drogas pasibles de ser consumidas por toda clase de gente que lo único que quiere es potenciar sus relaciones sexuales.

Muchos jóvenes que no presentan ninguna disfunción sexual, han comenzado a recurrir a la pastilla azul para asegurarse una noche de placer y no quedar en falta ante la eventual compañera.

La nueva tendencia indica que, luego de una noche donde abundan las drogas o alcohol, los jóvenes optan por acudir al auxilio del Viagra, por temor a no funcionar en la cama de acuerdo a las expectativas propias y ajenas.

Uno de los nuevos perfiles de consumidor de Viagra es, entonces, el de los jóvenes que van a bailar y que luego de haberse excedido en el consumo de alcohol y otras drogas, tienen miedo de no cumplir con lo que se espera de ellos a nivel sexual. Algunos también toman la pastilla por precaución, para estar listos si la ocasión se presenta.

A veces el problema es más profundo y de origen psicológico. En estos casos, los chicos pueden llegar a consumir la pastilla para combatir su propia inseguridad y el miedo al fracaso que la situación les produce.

Buen Sexo


Son muchos los factores que pueden afectar nuestra sexualidad, entre ellos:

•Tranquilizantes, antidepresivos, diuréticos, anfetaminas, relajantes musculares, entre otros.
•Alcohol.
•Marihuana.
•Tabaco.
•Café.
•Exceso de trabajo.
•Tensiones, frustración y depresión.


En algunas mujeres, la menor elasticidad de la vagina y falta de lubricación, le ocasiona tal sequedad vaginal que el coito les resulta doloroso é incómodo, provocando en muchas de ellas rechazo.

En estos casos, además de la ayuda emocional debemos pensar en alternativas que le sirvan como lubricantes externos.

Uno de ellos es el aceite vegetal.

Evite aceites con alcohol, pues le irritarían la vagina. Tampoco use vaselina (derivado de petróleo) pues es muy soluble en agua y podría penetrar en la vagina y uretra, provocando irritación, y posiblemente infección.


Todos sabemos que un cuerpo elástico y bien tonificado es más saludable que uno "fofo" y débil.

Ejercitar los músculos de vagina, vientre y espalda ayudan a prolongar los años de placer sexual.

Teniendo buena tonicidad en los órganos pélvicos habrá menos dolor de espalda y mejorará la satisfacción sexual.

En conclusión, es necesario tener una vida sana para disfrutar del sexo.

Dormir en cuartos separados, la salvación de la pareja


La tendencia crece en los EEUU y destacan que ayuda a luchar contra ronquidos, desvelos o turnos laborales poco compatibles- La Asociación de Constructores de Casas advirtió que en 2015, los hogares tendrán dos habitaciones principales.

Recientes estudios aseguran que dormir en cuartos separados ayudaría a descansar mejor y alargar el matrimonio.

El sitio 20minutos.es publicó que cada vez más norteamericanos dicen adiós a su pareja de toda la vida y se van a dormir a la habitación de al lado, según un estudio de la Asociación Nacional de Constructores de Casas.

Desde la entidad aseguraron que para el 2015 un 60% de los hogares de nueva construcción tendrán dos habitaciones principales.

Así es que habría empezado a resquebrajarse la presunción de que dormir en habitaciones separadas es un síntoma de una relación que no funciona.

Molestos ronquidos, frecuentes visitas al baño, desvelos, requerimientos de los niños o turnos laborales poco sincronizados, son algunas de las situaciones que se evitarían con la creciente práctica.


Una Voz Sensual


Los hombres tienen una imaginación muy grande, más si se trata de algo erótico. Una forma muy simple de volcar totalmente su atención en ti es evocando tu imagen en su mente.
`

¿Cómo lo haces?

Muy sencillo, llámalo en el momento menos pensado y dile con tono agradable lo mucho que ansías que llegue el momento de verse e implántate en su mente con una frase atrevida y seductora. Él estará más que ansioso por verte y lo dejarás con el pensamiento ardiendo en llamas.

Frases que puedes usar para evocarle una imagen sexy:

“Estoy acalorada, desearía quitarme la ropa en plena oficina”

“Las medias que traigo puestas son tan suaves y sedosas que no puedo dejar de acariciarme las piernas”

“El sostén de encaje rosa con negro le sienta tan bien a mi cuerpo”

“Hoy amanecí entre las sábanas, totalmente desnuda”

“La ropa interior que traigo puesta es tan pequeña que ni la siento”

“Me eché tanta crema en el cuerpo, que siento que se me desliza la ropa”

Sé provocativa pero no explícita. Desnúdate en su mente pero no totalmente

Ellos también Fingen


Una investigación del sexólogo colombiano Alonso Acuña revela que el 13% de los hombres finge el orgasmo.

ES UNA CREENCIA generalizada y una realidad muchas veces confirmada, que la mujer tiende con frecuencia a fingir el orgasmo. Así lo demuestran diversos estudios que indican que entre el 50 y el 75% de las mujeres lo hacen. Un asunto en el cual los hombres han pasado de agache, a pesar de que ellos a veces también recurren al engaño para salir bien librados de sus faenas en la cama. "No me parece muy caballeroso ver que ella ya llegó mientras yo sigo ahí sin lograrlo -dice un soltero de 36 años-. Por eso algunas veces prefiero fingir, emitir algunos gemidos y luego ir rápido al baño a quitarme el condón para que ella no note que está vacío". Por lo general le sucede cuando ha tomado unos tragos de más, lo que corrobora el refrán que dice que "se demora más que polvo de borracho".


Un estudio del sexólogo colombiano Alonso Acuña -publicado en la revista brasileña de salud sexual y reproductiva Arquivos H. Ellis-, arroja luces sobre las razones por las cuales los hombres también fingen sus orgasmos. Tras analizar una muestra de 1.495 hombres colombianos entre 40 y 65 años, el investigador llegó a la conclusión de que el 13% de los entrevistados ha fingido orgasmos y por varios motivos. El 40% lo hace o ha hecho por lo que se conoce como inhibición eyaculatoria, algo así como "quiero pero no puedo", fenómeno que generalmente se explica por problemas de ansiedad, alcohol o edad avanzada. Y el resto, por un "puedo pero no quiero", que obedece a varios motivos, entre ellos evitar un embarazo, presumir o reservarse para otra ocasión u otra mujer.

Que las mujeres pueden fingir con facilidad el orgasmo no se debe a sus superiores habilidades histriónicas, sino a que en ellas el clímax no deja evidencia tan rotunda como la del hombre. Por eso el éxito de la simulación de un varón depende, en buena medida, de que use condón y evite ser cogido en flagrancia, de que haya convencido a su pareja de que es un maestro del sexo tántrico que puede controlar la eyaculación, o de que tenga eyaculaciones retrógradas -hacia adentro- como les sucede a hombres a quienes les han extirpado la próstata.

Deseo Sexual


El Dr. Samuel Janus, Profesor de Medicina y Psiquiatría de la Universidad de Virginia en Estados Unidos, realizó un pormenorizado estudio sobre las diferencias entre las mujeres que trabajan y las amas de casas con relación al sexo.

Según el especialista, el trabajo activa sexualmente, debido a que están acostumbradas a la dinámica de sus labores en competencia laboral.

Desarrollan un temperamento más agresivo, son más decididas, y le expresan a sus maridos o pareja, sin inhibiciones, qué quieren en la cama y cómo lo desean.

Las mujeres que trabajan fuera de la casa tienen más orgasmos y ven el sexo como una recompensa al trabajo según detalla el portal En Plenitud.

Además, consideran que hacer el amor es una actividad que debe ser compartida, a partes iguales, por los dos miembros de la pareja.

Por el contrario, las amas de casa sienten mucha ansiedad a la hora de hacer el amor, porque se preocupan más por satisfacer sexualmente al marido, con tendencia a sentirse insatisfechas ellas, considerando más importante el disfrute de su pareja.

Además, por las tareas hogareñas son menos propensas a la espontaneidad sexual, son más tradicionales y tienen más en cuenta las creencias religiosas a la hora de actuar en su vida íntima.

Como Excitarle


¿Cómo fomentar el deseo? Gracias a una atmósfera, a un ambiente erótico bien estudiado.

Respirar erotismo a tu alrededor embellecerá tus relaciones, aumentará tu placer e intimidad sexual. En la mayor parte de los casos, para conseguirlo no se necesita gran cosa, simplemente utilizar los medios adecuados...

Instala una luz ambiental adaptada en el salón o en la habitación: debe ser tamizada, cálida, más bien amarilla anaranjada o incluso roja. Importante: nunca azul o verde, que son colores fríos y poco propicios para la excitación.

Invierte en velas. Crean un halo de luz que incite a la intimidad. Si la vela se coloca encima de la mesa, con el resto de la habitación a oscuras, y os sentáis el uno frente al otro, os sentiréis muy cerca, juntos en un mismo círculo de luz.

En la habitación, elige colores cálidos, tejidos étnicos, brillantes, llamativos. Cortinas, alfombras, cojines... Huye como la peste del estilo "minimalista" o de un estilo " loft tendance depurado " metálico, frío y desnudo. ¡Es anti-erótico total!

¡Ponte guapa! Los hombres tienen un código de atracción erótico que pasar por los ojos. Su mirada reacciona ante la estética femenina. Decídete por ropa de colores cálidos, sexy, sugestivos, sin caer en la vulgaridad y sobre todo, que resalten tus puntos fuertes.

Maquíllate: los etnólogos dicen que el rojo de labios siempre tiene una resonancia erótica: tiende a representar el hecho de que los pequeños labios del sexo femenino se hinchen y enrojezcan con el deseo.

Sugiere: aunque la mirada es erógena, mostrar demasiado no lo es. No exageres demasiado a la hora de vestirte: un escote sugestivo que deje adivinar es mucho más erótico que una camisa completamente transparente que muestre sin misterio todo tu pecho.

Movimientos eróticos: la mirada no sólo afecta a aquello que es inmóvil, también capta los movimientos… Algunos gestos son muy excitantes cuando el resto del ambiente permite interpretarlos: pasa la lengua por sus labios, cruza las piernas, acaricia tu pierna con una mano, desabotónate un poco más la camisa…

Instala un espejo en tu habitación. Observarse acariciándose, puede estimular los ardores.

¿Dónde Está el Clítoris?


Muchas mujeres necesitan la estimulación del clítoris en la relación sexual y muchos hombres no tienen ni idea de donde encontrarlo.

Así que, aquí tienes unas cuantas indicaciones para solucionarlo.

No es un personaje encapuchado y misterioso (bueno, en cierta manera lo es, pero hablaremos de esto más adelante) que parece ser totalmente esquivo y sólo lo encuentran las parejas anteriores, sin embargo, si no lo encuentras pregunta.

Para los que necesitan directrices, es un pequeño brote rosa situado dentro del labio externo (labios vaginales) sobre la entrada de la vagina.

Aunque sólo puedes ver un pequeño brote rosa, debajo de éste se encuentra una masa de tejido eréctil y la base del clítoris es a veces el mejor lugar al que apuntar más que dirigirse directamente a la cumbre que, como hemos dicho hace un segundo, está directamente bajo la capucha clitoriana.

Una buena manera de empezar consiste en dar un suave masaje a los labios externos con dos dedos y luego hacer girar los dedos moviendo el clítoris (esto funciona igual de bien con la lengua o un vibrador). Tómate tu tiempo.

A muchas mujeres no les gusta ir directamente al grano, es decir, la estimulación directa del clítoris. Si quiere más estimulación directa abrirá las piernas, aprieta tu mano o levanta su pelvis.

También puedes estirar suavemente el clítoris entre dos dedos, no estás estirándolo realmente ya que normalmente es bastante difícil cogerlo, pero la sensación es buenísima.

A medida que se estimula, su clítoris puede desaparecer de la vista, escondido bajo los labios vaginales hinchados, pero aún está allí, no lo ignores.

La estimulación del clítoris combinada con caricias, es garantía de éxito, así que chicas, animar a vuestras parejas; y parejas, ya sabéis lo que tenéis que hacer.

Más Tabaco, Menos Sexo


Las mujeres que fuman tienen mayor riesgo de sufrir sequedad vaginal y atrofia genital, y de ver acelerada la menopausia y padecer disminución de los estrógenos a causa de esa adicción, indicaron especialistas españoles.

"El hábito tabáquico provoca arterosclerosis", lo que deriva una "disminución del flujo sanguíneo, que en la mujer aumenta el riesgo de sequedad vaginal y atrofia genital", dijo el director del Instituto de Salud y Medicina de la Mujer, Santiago Palacios.

El especialista emitió un comunicado tras el VII Encuentro Nacional de Salud y Medicina de la Mujer (SAMEN) realizado en Madrid.

Todo ello, "acelera y/o agrava de forma importante la falta de deseo sexual en la mujer o trastorno del deseo sexual hipoactivo, patología de la sexualidad más frecuente en la mujer", señaló.

Dicha enfermedad, agregó Palacios, es la que "más empeora su calidad de vida y sobre la que más consultan al ginecólogo", informó hoy la agencia Europa Press.

Aunque la disminución del deseo sexual en las mujeres es de origen psicológico, hormonal o una combinación de ambos, el tabaquismo "aumenta el riesgo de la falta de deseo sexual", alertó también María Ángeles Planchuelo, titular de la Sociedad Española de Especialistas en Tabaquismo, en el mismo comunicado.

Planchuelo señaló que "la falta de conciencia del riesgo, el miedo a subir de peso y el convencimiento de que los cigarrillos light son menos dañinos, son las justificaciones más usuales que mantienen a la mujer en el hábito conducta y dificulta su abandono".

Las 50 mentiras de los hombres


1. Este año si me pongo a estudiar.
2. No te va doler.
3. Un momento y nos vamos.
4. Justo te iba a llamar ahora
5. Por mi madre que nunca más vuelvo a beber.
6. YO?...Con esa??...NUNCA!!!!!!! NI BORRACHO!!!
7. El profe me tiene manía.
8. ¿Que te debo algo?...ni me acordaba.
9. Perdimos por el árbitro.
10. Pasé el semáforo en ámbar (amarillo).
11. Ponlo tú que mañana te lo pago.
12. Te lo juro por mi madre que te lo mandé.
13. No, no te preocupes;...yo te llamo.
14. Ayer estaba enfermo.
15. El día 1 dejo de fumar.
16. Se me perdió tu número de teléfono.
17. Veo si tengo correo y me desconecto.
18. Justo estaba pensando en ti.
19. Solo somos amigos.
20. Se cayó solo y se rompió.
21. Pero si yo estudié esta vez!!!
22. Me gustaste desde la primera vez que te vi!
23. Sí, sí ¡yo voy.......seguro.....
24. Te queda muy bien!!!!
25. Te juro que no se lo voy a contar a nadie.
26. El lunes empiezo la dieta.
27. Sí, salí con ella, pero no paso nada.
28. Tienes los ojos más lindos que vi en mi vida.
29. Yo?..Ir a esos lugares?...Nunca!
30. Sí, choqué, pero la culpa la tuvo el otro.
31. Borracho, borracho nunca estuve... solo un poco alegre.
32. En serio que Playboy tiene una Web?
33 No, no tengo teléfono...pero dame el tuyo que yo e llamo.
34. Te estuve llamando, pero comunicaba.
35. Qué pena que no fuiste. Fue increíble!!! Como nos lo pasamos¡¡
36. Jamás te olvidaré.
37. Llámame en cinco minutos que estoy en una reunión.
38. Mis ojos están rojos porque estoy resfriado.
39. Es la puntita nada más mi amor.
40. A uno de mi pueblo también le pasó
41. No escuché cuando sonó el móvil, debe ser que me quedé dormido.
42. Hola, ¿papá? Que me quedo a dormir en casa de un amigo.
43. Mañana te traigo tus CD's...
44. Dame tiempo... tengo que aclarar mis ideas.
45. Se me perdió tu correo, a ver, dámelo.
46. Ve con calma, yo te cuido a tu chica.
47. Yo a ella la veo como amiga.
48. Yo y mi ex ahora somos amiguísimos.
49. Cuando me case nunca más voy a mirar a otra.
50 Te querré siempre.

7 Secretos para Ellos


Qué mejor que ellas para saber lo que verdaderamente necesitan de los hombres? ¿O acaso hay que preguntarle a los chicos cómo se es un gran amante? No, la respuesta a todo la tienen ellas, como siempre.

Por eso, el sitio Terra realizó una entrevista a cinco mujeres profesionales de entre 26 y 31 años para saber cuáles eran las características ineludibles que los hombres deberían tener a la hora de la intimidad.

1 - Sin ningún tipo de pudores
El hombre en cuestión debe estar dispuesto a todo. Se debe permitir probar y liberarse. Lo peor para ellas es que sea una persona rutinaria y que no se anime a más, que no explore los rincones más secretos suyos y los de su pareja.

2 - Basta de egoísmos
En la mayoría de las relaciones los hombres suelen priorizar su placer por sobre el de ellas. Un buen amante debe ser aquel que se preocupe en darle "beneficios" extra a su pareja. El placer debe ser compartido.

3 - Tiempo al tiempo
La atención necesaria para concentrarse para que un encuentro sea inolvidable es vital para que todo salga perfecto. Por eso, no hay apuro en acelerar nada. El reloj debe ser uno de las primeras cosas que se tienen que eliminar de la vista. Para tener buen sexo no hay que tener los minutos contados, a no ser que se trate de una aventura.

4 - Que sepa hablar y escuchar
Algo bien característico de las mujeres es que les gusta hablar, ¡cómo no! Y por eso a ellas las erotiza tanto que el "macho" que tengan a su lado sea un buen conversador, interesante, aunque no "un plomo". Pero sobre todo que sepa escuchar e interesarse en lo que ellas dicen. Quien va directo al grano, por el contrario, no es muy sexy que digamos.

5 - Mezcla de romántico con pasional
Un mix fantástico y que nunca falla es la posibilidad del hombre de saber combinar frases y piropos bien elegidos, pero muy instintivo y "animal" a la hora de acercarse sexualmente. Es decir, que su excitación sea tal a la hora del abordaje que se note en el aire. Ojo, una cosa es ser instintivo y otra cosa es ser un bruto.

6 - Los besos y las caricias, básico
Un beso decidido y bien dado es fundamental para encender los primeros momentos de la pasión entre dos personas. También el saber tocar con delicadeza es algo que no todos los hombres conocen, pero a lo cual ninguno debería dejar de ponerle atención. Los besos y las caricias son el preámbulo perfecto para que ellas pierdan la cabeza de excitación.

7 - Saber esperar el clímax
Estar preparado para esperar cada uno su turno. Según ellas mismas dijeron en este informe, el buen amante es aquel capaz de esperar para ser simultáneos a la hora del orgasmo, o incluso esperarla para llegar al clímax después. Este punto es básico para demostrarles que se está preocupado por lo que ellas sienten y experimentan.

Super Orgasmo


¿Cansada de no llegar nunca a un superorgasmo?, ¿Quieres dejar a tu chico sin aliento? Te descubrimos la clave; haz gimnasia sexual.

Hacer gimnasia sexual suena poco romántico, ¿verdad? Pero para muchas mujeres es un ejercicio fundamental ¡Todo sea por el placer!
Todas hemos practicado alguna vez la gimnasia, ¿pero que hay de la gimnasia sexual? Hacer ejercicio para poner nuestro culo firme, reducir ese michelín, y presumir de cuerpo está muy bien, pero ¡cuidado!, nuestra parte más íntima también necesita ponerse en forma. Además, aunque cueste de creer, los beneficios que se consiguen son muy placenteros y sobretodo muy agradables ¡Descúbrelos en Nosotras!

Vivimos más sensaciones: cuando se trabaja los músculos de la zona sexual, se consigue más sensibilidad y por tanto la sensación de placer es mucho más intensa.

El orgasmo más fácil: aunque te cueste de creer, practicar la gimnasia sexual es un de las recomendaciones que se dan a las mujeres que les cuesta llegar al orgasmo. Si quieres vivir un superorgasmo, no lo dudes y pon a funcionar tu parte íntima. Con este tipo de gimnasia podemos llegar a controlar mejor el orgasmo.

Placer intenso para él: cuando trabajas la zona sexual, aprendes movimientos muy sencillos pero que resultan 100% efectivos. Aprendes sobretodo a contraer y apretar la vagina más fácilmente alrededor del pene. Esta caricia tan interior es una bomba explosiva de placer para tu chico.

No te lo pienses más. A partir de hoy empieza a practicar la gimnasia sexual y disfruta de unas relaciones más placenteras.

Las cosas que las mujeres nunca deben hacer en el amor


Tanto hombres como mujeres suelen caer en errores o actitudes involuntarias que lo único que hacen es complicar el desarrollo placentero de la relación sexual.

Ya hablamos de lo que los hombres deben evitar en la cama. Ahora, es el turno de enumerar lo que ellas no deben hacer, y las cosas que a ellos les molestan.

1. Hacerse rogar: Si llegaron hasta ese punto, de nada sirve poner trabas. Además, no pueden negar que a ellas también les encanta el sexo.

2. No dejar que las miren: A los hombres los excita verlas sin ropa, a pesar de que no posean un cuerpo de supermodelo.

3. No decir lo que les gusta: Para los varones, no hay nada mejor que saber exactamente qué deben hacer para que ellas gocen.

4. Hablar, hablar y hablar: No hay hombre, por comprensivo que sea, que aguante un discurso cuando lo único que quiere es mirar el techo.

5. Poner mala cara si terminan rápido: Las mujeres no deben ser aguafiestas. Si la performance de la pareja no fue la mejor, ya vendrán otras jornadas. Y si no vienen, lo mejor sería cambiar de compañero.

6. Desmaquillarse antes del sexo: Tomarse un tiempo para sacarse la pintura y llegar con la cara recién lavada no es nada excitante. Créanme: a los hombres le fascina el rimel corrido.

7. No estar depiladas: Si bien a algunos no les molesta, la mayoría imaginan que están con un compañero de trabajo si rozan unas piernas peludas. Tampoco hay que exagerar, sólo basta un poco de cuidado.

8. Decir que todos son iguales: Ese lema socialista les cae como una patada. No hay hombre que aguante eso de que no lo hace mejor o que es no es más divertido que el prójimo.

9. Comparar sus medidas: Aunque a las mujeres les importe, siempre deben decir que no es relevante. Si el miembro masculino es grande, ellos no se harán problemas, pero si no es así...

10. No tener iniciativa: A los hombres todo les parece poco. Por eso, desfallecen por la innovación y festejan cualquier salida de la rutina.

11. El dolor de cabeza: Como al pastor mentiroso, ya ninguno les cree, aún cuando sea cierto.

12. Fingir orgasmos: Los hombres no son tontos. Hay muchos que no se dan cuenta, pero otros lo detectan. Aunque si son educados, harán que no se dieron cuenta.

13. No tocarlos: Ellos también se derriten con las caricias, sobre todo donde más les gusta.

14. “Calentar la pava”: Odian a las mujeres que, después de encenderlos, los dejan a su suerte.

15. Frenarlos para revisar la agenda: Los hombres suplican a las mujeres seriedad: si ese día no se puede, decirlo antes de comenzar con el roce.

16. Negarse al sexo oral

Enamorada del más fuerte


Los antropólogos dicen que la mujer no busca un hombre cariñoso y sensible, sino duro y agresivo que le dé seguridad y protección.

¿Sabías que hace millones de años las hembras se juntaban a los machos más robustos y violentos? Los antropólogos aseguran que también actualmente a las mujeres nos atraen los hombres con orígenes parecidos a los de los simios. Dicen que no buscamos hombres cariñosos, atentos y sensibles, sino que nos sentimos mejor junto a tipos duros y agresivos que nos brinden seguridad y protección. ¿Tú qué opinas?
Pocas oportunidades para los débiles

El prestigiado antropólogo estadounidense Richard Wrangham no confía mucho en las mujeres que describen a su príncipe azul o al amor de su vida como alguien sensible y dócil, ya que "este tipo de hombre se queda fuera porque no resulta protector; las mujeres quieren a alguien que pueda cuidarlas contra la violencia de otros hombres, que tenga capacidad de resistencia, que garantice la procreación y que viva muchos años".

Los antropólogos aseguran que si el hombre no tiene algunas facultades de simio masculino, de poco le sirven el romanticismo, la caballerosidad y la galantería para seducir y conquistar a una mujer. Según Wrangham, una evidencia de esto la puedes ver en cualquier bar: "los más fuertes siempre se rodean de admiradoras, mientras que los que se autocompadecen y se muestran débiles acaban solos en la barra".

Consejos para tener una buena noche en pareja


La rutina que llevamos todo el año hace monótona la vida sexual que tenemos con nuestra pareja. Pero no hay que desesperarse: aún estamos a tiempo de revertir las relaciones sexuales aburridas y probar nuevas técnicas para una noche súper romántica.

El portal chileno Terra da algunas recomendaciones que no pueden fallar a la hora de sorprender a nuestro hombre en la cama.

- Sentirse sexy: existen cientos de maneras para lucir sensual y atractiva. Ropa interior, ligas o un buen par de zapatos taco alto colorados son una apuesta segura para ratonear a tu chico.

- Desnúdate frente a tu pareja: es una manera de empezar a juguetear con tu pareja. Lo ideal es hacerlo lentamente y con movimientos sensuales.

- Un baño de burbujas con agua tibia y espuma aromáticas enciende la pasión.

- Masajéense uno al otro con aceites especiales que entibian la piel.

- Caricias y más caricias en las zonas más erógenas del cuerpo: cuello, pezones, las plantas del pié y cerca de los genitales. Es bueno hablar con tu pareja sobre en qué parte más te gustan sus caricias y masajes.

- Vendale los ojos a tu pareja con un pañuelo de seda color oscuro. Utilizar la lengua es un plus que no falla. El hielo produce un cambio de temperaturas que provoca mucha excitación.


Orgasmo genético


Un reciente estudio asegura que la dificultad de la mujer para llegar al orgasmo no es sólo cultural, sino también genética.

¿Sabías que tu capacidad de lograr un orgasmo está determinada en parte por tus genes? Así lo ha demostrado un reciente estudio londinense, publicado en la revista británica Biology Letters, que asegura que la dificultad de la mujer para llegar al orgasmo no es únicamente cultural, sino influida también por sus genes.

Si eres una mujer a quien se le dificulta o no le es posible tener un orgasmo, este estudio tal vez te quitará la sensación de culpa o de presión. Sin embargo, esto no significa que si heredaste unos genes desafortunados no puedas lograr un orgasmo, sino solamente que tendrás que hacer más esfuerzos y tener más paciencia para llegar a éste.

El estudio, aplicado a más de 4,000 mujeres, tomó en cuenta una variedad de factores que pueden influir en el orgasmo, concluyendo que las dificultades de las mujeres para lograr un orgasmo son genéticas con el acto sexual en un 34% y con la masturbación en un 45%.