jueves, 20 de diciembre de 2007

Leche y Cutis: el semen mejora la piel?

Los efectos benéficos del semen sobre el cutis (teóricamente producidos por las proteínas que contiene) no han sido comprobados por estudios científicos serios. De todos modos las mujeres que dicen haber notado cambios favorables en lo referente a la suavidad de su piel lo que han hecho no es precisamente beberlo sino colocárselo como si fuera una crema.

La historia de la célebre reina Cleopatra que solía hacerse baños de semen justamente con el objetivo de mantener su piel sana ha alimentado este mito al punto de que se encuentran en el mercado productos a base de semen de animales (como por ejemplo el toro) que supuestamente tiene propiedades cosméticas.

En resumen si bien el semen no perjudica a la piel tampoco está demostrado lo contrario, y si lo que deseas es mejorarla lo más indicado es utilizar productos comprobados científicamente, de hecho existen muy buenos productos que incluso son recomendados por los médicos dermatólogos.

No puedes dejar de tener en cuenta que el semen de un hombre con una infección de transmisión sexual es vehículo de contagio, y su contacto con heridas en tu piel puede ser riesgoso.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hace tiempo tuve una novia a la que alguien le contó que tragar semen era bueno para la piel y la verdad es que la tenia fantástica.
Ya os podéis imaginar que yo era feliz, cuando llegaba al orgasmo ella siempre tomaba mi sexo, hiciéramos lo que hiciéramos, y no dejaba escapar nada.
Lo cierto es que con el tiempo termine por sentirme una vaca y me aburrí. Aquello satisfacía mis viejas fantasías pero termino pareciendo una obligación.
Lo bueno es que ahora no busco desesperadamente una felación y si viene fantástico pero no he vuelto a pensar en que una chica sea una estrecha por no estar todo el día amorrada. Quizás sea una opción para matar las neuras de las parejas masculinas, una sobredosis de felaciones, je, je.
En fin una bonita piel no se si compensa la perdida de imaginación y espontaneidad que precisa el sexo.